Cómo superar las críticas

Este texto me lo mando una amiga de fulvida, le pedí me permitiera publicarlo en el sitio, y como accedió, aquí se los presento, sólo eliminé una palabra.

 

La crítica molesta y hiere el orgullo cuando tenemos la autoestima baja.

La crítica es causa de muchos temores, por tanto, es necesario encontrar una estrategia para enfrentarla con eficacia.

La crítica es una respuesta instintiva, espontánea y natural; es una respuesta de supervivencia, pero no de desarrollo. Somos críticos por naturaleza; así que nadie puede escapar a de la crítica. Por tanto, el problema no está en la crítica en sí, sino en la forma en que reaccionamos ante ella.

La crítica puede ser constructiva o negativa. En ambos casos es una advertencia que nos estimula a prepararnos, a ser más prudentes, a reflexionar y a rectificar.

En el fondo, la crítica es una señal positiva. Indica que no pasas desapercibido, porque lo que dices o haces es interesante y despierta la curiosidad o la preocupación de las personas

Cómo enfrentar la crítica

Lo mejor es evitarla. Muchas personas, para sentirse vivas y poderosas, necesitan ir por la vida agrediendo a los demás. La crítica es una forma de agresión y lo peor que pudiéramos hacer es entrar en el juego.

La crítica es una realidad habitual y no podemos gastar nuestra energía en combatirla, ni en defendernos de ella, pues se convertiría en una guerra de desgaste. Debemos aprender a estar por encima de la crítica. Esto es posible si la manejamos desde cuatro frentes.

1. Desde los sentimientos.
2. Desde la razón.
3. Desde la experiencia.
4. Desde el lenguaje.

1. Maneja la crítica desde los sentimientos

El odio y el resentimiento son autodestructivos. La forma más eficaz de superar estos sentimientos consiste en pensar que, los críticos son personas mediocres y frustradas, a quienes duele el éxito de los demás, porque lo sienten como una crítica a su mediocridad. Compréndelos y perdónalos, pues ya tienen bastante con su desgracia. Piensa que la crítica es un reconocimiento y, como dice el refrán: «Al viento y al loco, déjalos pasar».

Cada persona percibe las cosas desde sus temores y necesidades y sólo ve lo que necesita o quiere ver, para sobrevivir y para afianzar su personalidad.

La crítica puede llegar a ser virulenta, cuando las ideas o la acción, amenazan las estructuras de los demás; debido a que generan cambios que obligan a replantearse la validez o funcionalidad de ciertos principios, valores o conductas. Por esta razón, se recomienda no discutir de familia, de política, de patria, ni de religión; estos son temas intocables, porque activan automáticamente los mecanismos instintivos de defensa.

La sociedad se opone radicalmente a todo lo que induce al cambio, a la toma de conciencia y a la libertad, pues las personas libres son «peligrosas», porque pueden cambiar el orden establecido, desenmascarar a la gente y obligarla a ser más auténtica y responsable. Por esta razón, la sociedad ha eliminado a quienes han tratado de liberarla (Sócrates, Gandhi, Martin Luter King, y toda una pléyade de héroes y de mártires, a quienes debemos la mayoría de nuestras libertades).

Recuerda que todos somos la sociedad. Todos nos oponemos en forma consciente o inconsciente al progreso de los demás, porque somos envidiosos, críticos y represivos por naturaleza. Para comprobarlo, escucha el lenguaje de las personas, pero presta mucha atención, porque la mayoría de las críticas son sutiles y subliminales, de esas que «tiran la piedra y esconden la mano». Estas críticas son las más dañinas.

Si eres una persona con proyectos importantes debes fortalecerte, para abrir tú propio camino, consciente de que la crítica te seguirá a donde vayas; pero ten la seguridad de que en el fondo, todos te respetarán y te admirarán, porque tienes la iniciativa y el coraje que a ellos les falta.

2. La crítica nos ayuda a reflexionar

Como señalamos anteriormente, cada persona nos percibe desde su situación, lo que nos ofrece un abanico de matices y la posibilidad de conocernos desde distintas perspectivas; por tanto, no hay que dar crédito a lo que dice la gente, pero es bueno escuchar y someter a análisis las opiniones de los demás.

Es conveniente analizar la crítica desde el punto de vista personal, desde el punto de vista del crítico y como observador imparcial.
Si tratas de justificar tus errores, todo el mundo se sentirá con derecho criticarte, pero si los aceptas con humildad, todos se sentirán inclinados a comprenderte y a disculparte.
Si la crítica es ofensiva y atenta contra tu reputación, debes salirle al paso y aclarar la situación, siempre con altura y dignidad.

Hay casos en que la crítica se convierte en rumor que va y viene. Los rumores no pueden combatirse, porque son como fantasmas, están en todas partes, pero nadie pude ubicarlos. El único remedio contra los rumores es el éxito.

3. Sé práctico.

Acepta la crítica como parte natural e inevitable de la vida.
Reconoce el derecho de los demás a criticarte y recuerda que al hacerlo se están defendiendo de sus temores y frustraciones.

Con frecuencia la intención de la crítica es herir, así que, no te des por aludido y verás como pierden el interés y dejan de criticarte.
Actúa sin esperar que los demás te comprendan. Confórmate con saber que estás en el camino del éxito.

Haz las cosas por convicción. No te preocupes demasiado por complacer a los demás.

Muchas personas viven en actitud expectante y a la defensiva, lo cual produce estrés y supone un gasto enorme de tiempo y de energía que necesitamos para nuestro desarrollo. Esta actitud defensiva genera temor, desconfianza y una visión negativa de la vida, de la gente y de las cosas, que hace ver enemigos en todas partes.

Hay que pensar que la gente es fundamentalmente buena, pero tiene muchas carencias de conocimiento, de justicia y de amor y por eso es envidiosa y crítica. Aprende a ver lo bueno de la gente y de la vida, porque sólo con ello podrás construir el éxito.

Hasta el momento nos hemos visto como víctimas, pero formamos parte de la sociedad y por tanto, también somos victimarios; así que necesitamos mirarnos en el espejo de los críticos.

4. Cultiva un lenguaje asertivo

Habla bien de la gente. Que tu boca se abra para decir la verdad y para estimular. Si tienes algo bueno que decir, habla, si no, calla. Recuerda que por la boca muere el pez y que eres dueño de lo que callas y esclavo de lo que dices.

La gente desea agradar y ser aceptada. Este deseo nos hace vulnerables, pues dependemos del reconocimiento y de la aprobación de los demás.

Si cuando te critican te molestas.
Si cuando te insultan te hieren.
Si cuando te acusan te sientes aludido.
Si cuando te ofenden te sientes humillado
Si cuando te marginan te resientes.

Entonces, no es la crítica la que te hiere, sino, la poca valoración que tienes de ti mismo

15 pensamientos en “Cómo superar las críticas”

  1. asi es uriel.

    por eso es necesario diferenciar entre critica y criticoneria.
    la critica busca la luz, la verdad, el contenido.
    la criticoneria busca el caos, la confusion, a las personas.
    ( a veces se habla de critica positiva o constructiva y la destructiva)
    es todo un tema, q es una pena q cueste tanto asimilar a l amayoria de kas personas.
    viviriamos mejor si en vez de hablar de gente, hablaramos de contenidos.
  2. Que tal, como estan?

    Totalmente de acuerdo con sus comentarios, lo anterior me hace recordar un trabajo de recuperacion de un logro en filosofia cuando cursaba decimo grado de secundaria, como me escape de una hora de clase del profesor de filosofia con el objeto de ver una pelicula, por no estar en clase, no cumpli con el trabajo de ese dia, y como una forma de el,  darnos una leccion, el profesor me pidio que leiera del libro «Tus Zonas Erroneas», el capitulo «Tu no necesitas la aprobacion de los demas», aunque no comparto  totalmente la posicion del escritor me ayudo mucho a mejorar mi auto-estima, y asi evitar vivir en pos de los demas, y no permitir mas la manipulacion de mis padres y de los demas.

    Cuando dependemos del reconocimiento y la aprobacion de los demas como algo sumamente necesario mas alla de lo normal (justa medida), estamos sujetos a un lema que dice «para donde se dirige vicente, para donde tambien se dirige la gente», estar de lado de la mayoria no siempre es estar del lado correcto, porque, para nosotros lo mas reconocido y aprobado es lo que la mayoria (nuestra sociedad) decreta o acostumbra,  mi papá dice «La constumbre se hace ley», la opinion mayoritaria estan valida para muchos y al mayoria de Criticas que se reciben en ocasiones es por estar en contra-posicion del comun pensar.

    Jorge Gomez

    1. me es grato darle las gracias por el contenido publicado por cuanto me ayudara en los suguiente a mejorar esos aspectos emocionales que produce la critica , soy jose y este es mi email por favor envieme mas informacion de ese tipo para continur la lectura diaria y asi superar ese escollo tan fuerte, dios premie por tan loable labor en la red en favor de un publico que requiere ayuda sustancial para seguir adelante pero guiado por maestros consedores de las cosas buenas de la vida.

  3. Gusto de saludarlas, andrea y ana. Les agradezco que participin en fulvida, nuestro hogar de noajismo; se que serán valiosas sus opiniones y comentarios.

    El moré/maestro, atenderá responsable y generosamente sus preguntas y les dará buenas enseñanzas. También los amigos fulvidianos, haremos lo posible por hacerlas sentir cómodas.

    Paz y bendiciones.

  4. Las críticas se superan, apreciándose uno mismos y siendo personas honestas y humildes, y cumpliendo los Siete Mandamientos Noájicos.

    Pero a veces, las críticas tienen alguna parte de razón; podemos emplear la crítica, para refinarnos y rectificaros en lo mejorable. Seamos positivos y veraces, seamos racionales y fieles a Hashem, que el «SIEMPRE AYUDA», Y NOS DA SU AMOR.

Deja un comentario