3 pensamientos en “El consejo diario 162”

  1. a veces es miedo , a veces es verguenza por haberse equivocado y otras es orgullo . lo que sea ,como dice more es un paso de grandeza reconocerlo pedir perdon .pero tambien tendria que tratar de reparar el daño si es que se puede. shalom

  2. Se deve al orgullo propio, por eso muchas veses se buscan paliativos evasivos, por que doblegar nuestro ego es muy dificil es una verdadera lucha interior, y aveces por salvarlo, se prefiere recurrir al error más grave, que es permanecer en el error y no aceptar que la regamos(que nos equivocamos).

    De ello tiene mucho que ver la forma en que fuimos educados, y desafortunadamente ,la idolatría forma parte de ello.

Deja una respuesta