Archivo de la categoría: 1 Ser noájida

Parashá Koraj: Ínfulas de grandeza

Arrogante Nota
La parashá se dirige a los noájidas para tomar conceptos judaicos y aplicarlos a nuestras vidas, pero no a la usanza judía sino respetando nuestra identidad. El estudio de la Torá debe de ser para lo que ataña a nosotros y no debe de ahondar en temas vedados. Asimismo, no se recomienda que las personas estudien sin la guía de un maestro idóneo.

Esta semana el pueblo judío leyó en la diáspora la parashá Koraj (Coré), la cual, al igual que la de Shelaj Lejá, tiene en común el ilustrar que el EGO no solo ataca a personas sin educación o con demasiada educación, espirituales o no espirituales, sino a todos en general.

El yetzer ha rá, el impulso hacia lo negativo, surge en el momento menos esperado y ninguno está exento de sus ataques. En la parashá de la semana pasada fueron los espías quienes se sintieron minimizados por haber sido ignorados por los habitantes de la tierra prometida, y esto los llevó a mentir sobre lo visto, con la nefasta consecuencia de retardar la entrada del pueblo israelita a la tierra prometida por cuarenta años.

Ahora le corresponde el turno nada más y nada menos que al primo de Moshé, Koraj, quien comienza una diatriba sin mucho sentido para reclamar el hecho de no habérsele dado el lugar correspondiente, de acuerdo a su propia percepción, pues por medio del espíritu santo (Ruaj HaKodesh) en él, Koraj observó que sus descendientes serían grandes hombres de mucho prestigio y él se sintió ignorado y puesto a un lado.

Las ínfulas de grandeza no solo afectaron a Koraj, nos afectan a todos a diario, judíos y no judíos, creyentes o ateos. La razón es muy sencilla, ninguno de nosotros está exento de los ataques del EGO. Hay algo muy interesante en la reacción de Koraj, su ímpetu e ínfulas se dieron porque presenció un acontecimiento futuro, o sea, se desconectó de la realidad, dejó de vivir en el aquí y en el ahora y al perder consciencia del presente, se enfrascó en un futuro del cual no tenía parte en los términos que él deseaba, mas su sed de grandeza y ansias de rendición de pleitesía por parte del pueblo, pudieron mucho más que el sentido común y el agradecimiento al Eterno por las bendiciones dadas por Di-s a este personaje; después de todo, Koraj era uno de los hombres más ricos de la nación.

En muchas ocasiones nos enfocamos en lo no tenido y olvidamos lo que tenemos. Ignoramos intencionalmente las bendiciones de tener un techo, un plato de comida y una familia que nos ama, y nos obcecamos con el auto de modelo más reciente del vecino, los cinco centímetros más de estatura de nuestro primo, la casa más grande de nuestro compañero de trabajo y las parejas de portada de revista de los miembros de la farándula.

No obstante que el mundo material está lleno de contradicciones, nos aferramos al absurdo de lamentarnos por lo faltante a nivel físico, a pesar de tener lo necesario para vivir y obviamos lo que sí tenemos. Si Koraj erró por soberbio, muchas veces nosotros no nos quedamos muy atrás de él.

A pesar de que todos estamos sujetos a los ataques del EGO, quien es líder tiene una responsabilidad mucho mayor para con su pueblo, pues si ocupa una posición de liderazgo se supone es porque posee las destrezas para ello, incluyendo la consciencia de ser un mandatario y no un mandante, o sea, el líder es un apoderado, es a quien se le ha encomendado una tarea, y sus jefes son el pueblo el cual le delegó ese poder, no al revés.

Muchos en posiciones de liderazgo ostentan el poder y lo ejercen despóticamente en su propio beneficio y atropellando al pueblo. Si queremos paz y armonía, debemos de comenzar por exigir líderes de calidad, personas sin ínfulas ni aspiraciones faraónicas, para de esta manera asegurarnos que quienes nos guíen lo hagan con compromiso hacia el pueblo y no de manera egoísta, como ha sido la norma a lo largo de la mayoría de la historia, pero, para lograr ese objetivo, debemos dejar nosotros mismos nuestras ínfulas de lado.

Si tenemos a faraones gobernándonos es porque los hemos colocado ahí, pues nosotros mismos aspiramos algún día a ser faraones y esto se refleja en la manera y tipo de personas a quienes delegamos el poder para gobernarnos, ya que el acto de colocación de un déspota en el poder es una conducta refleja de nuestro verdadero sentir como individiuos. Te dejo con esta reflexión del autor José Ingenieros:

“Un ventrudo sapo graznaba en su pantano cuando vio resplandecer en lo más alto de las toscas

    a una luciérnaga. Pensó que ningún ser tenía derecho de lucir cualidades que él mismo no poseería jamás. Mortificado por su propia impotencia, saltó hasta ella y la cubrió con su vientre helado. La inocente luciérnaga osó preguntarle: ¿Por qué me tapas? Y el sapo, congestionado por la envidia, sólo acertó a interrogar a su vez: ¿Por qué brillas?”

¿Qué enseñanzas se pueden extraer de esta fábula? ¿Por qué la envidia nos surge cuando observamos a alguien a quien consideramos mejor que nosotros? ¿Qué podemos hacer para evitar ser como Koraj o el sapo de la fábula? Me encantaría que compartas tu punto de vista en la sección de comentarios. ¡Feliz semana!

Shiny_The_Firefly_Background_Toad_and_Shiny

¿Noajismo secular?

El noajismo no es una religión, es una filosofía y un estilo de vida que antecede al judaísmorodin-the-thinker

El ateísmo está de moda, ¿o es que realmente la gente es atea? No me queda la duda de que muchos sí serán ateos y que no creen en un dios, sin embargo, hay muchos que arremeten contra un dios que dicen que no existe, pero parten de una hipótesis que “si existiera…, pero como no existe, entonces…”. La negación de algo muchas veces puede constituir la afirmación inconsciente de que uno sí cree en lo que afirma negar.

La mente es tan complicada, que muchas veces por medio del lenguaje no verbal se conoce mucho más a la personas que por lo que la persona exprese con palabras. Si bien es cierto que el noajismo fue preservado por los judíos, puesto que ninguna otra nación lo hizo, y que ahora son los judíos los que comenzaron a hablar del tema nuevamente desde hace un par de décadas atrás, por medio de la difusión masiva, lo cierto del caso es que las reglas noájicas como tales, llámeseles como se les quiera llamar, no son, ni han sido, religiosas en ningún momento.

Es cierto que hay muchas personas que asumen al noajismo al modo religioso aunque para sí mismos digan que no es una religión, empero, la forma en que abordan al noajismo es igual como si fuera una religión, lo único es que monoteísta, pero eso no le quita que se dé con resabios evidentemente religiosos.

El noajismo no precisa siquiera de creer en Dios, sino que lo que precisa es que la persona se comporte de manera que no se haga daño a sí misma y que pueda vivir en sociedad, no precisa de rezos, cánticos, alabanzas, celebraciones sabáticas, etc., cosas que son del judaísmo, que es distinto al noajismo, pero que parece que las personas que dicen haber adoptado un modo de vida con leyes noájicas, confuden muchas veces la sencillez del noajismo con la complejidad del judaísmo, y mezclan las dos filosofías para crear una especie de sucursal del judaísmo, con elementos judaicos, pero con la holgura del noajismo, cosa que no debería de ser así, pues, o se es judío, o se es nóajida, pero no se puede ser las dos cosas.

Al existir tanta amplitud dentro del noajismo, no se precisa de reglas estructuradas a la usanza de una religión sino que, por el contrario, la libertad y la autonomía del noájida, hace del noajismo una forma atractiva de vida, pues aunque los judíos enseñan desde la Torá muchos conceptos de vida que los noájidas utilizan, no es preciso ni obligatorio que un noájida estudie la Torá, es más, es recomendable que no lo haga, salvo que tenga la supervisión de un judío docto en Torá, pues de otra forma sería igual que ir a clases de ingeniería y que un abogado las imparta.

Así pues, hay noájidas que caen en el aspecto religioso y que no han comprendido que el noajismo no es religioso, no puede ser una religión porque no precisa de los elementos estructurales de una religión y, por lo tanto, no debe de ser visto como tal. Para los que nos adscribimos a la corriente más secular, el noajismo es atractivo precisamente porque no nos impone siquiera creer en un dios, simplemente que hagamos las cosas bien, contrario a las religiones que sin importar su denominación, son impositoras de preceptos y costumbres que se deben de seguir, so pena de quedar fuera de la comunidad religiosa.

No se necesita entonces ser prosélito con el noajismo, porque al no ser una religión sino un modo de vida, las personas son las que deciden si lo siguen o no. Evidentemente que las personas de mayor capacidad intelectual escogerán respetar las reglas acuñadas en el noajismo, por el simple hecho de que son sencillas y completas y satisfacen en gran medida, los principios básicos que deben de servir para estructurar un ordenamiento jurídico justo y equilibrado.

Las fantasías infantiles de las varitas mágicas y los decretos de prosperidad

Sormick`

El EGO puede jugarnos malas pasadas cuando nos hace creer que somos todopoderosos o por lo menos brujos al estilo de Harry Potter.

Es muy común ver ahora en las redes sociales y en ciertos grupos “esotéricos” o “espirituales”, la declaratoria de que van ser multimillonarios, que tendrán a determinada pareja, etc. Ahora las redes sociales están inundadas de esos “oráculos” y “magos” que piensan que con “oración” y concentración máxima obtendrán las cosas como si se tratara por arte de magia.

A veces la realidad puede ser tan dolorosa y difícil para las personas, que piensan que con pociones mágicas y hechizos van a poder lograr las cosas; dejan de lado el hecho de que si quieren una buena relación de pareja, deben de comenzar por mejorar ellos mismos, que si quieren tener dinero, deben de trabajar muchas horas y sacrificar muchas cosas para poder tenerlo, y no se ponen a pensar, que inclusive el tener dinero no es que haga la vida más sencilla, pues a la par del dinero vienen las envidias de las personas, los estafadores que buscarán despojar a las personas de sus bienes, etcétera.

Hay quienes se van al “Feis” y “decretan” treinta días, trescientos sesenta días… de prosperidad y abundancia, como si con esas soluciones instantáneas realmente se lograran las cosas. Luego nos preguntamos el por qué hay tantos divorcios, asesinatos, estafas, etc. La gente anda frustrada por la vida porque vive en un ensueño, piensan que eventualmente obtendrán la felicidad absoluta, y no se dan cuenta que esa felicidad absoluta no es sino un ideal que nunca se podrá alcanzar, y que mientras tanto los años pasan y la vida se les va de entre las manos.

Está bien que quieras ser feliz, está muy bien que quieras ser próspero, pero lo que no está bien es que pienses que hay caminos rápidos a la prosperidad, o que ya porque “decretas” todas esas maravillas en tu vida, que entonces se van a dar.
Amigo lector, no caigas en esos juegos pueriles de quienes viven desconectados de la realidad con altas dosis de Disney y pocas dosis de realidad. Su vida se basa en idealizar personas u objetos perecederos, que cuando cumplen su función y dejan de existir o simplemente se van, las personas caen en estados de depresión severísimos y piensan que el mundo se les vino encima.

No existe una panacea ni una pomada canaria para vivir una vida de felicidad eterna en este mundo, lo que sí existe es la actitud que nosotros adoptemos hacia las circunstancias. Tampoco se trata de suprimir las emociones o ignorarlas, porque eventualmente saldrán, quizás no por medio de unas lágrimas sinceras, pero podrían darse sintomatizaciones a nivel corporal, como úlceras, infartos, etc.

En vez de buscar soluciones rápidas y conyunturales, busca soluciones a largo plazo, trabaja en ti mismo con esfuerzo y dedicación y no caigas en el juego del EGO de buscar la cultura del microondas, que lo que busca es generar vacíos en las personas para que sean llenados con bienes y servicios que quizás no ocupemos en realidad, pero que por esas falsas necesidades que el sistema y nosotros mismos nos creamos, contribuimos a seguir incrementando la cultura del microondas.

El seguir las Siete Miztvot no es un juego

El noájida consciente de su identidad, debe de ser un referente moral para la sociedad y para quienes le rodean.

Hay cosas que la Ciencia simplemente en esta fase incipiente no puede explicar, tenemos paradojas con la física cuántica, multiversos y ahora cambios en los genes que pueden permitirle a un paciente recibir un transplante de médula ósea de su propia médula, reduciendo así las posibilidades de rechazo.

Sin embargo, como los seres humanos somos seres multidimensionales, no nos podemos enfocar solo en un aspecto de nuestros planos de inmanencia sino que debemos de enfocarnos en todos a la vez, so pena de parecer como los científicos que se encierran en su propio mundo y no lidian con la realidad, o el hedonista que solo vive para satisfacer sus placeres físicos y nunca se inclina por aprender acerca de la vida.

El embarcarse en el noajismo implica un cambio de vida sustancial, como a mayor conocimiento mayor es la responsabilidad, así el noájida se convierte, no solo en un líder sino también en un referente moral. La responsabilidad que viene aparejada con la libertad, diferencia al noájida de las otras personas en que el noájida no tiene como excusa el desconocimiento de las leyes, pues las leyes son simples, pocas pero contundentes; de seguirse estas leyes al pie de la letra, las tasas de criminalidad disminuirán considerablemente, no habría la cantidad de divorcios que hay, entre otras muchas cosas que suceden y que tienen como origen al EGO.

Así es, ese sentimiento instintivo que nos lleva a gritar, lloriquear, patalear y, eventualmente, cuando estos mecanismos fallan para atraer la atención deseada o los fines perseguidos, la desconexión de la realidad. Algunos tienden a confundir la libertad con el libertinaje, y no comprenden que la libertad va de la mano con la responsabilidad, quien es realmente libre, es también realmente responsable, no pone excusas para no hacer las cosas, reconoce los errores pasados, asume el compromiso de corregirlos y de no volver a errar.

El efecto resorte que tiene el EGO, es decir, que las personas tratan de suprimir los impulsos primitivos en vez de dejarlos ir, es lo que lleva a que muchas personas terminen cayendo en los mismos errores del pasado, que es precisamente lo mismo que pasa cuando uno encoge un resorte e intenta sostenerlo por cierto tiempo; eventualmente nos cansaremos de sostener el resorte encogido, y cuando lo soltemos, el resorte se estirará violentamente y volverá a su posición original, o inclusive se podría estirar más.

Quien escoge seguir las reglas del noajismo, debe de comprender que lo aprendido en las doctrinas religiosas no le va a servir a la hora de controlar al EGO, pues las religiones enseñan a suprimir los instintos en vez de dejarlos ir poco a poco. Es el resultado de la cultura del microondas donde queremos las cosas ya, para realmente lograr un cambio profundo y duradero se ocupa de la consistencia y del tiempo; no se logra con dietas milagrosas ni con soluciones esotéricas exprés. Por eso, quien desee aprender la belleza del noajismo, debe de tener en cuenta que está asumiendo una gran responsabilidad, y que debe de actuar con toda la probidad del caso, pero para ello, debe también dejar ir esos resabios que en algún momento aprendió de las religiones y de las formas erróneas en que éstas tratan de regular el comportamiento humano.
5page_img1

¡Por los milagros y favores!

poppy-100572_150

No es fácil hablar a otros cuando están enfermos, cuando atraviesan por la difícil  perdida de un ser querido, cuando existen situaciones que emocionalmente los desestabiliza, cuando apremia el miedo, el dolor o la impotencia; ser asertivos en ocasiones no parece ser el fuerte de todo el mundo, pese a las buenas intenciones, a veces no sabemos ¿qué decir, o qué hacer? para intentar afrontar  una situación en la que nosotros mismos no sabríamos como actuar.

La enfermedad, por ejemplo suele tocar las fibras y las emociones de aquel que la tiene, y junto a él de las personas que le rodean, el dolor físico no es fácil para quien lo padece, pero podría decir que  el dolor más grande surge cuando la impotencia nos muestra la fragilidad del ser humano en todo su esplendor, nuestro limitado o nulo poder para controlar la vida y la muerte, precisamente la enfermedad suele ponernos cara a cara con uno de nuestros miedos básicos:  el miedo a la muerte.

Hace tres meses fui sometida a una intervención quirúrgica para tratar una MAV (malformación arteriovenosa cerebelosa), catorce años atrás había reventado y comprendía perfectamente lo que significaba que siguiera allí, para esa fecha estaba creciendo, y venía causándome dolores de cabeza permanentes.   Comprendía el riesgo que corría, porque hasta entonces cada vez que entraba a un consultorio y un médico me preguntaba por mi historia clínica y si había sido operada, yo comentaba o  mostraba mis exámenes, me miraban sorprendidos, para ellos era un milagro, ¡doble!: además de estar viva,  no tenía secuelas.  No quiero entrar en detalles porque la historia es larga, pero me ha dejado grandes y profundas enseñanzas, espero compartir algo de ellas.

 

Claro que tuve miedo, claro que salieron a flote todas mis emociones, llore muchas veces en privado, y el dolor me recordaba constantemente la bomba de tiempo que tenía en mi cabeza, reconocía mi impotencia.

Creo que  en medio del no saber cómo actuar, y de intentar no perderse en las respuestas del Ego, es posible que aparezcan esos famosos insight, que  para mí son quizás los susurros de nuestra alma que finalmente pueden ser oídos,  pese al ensordecedor grito de nuestro Ego que intenta controlar una situación, aparece entonces eso que nos brinda alternativas, que nos da una pequeña luz para emprender una acción concreta,  en mi caso ver el lado bueno era maravilloso, porque con tiempo supe que había algo que podría cortar mi vida instantáneamente,  y por esa misma razón podrían buscarse alternativas que  gracias a la ciencia y a los avances tecnológicos hoy ofrecen una  posibilidad de tratamiento, y aunque también había riesgo, tener algo en mi cabeza a punto de reventar era quizás un riesgo que años atrás me habían marcado, así que era preciso admitir que no podemos controlarlo todo, y que sólo podemos actuar en eso que nos es posible, seguir un tratamiento,  someterse a una intervención quirúrgica, atender a las recomendaciones médicas, y hacerlo en el momento.

No podemos decidir si saldremos de la operación, si el médico será el mejor,  si el procedimiento será un éxito, solo podemos decidir entrar,   emprender esa marcha para hacer lo que podemos.

Hace 14  años no tuve la opción de decidir si operarme o no, me operaron porque era una situación de emergencia, ya había reventado y tratarían de salvarme la vida,  y es ese mínimo o casi nulo de posibilidad de sobrevivir el resultado fue exitoso al 100%, pero esta ocasión debía tomar la decisión, en la que corría contra el reloj,  no era algo que pudiese tratar mediante medicamentos, el primer médico me dio dos alternativas optar por tratarla o  en sus palabras “pegarse a un dios y  pensar que no pasará nada”,   el riesgo era alto,  pero finalmente era yo quien debía tomar la decisión,  él me remitió a otros médicos para mirar las opciones de tratamiento.  Para ellos en cambio había que tratarlo sobre todo tras mirar la historia clínica, así que luego de mirar las alternativas, de escuchar atentamente las observaciones médicas, de revisar personalmente información referente a los tratamientos, sentí alivio al saber que tenía un chance.  Pese a la decisión el miedo apremiaba y  con un nudo en mi garganta, con lágrimas en mis ojos, con mi esposo mirándome sin saber que decir ni que hacer, le dije al médico que había aprendido que: lo que está en nuestras manos hacer debemos hacerlo, pensé en que quería vivir otro tiempo, en que quería ver a mis hijos más grandes y menos dependientes de mamá y papá,  también  que ya había vivido lo que tenía, que ya había tenido oportunidad, que el tiempo vivido había valido la pena, pero sentía que quizás todavía habían cosas pendientes. 

Tuve la oportunidad de despedirme de mi esposo,  de confiarle a él mis deseos si faltaba y aproveche para decirle  lo feliz que me sentía por haber compartido este tiempo de crecimiento juntos, confesé que pese a mis lagrimas si me iba lo haría feliz, porque no sentía que tuviera sueños que no hubiese cumplido, pero … aun allí nuevamente  lloré por mis hijos porque aun están pequeños, porque tenía miedo, ya saben hay un abanico de emociones y sensaciones en esos momentos que parecen inundarnos.

No quise comentarlo con  muchas personas, ni siquiera a mis papás quise explicarles la complejidad del procedimiento al considerar su condición actual de salud y una noticia de esta podría hacer mucho daño.  Así que lo hice sólo con los más cercanos, quizás lo comente a otras personas pero no a profundidad.  Y mientras tanto opte por vivir a plenitud el tiempo que tenía, haciendo lo cotidiano, pero siendo feliz por ese tiempo.

 

El resultado luego de decidir entrar al quirófano, fue nuevamente un ¡milagro maravilloso!, y otra vez: ¡Doble!; y es que  a parte de tratar la MAV, el médico  intervencionista al estar realizando el  procedimiento encontró en el interior un Aneurisma Cerebral y pudo cerrarlo, hasta ese momento sólo había sido visible la malformación, y bueno aquí estoy, agradecida profundamente por esa nueva oportunidad y  escribiendo con la intención de compartir algo que te pueda ser útil también a ti.

Para todos aquellos que pasan en éste momento por una situación difícil, ya sea por enfermedad  u otra de esas situaciones en las que las emociones no nos permiten ver con claridad, es mi deseo que puedan alcanzar alivio, tranquilidad y fortaleza en esa dura prueba, y espero puedas tener presente lo siguiente:

 

  1. Haz Tu parte

Tengan presente que: si  existen cosas que pueden y  está en sus manos hacer, es eso precisamente lo que deben hacer, pero ten presente, no es dar órdenes al universo para que cumpla tu voluntad, ni apegarse a falsas expectativas que puedan prometer cambiar la realidad,  son acciones concretas, lejos de la fantasía, por ejemplo:  seguir las prescripciones médicas, tomar los medicamentos, realizar las terapias, someterte a una intervención quirúrgica, realizar cambios en la alimentación o hábitos para favorecer  un tratamiento, buscar ayuda de profesionales, orientación si se precisa, admitir nuestras emociones, nuestro limitado poder sin dejar de hacer lo que nos corresponde,  en pocas palabras hacer eso que puedes, optar por la vida haciendo lo que te corresponde a ti.

 

  1. Se optimista, alégrate por el momento presente

Sobre todo allí donde el miedo, y el dolor nos recuerdan la fragilidad del ser humano, de esa dimensión física que es vulnerable,  la alegría (que puede parecer perdida o escasa frente al miedo) es necesaria para aumentar las defensas, para dispersar nuestra mente de las ideas fatalistas de nuestro Ego, claro debes recordar que;  estar alegres no implica negar el miedo, suprimir las lágrimas cuando aparezcan, intentar negar las emociones, sino saber que existen, admitirlas, y luego reconocernos en nuestro justo lugar, sí, es verdad somos el puntito al interior de un punto en el vasto universo, y aún así hay tantas cosas  buenas que al momento presente hemos recibido, alegrías, tristezas, conocimiento, placeres, hemos disfrutado de un helado alguna vez, de un chocolate, de un abrazo sincero, y “no todo tiempo pasado fue mejor”,  el presente ha llevado a nuevos desarrollos, a encontrar respuestas, alternativas, tratamientos, en fin; mirar con optimismo esas posibilidades que existen, que no son supersticiones, ni fantasías, ni falsas ideas de poder, sino eso que es real sin ir más allá del presente y empezando a disfrutar de cada instante al máximo.

 

  1. Confía en el Eterno, eleva tus oraciones

Finalmente ten presente que has de  confiar en Aquel que TODO lo puede, ello incluye eso que para nosotros es imposible, y aunque se dice fácil  por experiencia se,  que  en la marcha no lo es, pero; es necesario, será útil, el no sentirte sólo, el reconocer que el mundo no es una casualidad, como tampoco lo es tu vida,  el mirar a tu alrededor y descubrir que tras la perfección de un mundo maravilloso hay un Hacedor que no obra por casualidad, que hizo un mundo perfecto, que te hizo milagrosamente increíble al igual  que a  cada ser y cada detalle de la obra creadora.   Solamente, ten presente que Él,  no es un siervo, así que no demandes de su parte  milagros,  no hagas trueques con Él, pactos que parecen negocios, sólo date el chance de encontrarlo en la medida que lo buscas, eso ya será bastante..

Ora, con tus palabras, lee salmos, pero habla con Él, personalmente no quería pedir milagros.  ¿Cómo hacerlo cuando constantemente veo, recibo, y vivo gracias a ellos?, por el contrario justo en ésos momentos la oración que más repetí era de agradecimiento,  quise reconocer los milagros cotidianos, lo valioso del tiempo que había vivido, y esa fue mi oración,

 

  1. Se agradecido por todo lo que ya has recibido

 Déjate maravillar al contemplar y reconocer cada suceso cotidiano como un milagro, y agradece por ellos, por lo que has recibido a cada instante, hazlo en un diálogo sincero,  con tus palabras, pero… “Agradece”, empezar a hacerlo te hará reconocer los muchos regalos que has recibido.  Hay una bella oración que con el permiso de nuestros hermanos judíos comparto, porque creo nos enseña mucho.   Es una oración que hace parte del  Shajarit para todos los días, y está en  la parte del  Shemone Esre,  se no es una oración propia, no me pertenece pero estoy segura guarda un mensaje para tener presente.

 Te habremos de agradecer  y pronunciaremos alabanzas  para Ti,

por nuestras vidas, que están en Tus manos, 

y por nuestras almas, que están depositadas en Ti,

Y por Tus milagros, que están constantemente con nosotros,

y por Tus milagros y favores de cada momento,

al atardecer, al amanecer y al mediodía.

Tú eres el Benéfico, pues Tu compasión no cesa nunca,

el Compasivo, pues Tu bondad es infinita,

porque siempre depositamos en Ti nuestra esperanza.

 

Maravillosa, profunda.  Quizás en momentos difíciles anhelamos un milagro, queremos que “algo” nos saque de esa situación de impotencia, pero tal vez lo que debemos hacer dista de anhelar milagros para empezar a ver con detenimiento cada uno de esos sucesos que pese a que damos por sentados son milagrosos,  y que provienen constantemente del Ser que es todo bondad.  Que sea un acto cotidiano el agradecer por todo ello, eso nos alejará de ser demandantes y nos acercará a ser agradecidos por todo.

 

Hasta aquí, lo que quería compartirles, espero les sea útil.  Toda mi gratitud primeramente para el Eterno,  por hacer que esa probabilidad fuera un milagro para mí, y para los que estuvieron cerca, o para quienes fueron usados desde su competencia médica.  Mi gratitud a esos “buenos amigos” cuyas oraciones se dirigieron también por que continuara mi vida, y estuvieron allí pendientes, y se alegraron junto a mi por el resultado, gente maravillosa.  ¡Gracias infinitas!

P.D.: Me siento feliz, una de las razones es que el 3 de Tamuz  según el  calendario hebreo me recuerda que  han pasado 37 años, de oportunidades, de vivencias y sobre todo de reconocer a cada instante esos milagros que nos llenan constantemente. Me siento profundamente agradecida con Aquel que me ha dado la Vida .

 

(Por la salud  de María Consuelo González quien me ha enseñado lo que significa fortaleza pese a nuestra debilidad, de mi querido Maestro Yehuda Ribco y su familia.  Por el descanso de Jairo Castellanos, y el pronto consuelo de su familia.   Igualmente que prontamente  no sepamos de enfermedad, de dolor y de tristeza).

 

Un abrazo, y Feliz semana

 

COLEGIO SHEM-EBER MÉXICO

ESCUDO COLEGIO SHEM EBER

Se anuncia que Fulvida México crece y se transforma hoy en el “Colegio Shem-Eber México”.

El colegio Shem-Eber contará con apoyo de diversas instituciones y peritos en materia de noajismo. Tales como Breslev Israel a través del Rabino David Artzi, Fulvida Internacional a través del Moré Yehuda Ribco, También apoyo del Rabino Eliahu Birnbaum, La Morá Shirley Dobin Rosenthal, quién recibió el premio Internacional Excelsis, reconocimientos que se han entregando desde 1975 a las personas más destacadas de su ámbito en bien de la sociedad, ya sea por su trayectoria, méritos o acciones. Fundadora, directora y coordinadora del Instituto Educativo Derej Emes, Yeshive Toiras Emes.

El Ing. Ramón RQ, el fundador, explica que El Colegio Shem-Eber pretende ser un punto de encuentro para noájidas, en donde “todos” los Rabinos, Maestros y Maestras de Tora del mundo, puedan participar abiertamente para ayudar a los noájidas con programas académicos certificados y con aprobación Rabínica para estudiantes de noajismo en México.

También pretende ampliar su acción académica en otras áreas en un futuro próximo.

ACTIVIDADES
GENERALES:

CLASES
2º Y 4º DOMINGO
DE CADA MES
11:00 – 15:00 HRS

SEDE:

Colegio Shem-Eber

BANCO AZTECA
CUENTA 2256 1350 6069 92
CLABE 1271 8001 3506 0699 24
Envía tu pago al correo; fulvidamexico@hotmail.com
Costo $250 Pesos Mx inscripción
$ 100 Pesos Mx por clase

ENTREVISTA A FULVIDA MÉXICO EN EL PERIÓDICO ENLACE JUDÍO.

ENLACEJUDIO

Hola a todos,

En esta ocasión fuimos convocados por el periódico Enlace Judio para dar un mensaje principal.

El mensaje principal es Noajismo NO ES JUDAIZARSE.

Noajismo es:

1. Que la persona reconozca los derechos que hacen que su vida sea más plena
2. Hacer que la persona trabaje en tener una mejor vida a través de estos derechos
3.Luego lograr que los individuos protejan su vida a través de los siete principios universales los cuales son las armas para defender la vida plena que se va construyendo en todas las facetas de la persona.
Noajismo no tiene que ver con judaizarse o convertirse u observar leyes judias sin ser judío.

POR LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE MILTON VENEGAS ZUÑIGA

imagen1Estimados amigos,

Les informamos que El Eterno es su infinita misericordia recogió a uno de los alumnos de nuestra filial en México.

Milton Venegas Zuñiga, partió hacia el mundo por venir, el pasado vienes 23 de enero de 2015 en la ciudad de México. No sin antes haber conocido y aceptado el cumplimiento de los siete principios universales para las naciones. Que sea este merito entre muchos más lo que le de parte en el mundo por venir.

Queremos agradecer en especial al Rabino Aaron Ribco por su apoyo durante momento del fallecimiento de nuestro amigo Milton que desde Israel y a pocos minutos de iniciar el Sábado supo dar un consejo preciso sobre como atender esta situación y consolar a los familiares. También a nuestro Moré Yehuda Ribco por sus enseñanzas que sirvieron para atender los servicios necesarios en el proceso de despedida de Milton.

Les recordamos que en este momento la caridad, los actos nobles pueden ser de ayuda para la elevación del alma de nuestro amigo.

Que sepamos construir Shalom.

SILOGISMOS A LOS SIETE PRINCIPIOS UNIVERSALES

Aristoteles_Logica_1570_Biblioteca_Huelva

A continuación ponemos a su disposición la sección “Silogismos a los Siete Principios Universales” del libro “Luz para la Vida” de la filial Fulvida México.

Para bajar el archivo de click en el siguiente link:

SILOGISMOS A LAS SIETE LEYES UNIVERSALES 1

Esta sección forma parte del curso que en este periodo 2014-2015 se desarrolla en nuestra filial.

Es un tratado elaborado de forma sencilla en forma de tabla, sin embargo es especial y con una profundad temática extensa sobre los siete principios Universales y la lógica Aristotélica. El mismo incluye varios temas en un solo documento por lo que es recomendado para alumnos ya muy avanzados en el tema. Los asuntos que trata esta sección, por ejemplo son;

1. Los niveles de bondad explicados por Yehuda Ribco en su libro anatomía de la felicidad,
2. Los silogismos de la herramienta del pensamiento de Ely Goldratt,
3. Los 7 principios de Fe noajicos explicados por Rabí Itzjak Ginsburg en su tratado Cabalá y Meditación para las Naciones del Mundo.
4. Los 7 derechos Universales explicados por Yehuda Ribco para el simposium en México en febrero de 2012.
5. El tema del miedo y el Ego en forma de silogismo y explicado puntualmente para cada ley.
6. Las 7 dimensiones internas de los poderes emocionales del alma explicadas por Rabí Itzjak Ginsburg en su tratado Cabalá y Meditación para las Naciones del Mundo.
7. Lógica Aristotélica.

Les recomendamos compartirlo con sus familiares, conocidos y amigos.

¡Que sepamos construir Shalom!

No me aceptan en los círculos sociales

Séneca decía que lo que realmente importa no es el dinero ni la posición social sino cómo esté uno consigo mismo. No se trata entonces de un tema de acciones externas que nos satisfagan sino de vivir con principios, que es una idea que Steven Covey esbozó muy bien en su libro “Siete Hábitos de las Personas Altamente Efectivas”.

De hecho Steven Covey presentaba una propuesta muy interesante de cómo las personas nos comportamos, pues los hay quienes son dependientes, bien sea para que les den lo que quieren, para que lloriqueen porque no tienen X o Y o porque necesitan de la adulación de las personas. De otra parte, pero siempre dentro de la dependencia están los que son los famosos san nicolases que andan queriendo salvar al mundo y luego los que se creen independientes de todos los demás, desconectados de la realidad.

Todos hemos pasado por esa situación que es EGO puro, Steven Covey lo llama dependencia e independencia, pero es lo mismo: lloriqueo, pataleo, griterío y desconexión de la realidad. Hay una tercera vía que es la interdependencia, es la facultad de saberse parte de un sistema social de interacción pero viviendo con principios que nos permiten ser autónomos pero no creernos todopoderosos o liberadores de los que dicen estar oprimidos.

La interdependencia nos permite ser industriosos y tener iniciativa para llevar a cabo nuestros proyectos. Si no me dieron determinado trabajo, vuelvo a intentar, sino me aceptan en el círculo social de los ricos, intento pero si no me aceptan del todo, no me echo a morir, sino que salgo y busco alternativas.
El problema está en que entre dependientes, unos quieren que les hagan todo y los otros quieren hacerlo todo, al final de cuentas ninguno vive con principios sino con un culto a la personalidad, que es el paradigma que nos caracteriza actualmente. Si no me aceptan en determinado lugar, por qué no fundo el mío propio? O mejor aun, por qué no hago algo por alguien más sin esperar nada a cambio?

Los principios no son lo mismo que los valores, los principios engendran valores pero los valores no engendran principios. Tal y como la palabra lo dice, un principio es algo que da origen, es la génesis de algo nuevo. El principio es el manantial, el valor es el río. Nuestra vida puede guiarse por valores pero debe de tener principios. Steven Covey lo resume muy bien, él dice que los valores son el mapa que compramos para caminar por la ciudad, pero la ciudad en sí es donde estamos, la ciudad es los principios, los valores son el mapa, pero ocurre muchas veces que vamos por la vida con un mapa de Tokyo para caminar por Hamburgo.
3645917871_6a01156fc3b825970c01287626692a970c_800wi_xlarge
Si tu vida gira en torno a hacer todo lo posible para que te acepten en determinado lugar, no estás siendo auténtico sino que estás viviendo bajo el paradigma del culto a la personalidad, si ese es el caso, no estás caminando con el mapa adecuado. Para conocerte a ti mismo, Steve Covey recomienda que hagas un ejercicio que te invito a que lo practiques ahora que estás leyendo esto, imagínate que estás en tu funeral y ahí yaces dentro de un féretro con todos tus seres queridos a tu lado, llorando tu partida, cómo te gustaría que te recordaran, como una persona auténtica o como un exhibicionista? Recuerda que hay un dicho muy sabio que reza que la alcancía con pocas monedas es la que suena? Se referirá solamente al dinero? Ahora es tu turno, comparte tus pensamientos en la sección de comentarios para que nos enriquezcamos mutuamente.