Rompiendo los límites

Los niños y también los adolescentes en muchas oportunidades van hasta el borde… y lo cruzan.
¿Por qué?
Puede ser por varios motivos:

  1. Porque no tienen idea de que existen los límites, por ello precisan darse con ellos para ir adquiriendo el conocimiento a través de la experiencia.
  2. Porque no saben cuál es límite exactamente y hasta que no chocan con él no aprenden a reconocerlo.
  3. Porque prueban con ello la reacción de los adultos, ¿qué pasa cuando hago esto, qué dice o hace mi papá-mamá-maestra-etc.?
  4. Porque quieren auto castigarse, como una forma mágica de preservarse de imaginarios castigos que pueden provenir de otras fuentes.
  5. Porque buscan confirmar el cariño, apoyo, confianza, del entorno, de las figuras de autoridad, de sus pares, de quien consideren valioso y aprobatorio. Si traspaso, ¿me seguirá queriendo?
  6. Porque rechazan esos límites, al considerarlos ajenos, extraños, abusivos, maliciosos; con razón o sin ella.
  7. Porque anhelan hacer lo malo, lo incorrecto.
  8. Porque quieren experimentar el lado oscuro de la vida, pero sin dejarse caer en el abismo.
  9. Porque les da lo mismo el límite tal o cual, lo que les importa es obstinadamente oponerse a la figura de autoridad, o al sistema, o a lo que consideren el enemigo del momento.
  10. Porque hacen tonterías sin sentido, sin otra motivación profunda.

Probablemente puedas encontrar más motivos, con gusto los leeré si los comparte aquí debajo en la zona destinada a los comentarios.

También me encantaría leer tu comentario al respecto de la siguiente propuesta: ¿cómo seguimos actuando de esta manera aún siendo adultos y maduros –en apariencia-?

7 pensamientos en “Rompiendo los límites”

  1. Hola, como siempre gracias Yehuda por su esfuerzo en compartir cada uno de sus post, y bueno desde mi experiencia de vida me parece que en muchas ocasiones sigo actuando de la misma forma que un pequeño niño, un niño de 30 años, mas que todo en momentos en donde la impotencia me consume y es inevitable recurrir a uno de los 10 motivos señalados en el post, aunque en verdad esa lista puede llegar a ser infinita. Pienso que es parte de nuestra naturaleza como seres humanos, mas no es una excusa para ser negligentes con nuestras vidas, pero en fin aunque nunca llegare a ser un humano perfecto, si se que soy un ser mejorable o reformable.

  2. Siempre, desde nuestro nacimiento, en cada esquina, cruce, acto y pensamiento, el EGO lucha por vencer, y busca cualquier engaño para subsistir, planteandonos dudas » no me quieren lo suficiente» pero cuanto es suficiente? O bien, rompe las reglas «porque para que sirven , hazlo solo una vez, es tentador hacerlo, tendras mas reconocimiento» ERROR………. Gracias a El, con su infinitq sabiduria, no doto de herramientas para luchar contra el EGO, para marcar la diferencia. Hagamoslo………

  3. Siempre, desde nuestro nacimiento el EGO lucha por subsistir y no dudara incluso en hacernos daño por satisfacerse. Gracias a Dios con Su infinita sabiduria, nos doto de las herramientas necesarias para vencer al EGO. Hagamoslo, pues solo asi, con esfuerzo, cultivandonos, construiremos Shalom…..

      1. El ser humano es muy «extraño» en mi caso hice autoimposicion de los 7 preceptos y ni se me ocurre ni si quiera pensar en doblegarlos un poco, y ciertamente mi vida empezo a mejorar

Deja una respuesta