El Amor

De acuerdo a la sagrada Tradición celestial,
el amor es:
 
HACER algo POSITIVO
de manera GENEROSA y DESINTERESADA,
para BENEFICIAR a OTRO realmente.

Por AMOR, el Padre Celestial creó el Mundo.
Por Su AMOR constante Él lo vivifica y recrea.
Por AMOR infinito Él nos ha dado Sus mandamientos, para que con ellos encaminemos nuestra vida y desarrollemos a plenitud nuestras particulares potencialidades.
Con AMOR Él aguarda pacientemente para que regresemos a la buena senda, cuando nos hemos extraviado.
Con AMOR Él nos perdona, con inmensa Gracia, sin exigir derramamiento de sangre, o sacrificios, o penurias, o fe. Solamente nos pide con amable ternura de Padre, con AMOR verdadero, que oigamos Su Palabra y que cumplamos con Sus mandamientos.

Tú como noájida tienes el Arcoiris que recuerda la Alianza de AMOR que tienes con el Padre celestial.
Cada uno de los siete colores simboliza uno de los siete mandamientos universales que debes cumplir.
Cuando acatas y cumples con estos mandamientos, simplemente porque eso es lo que Él te pide, entonces estás actuando realmente con AMOR.

Tenlo presente a cada instante.

AMA al Padre celestial, en todo momento, con todo tu corazón, con toda tu persona, con todas tus posesiones.
ÁMALO haciendo lo que Él te manda, es decir, cumpliendo con los siete mandamientos universales.
NO pidas nada a cambio, no seas mezquino, no guardes impiedad en tu corazón, para que de esa manera Él retribuya tu pequeño AMOR con Su infinito AMOR perfecto.

Si guardas para ti esta enseñanza, y se las inculcas a tus hijos y allegados, comprobarás que el AMOR verdadero está alumbrando tu vida.

4 pensamientos en “El Amor”

Deja un comentario