El consejo diario 191

El agradecimiento suele llegar hasta donde se erige el EGO.

Cuanto mayor sea tu EGO, menos agradecimiento sincero manifiestas.

Allí en donde rige el EGO, se desvanece el movimiento positivo y benefactor que genera el agradecimiento.

He visto gente «muy agradecida» desde la boca hasta el bolsillo, pero ya en el bolsillo se evapora el «gracias» y surge el «sí, pero…».

He visto gente «sumamente agradecida» por alguna bondad que ha recibido, hasta que el bienhechor la contraría en algún aspecto, aunque sea mínimo.

El consejo es, aprende a ser agradecido sinceramente. Enséñate y aprende a someter a tu EGO para vivir con bondad y justicia.

2 pensamientos en “El consejo diario 191”

Deja un comentario