Isla Mágica VII

Duende
La travesía comienza

Con las preguntas de este anciano pareció que se respondieron por si solas  las de nosotros.

Así que ya aclarado lo que teníamos que hacer en aquella isla tan misteriosa y en parte nostálgica. Emprendimos un camino en dranios con comida y a buscar al rey del mal que dominaba la isla pero bueno ni Salomón  sabia donde estaba su castillo ni yo sabía hacia donde estábamos cabalgando.

-¿acaso sabes hacia donde cabalgamos Salomón?- dijo Noah

-mmmm creo que hacia mmmm creo que –pensaba Salomón-no no se Noah- termino dándose por vencido Salomón

-hey hey amigo cálmate –decía la pequeña niña  convertida en duende

-eh –volteo a verla Salomón

-este dranio no se está quieto –dijo ella

-así son –contesto –Salomón

Dos horas después ya era definitivo estábamos perdidos en medio de la selva cuando de pronto un ruido salió de un árbol bajamos de nuestros dranios rápidamente sacamos nuestras espadas.

Era luni nos había estado siguiendo pero su estomago lo traiciono al ver Salomón que luni estaba hambriento decidimos comer

-estamos perdidos –dije –como llegaremos al castillo del rey del Mal si ni siquiera sabemos dónde estamos parados-termine mi frase

– encontraremos el camino –dijo Salomón –no se preocupen

-pero –dijo Noah-  por ahora debemos preocuparnos por encontrar una aldea donde podamos pasar la noche a salvo-continuo Noah

Iba anocheciendo y aun no habíamos encontrado ninguna aldea cuando dijo Salomón

-O por fin hemos encontrado una aldea –dijo el

– una aldea ¿Dónde?-dije yo

-oh, lo que pasa es que no has mirado hacia arriba –dijo Salomón

-¡eh! ¿Hacia arriba?-y en ese momento mire hacia arriba

Y estaba la aldea en los arboles

-pero como vamos a subir –dijo-la pequeña niña convertida en duende

-fácil-dijo  Salomón-vez esos animales

-esos de ahí-dijo ella

-si esos –contesto el –los montaremos y nos subirán

-¿Qué son?-dije yo

-son gramdrinos-dijo el –animales voladores y también escarban pueden vivir bajo tierra

Deja un comentario