El Fuego entremezclado no se apaga


Acontinuación no tendremos un estudio de Torá sino una pequeña enseñanza para que cada uno trate en lo posible de aplicarla a su vida personal y desparramar un fuego de luz para iluminar.

Esta escrito:

Entonces salió fuego de la presencia del Eterno y consumió el holocausto y los sebos sobre el altar. Al ver esto, todo el pueblo gritó de gozo, y se postraron sobre sus rostros.” -Levítico 9:24 –

Los sacerdotes debian encargarse de que ese fuego desprendido del Eterno no se consumiera, no se extinguiera, tal como esta dicho:

El fuego encendido sobre el altar no será apagado. El sacerdote hará arder leña en él cada mañana. Acomodará sobre el altar el holocausto y quemará sobre él el sebo de los sacrificios de paz. El fuego ha de arder permanentemente en el altar; no se apagará.” – Levítico 6:5-6 –

Dos eran los fuegos que se entremezclaban sobre el altar.

Uno era el que proveía milagrosamente Dios. El otro era el que los sacerdotes se encargaban de encender, sobre el ya encendido. Así Dios mantenía con Su protección el fuego que de Él emanaba, en tanto los sacerdotes realizaban lo que estaba a su alcance, junto con lo que le fuera ordenado.

Similarmente, cada gentil que cumple los preceptos noajicos tal como le fuera ordenado por Dios se compara con el sacerdote que constantemente, todas las mañanas, hace de su parte para mantener viva la llama sobre el altar. Trabaja en sociedad con Dios haciendo su parte y lo que se espera de él.

Un Noajida no espera milagros, sino que deposita su confianza en Dios mientras hace lo que esta a su alcance logrando entremezclar los dos fuegos existentes en el mundo.
El fuego del Noajismo no se apaga en tanto uno mismo haga de su parte, coloque la leña y mantenga viva la llama que inició Dios Mismo.

Querido lector, que tu fuego no se apague, manten viva la llama e ilumina la vida de los que te rodean, se un portador de luz y un canal de bendicion, tu tienes el potencial para ello.

Cariños!

“Si aun no eres parte de la comunidad de fieles  a Dios, eres la pieza del rompecabezas que falta.”

11 pensamientos en “El Fuego entremezclado no se apaga”

  1. El fuego encendido sobre el altar no será apagado. El sacerdote hará arder leña en él cada mañana. Acomodará sobre el altar el holocausto y quemará sobre él el sebo de los sacrificios de paz. El fuego ha de arder permanentemente en el altar; no se apagará.” – Levítico 6:5-6 
     
    Bueno no soy el mas indicado pero debo decirles algo, para mi, esta porción nos dice que el SACERDOTE (MORE) debe mantener el fuego no dejar que se apague y mucho menos apagarlo, y para que arda constantemente debemos aprender del maestro y mantenernos firmes en lo que nos corresponde dejando todo aquello que no es para nuestra vida y nos aparta de la senda que nos corresponde…
    Así que cada día debemos por la mañana desprendernos de todas las caretas de falsedad con las cuales hemos vivido y comenzar un día pleno de la LIBERTAD  que nos da Hashem….
    Shalom

  2. Querido José sin que lo tome a mal, segun su opinion cada uno se desligaria de su responsabilidad de construir Shalom para hecharle todo el peso de la carga al Maestro que humildemente  muestra el camino de fidelidad para llegar a Dios.
    Recuerde: “El fuego del Noajismo no se apaga en tanto UNO mismo haga de su parte, coloque la leña y mantenga viva la llama que inició Dios Mismo.”
    No pretendo creerme por responder a ese apreciado comentario que usted amablemente incluyo en el post, pero es necesario el aclaramiento. Cariños!

  3. Disculpenme pero cuando lo lei la primera vez, me fui con una sola cita, mas he vuelto a leerle y entendi la enseñanza, y si more cada uno  es su propio sacerdote para que saque de su interior toda la falsa enseñanza y quemarla cada mañana delante del Eterno, pues cada uno conoce lo que hay en su interior

  4. “Un Noajida no espera milagros, sino que deposita su confianza en Dios mientras hace lo que esta a su alcance logrando entremezclar los dos fuegos existentes en el mundo.
    El fuego del Noajismo no se apaga en tanto uno mismo haga de su parte, coloque la leña y mantenga viva la llama que inició Dios Mismo.”

    Tampoco hay q esperar q otro haga TU parte para la construcion de shalom

Deja un comentario