Cáncer, alegría y construcción de Shalom

descarga

 

Hoy a mi trabajo (del que en varias ocasiones me he quejado por alguna razón) vino uno de los compañeros que se encuentra lejos de la actividad laboral, por estar en el último de los grados de avance que tienen los tumores. Yo no conozco casi nada de lo que trata un cáncer, poco he leído de vez en vez pero hace mucho que no. Según él mismo, el doctor le dijo que después del nivel en el que se encuentra el cáncer que le afecta, viene la muerte.

El tiene aproximadamente entre 40 y 50 años, es separado y con hijos si mal no recuerdo. Yo llevo sólo 1 año en la empresa así que no sé mucho de la vida personal de todos los demás trabajadores.

Presté mucha atención a todas sus palabras, que compartía con el personal que se percató de su visita y que quisieron darle el cariño de cada uno, cada cual a su ritmo y manera, desde el gerente que pasó por ahí y le escuchó un par de minutos para despedirse entre otras cosas diciendo “hierba mala nunca muere…” hasta  mí, que sólo soy un empleado más sin ningún título importante en mi currículo laboral, pero que también compartí con él en algún momento (ok, en una de las fiestas de la empresa compartimos alguna cerveza y toqué unas canciones en guitarra para hacer ambiente).

Entre lo que recuerdo, contaba sus anécdotas en el hospital que lo están tratando y que estuvo una par de semanas internado, de cómo le gusta hacer reír a otros pacientes y también a los trabajadores del edificio (entre doctores y enfermeras, más a las enfermeras novatas que por estas fechas de verano hacen su práctica, según él mismo jeje), que muchos allá le han dicho q echan de menos sus chistes y la alegría q suele compartir con los demás.

También comenta cómo ha cambiado su vida y de cómo le aburre el tener que estar encerrado en su departamento y  lo mucho que extraña poder trabajar.  No puede hacer para nada esfuerzos físicos (el cáncer le afecta pulmones e hígado) y debe estar con reposo casi total. Sin embargo la semana pasada decidió irse unos días a la playa y así poder disfrutar de la belleza de la naturaleza que hay por esos lugares, agarrando durante estos días un leve resfriado que le hizo retrasar por una semana su quimioterapia.

No sé si la alegría que intenta emanar viene desde lo profundo de su ser, pero de que me causó una tremenda admiración, realmente lo hizo. Tampoco sé cómo toda esta situación le debe estar afectando en su interior y sólo intenté prestarle la atención que se merece como persona y con más razón, por el estado en que se encuentra. Lo que sí es que es cierto que contagia su humor y aún así nos hizo reír con más de alguno de sus anécdotas.

 

Pero hay algo tremendamente importante (para mí) que salió de su boca, en estos momentos, en que mira de frente y toma de la mano a la muerte para luchar contra su enfermedad, mi memoria no es la mejor pero más menos sus palabras fueron así:

“No le temo a la muerte, por todo lo que he hecho, bien o mal, seguiré riendo o haciendo reír desde el mismo cajón”

 

No sé ustedes amigos y lectores, pero a mí me estremece no saber el día de mi muerte, incluso, debo admitir q en alguna ocasión me ha sido fácil decir que no tengo miedo a morir. Más hoy, que vi a este compañero junto a su actitud frente a ella (muerte), veo que mis palabras fueron nada más que parte de alguna emoción que sentí y quise expresar en su momento, pero que realmente desearía tener la misma fortaleza de Juan y decir ante mi muerte:

«No tengo miedo, por todo lo que he hecho, bien o mal, seguiré construyendo Shalom, desde el mismo cajón»

Mucha fuerza en este proceso, Juan Riveros. Que sea lo mejor y no olvidaré tus palabras, aunque quizá ni sepas de este post.

7 pensamientos en “Cáncer, alegría y construcción de Shalom”

    1. Ya quisiera.

      Quizá me comió la ansiedad y lo escribí salltándome muchas cosas importantes.

      Cada uno puede pensar decir lo que quiera a la muerte, quien sabe si eso servirá de algo. Pero este es otro motivo por el cual me seguiré motivando para continuar en mi crecimiento y apego a mi noajismo o manera de vivir noájica. Más que seguir haciendo yo, haber demostrado en vida que realmente para mí fue importante el ser Noajida y cada día ser más fiel a mi identidad.

      Gracias por su atención y palabras amigo.

  1. Hola amigos!!
    Es curioso como El Eterno pone las palabras precisas en el momento indicado. …. por cosas de la vida en mi familia estamos pasando x un momento difícil ya k a mi mami le diagnosticaron cancer de tiroides y aunque estamos tratando de darle las mejores vibras es inevitable sentir esa sensacion de impotencia al saber que no podemos hacer mas de lo k se está haciendo. Pero bueno no se puede hacer más k poner todo en manos del Eterno y de los médicos para sobre llevar el trago amargo

Deja un comentario