Un mandamiento fundamental (conclusión)

como comentamos en el texto anterior en los Mandamientos su pueden observar dos grupos, los de “no harás” y los de “harás”, en el primer grupo se encuentran seis de los 7 Mandamientos y en el segundo grupo solo se encuentra uno de los 7 Mandamientos, esto parecería extraño, se podría ver como un desbalance, tal vez seria mejor si hubiesen sido repartidos en 4 en el primer grupo y 3 en otro grupo o 3 en el primer grupo y 4 en el segundo grupo, podría ser que así seria mas parejo mas equitativo, pero la verdad es que 6 restrictivos y un positivo es lo que en verdad equilibra la conducta veamos las razones.

 

Los que han leído o están leyendo el libro “Luz para la vida” sabrán que para poder entender el profundo consejo “Apártate del mal y haz el bien” (Tehilim/Salmos 37:27), hay cuatro niveles de comprensión asimismo cuatro son las etapas para aplicarlo en la vida cotidiana, pero el consejo es claro apártate del mal y haz el bien y no viceversa haz el bien y apártate del mal, el consejo es apartarse, por eso desde el primer nivel se indica que el primer paso a seguir es cumplir con los Mandamientos de “no harás” e inmediatamente cumplir los de “harás” (apartarse del mal y hacer el bien) así en ese orden.

 

6 mandamientos de “no harás” y solo uno de “harás”.

 

Es fácil comprender esto si leemos lo que el Creador le dijo a Noaj, después de que el diluvio borro a la humanidad de la Faz de la tierra.

«dijo el Eterno en Su corazón: ‘No volveré jamás a maldecir la tierra por causa del hombre, porque el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud.«
(Bereshit / Génesis 8:21)

Era lógico que si nuestra tendencia hacia lo negativo era prejuiciosa desde la juventud, tendríamos que tener las herramientas de poder hacer uso de este instinto para usarlo en beneficio de nuestro crecimiento, 6 Mandamientos restrictos son los ideales para entrenarnos a dominar ese instinto hacia lo negativo y encauzar esa energía hacia la edificación de una sociedad verdaderamente libre y prospera.

 

Ese instinto hacia lo negativo que tenemos y que resulta tan destructivo cuando le damos el dominio de nuestra existencia, será nada mas un lado oscuro del que nadie desea hablar, ¡por supuesto que no! Los Noajidas sabemos que ese instinto es el que hace que nos superemos y es sumamente productivo si lo sabemos dominar de ahí la razón de los 6 Mandamientos restrictivos o de “no harás”.

 

6 Mandamientos de “no harás” y uno de “harás”

 

Imaginemos una resortera o como Uds. la conozcan (flecha, horqueta), imaginemos que vamos a tirar una piedra con ella.

Tomamos la resortera y estiramos las dos ligas hacia nosotros, quedo tensa pero queremos que llegue muy lejos la piedra, volvemos a tensar las ligas un poco mas, ya esta muy tensa seguro que va a llegar algo lejos pero queremos que avance una gran distancia, volvemos a estirar las ligas aun un poco mas hasta que están a su máxima resistencia, y disparamos, un solo tiro, y la piedra salio disparada y avanzo una gran distancia, la fuerza con la que estiramos las ligas hizo que la piedra llegara muy lejos, pero si solamente hubiéramos tensado una sola vez las ligas de la resortera la piedra no habría avanzado tanto.

 

Lo mismo pasa con nosotros cada que nos abstenemos de hacer algo indebido tomamos fuerza para hacer lo correcto.

 

6 abstenciones para un solo mandamiento.

 

Los 6 mandamientos restrictivos de “no harás” son para ejercitarte y tengas potencia de el único de “harás” y ¿Cuál es ese Mandamiento?

 

Establecer cortes de Justicia

 

¿Que raro no? toda la potencia restringida para “establecer cortes de Justicia”, no seria mejor si hubiera sido uno algo que dijera algo así como “servir a Di-s con todas tus fuerzas”, pero como estos Mandamientos no nacieron en el intelecto de una persona si no que el mismo Eterno los revelo, entonces pueden parecer carentes de lógica humana, pero en verdad es lo mejor que este Mandamiento sea el único en su clase.

 

Si el Universo mismo fue creado por el Eterno en su atributo de Justicia, no tendría que ser la Justicia la que fuera nuestra principal motivación para actuar dia con día, ese solo Mandamiento es potentísimo pues lo que le hace falta al Mundo es Justicia, si canalizáramos toda la contención que hacemos hacia ese mandamiento el Mundo seria diferente.

 

La Justicia es lo que hace del Mundo un lugar mejor para vivir no hay duda.

 

Solo hay una pregunta que me hice y que les hago a todos.

 

¿Y tú ya estas actuando con Justicia, ya estas cumpliendo este Mandamiento?

4 pensamientos en “Un mandamiento fundamental (conclusión)”

  1. Dejando de hacer el mal, se abre la puerta a hacer lo bueno y enseñar el modo de vivir con justicia. Luego, es apropiado también enseñar del modo de vivir, como noájidas justos.

    Lo bueno es que H’ ya lo dijo al principio a Adan y Eva, Lo reiteró a Noaj y su familia. Nuevamente, se lo confirmo a Moshe rabenu (para preservarlo y que Israel nos lo enseñe). Y hoy día, unos pocos judíos, voluntariamente y con amor y esfuerzo, nos enseñan nuestros mitzvot universales y nos quian y aclaran dudas… nos estimulan.

    Hoy día está la magnífica site de fulvida.com que está abierta a las buenas personas, es buen alimento espiritual que se da generosamente. Di-s bendito sea nos da otra oportunidad,  y los judíos colaboran enseñándonos: asi pues, aprendamos y cumplamos, y seguidametne empecemos adifundir con bondar todo lo que sabemso del noájismo (primero lo básico, las 7 mitzvot universales).

    Paz y amor, con agradecimiento a H’ y luego agradezcamos «tambien» a los judíos piadosos (y algún noájida esfrozado). Construyamos Shalom

  2. Hola buenas noches a todos:

    Es así Talmidim, el precepto de establecer cortes de justicia es muy importante.
    En el libro de Bereshit /Génesis se cuenta cuando Shejem ben Jamor violó a Diná la gente de su pueblo no lo ajustició, sino que lo encubrió (no cumplió el precepto de poner cortes de justicia), y es por eso que luego se levantaron Shimón y Leví y los mataron a todos, tanto a Shejem ben Jamor como a estas gentes.
    Le pregunté a mi moré: acaso no se les fue un poco la mano a Shimón y Leví?
    Me explicó que no, porque esa pena (la pena de muerte) era lo que les correspondía por no haber cumplido con sus mitzvot de bene noaj.
    De hecho cuando Iaacov se entera de esto, los amonesta por el hecho de haber puesto en riesgo a la familia, al ser ellos tan pocos y tantos los otros. Aquí vemos un claro ejemplo de la importancia de esta Mitzva.

    Hasta luego

Deja una respuesta