La ardua tarea del constructor de shalom

Introduccion.

Mis queridos compañeros de estudio, ustedes que nos acompañan en el camino de la Luz, con mi humilde y escaso conocimiento expondre una enseñanza basada en el siguiente link: http://serjudio.com/rap2801a2850/rap2847.htm.

Que las siguientes palabras siembren fuerza y éxito en el transcurso de su vida como fieles a Dios.

La ardua tarea del constructor de Shalom.

Cada persona que desea fielmente sevir al Padre toda su vida lleva una ardua tarea que es menester tener presente y aplicar todas las fuerzas para lograr vencer. El Eterno en su infinita sabiduría nos creó una tendencia negativa, aquello que conocemos como el ego, aquel que constantemente cumple su función por orden del Padre. El ego no cesa, no se cansa, no se duerme, no se rinde y da lo mejor de sí para cumplir su objetivo.

Existe la posibilidad en ocasiones que el mal tambien da de sí para construir el bien, en palabras de los Sabios:

«Del mismo bosque proviene el mango del hacha que lo tala» . TB Sanhedrin 39b –

Para que el tema sea mas entendible y fácil de captar para llevar a la práctica, pues las cosas no deben quedar solo en palabras, les ofrecere un ejemplo:

El rey David, aquel valiente y honorable guerrero y constructor de shalom, fue proveniente de la nacion enemiga de Israel llamada Moab por intermedio de una moabita conversa al judaismo. Como rey el pudo ser un dictador, una persona egoísta que busca satisfaccion de los placeres del ego, un buscador de renombre por las situaciones malvadas o guerras asesinas que pudo provocar con tal status. Pero, no fue así como nos cuenta la historia, los sagrados libros del TaNaJ. El fue un hombre recto, segun sus posibilidades a los ojos del Eterno, una buena persona, ademas el encargado de guerrear y vencer a la nacion de Moab.

Mi querido lector, como notarás aquel que surgió de alguna manera indirecta de aquella nación fue el encargado de acabar con ella. Hasta aqui el ejemplo.

La enseñanza de Luz.

La persona que se desarrolla espiritualmente vive conciente de que no solo es menester pelear con las tendencias negativas, ni mucho menos reprimirlas a tal punto de desconocerlas en uno mismo, sino que es necesario luchar hasta subyugar a las riendas negativas y encausarlas hacia lo positivo, que lo negativo haga nacer lo positivo, que el mal que llevamos interiormente nos ayude en la construccion del bien, que el mal tambien fabrique el bien.

No es tarea fácil, pero tampoco dificil. Dios nos dio las herramientas necesarias que todo fiel a él constantemente las lleva y las utiliza. El secreto para ver, encontrar o luchar en la oscuridad es encender la luz, similarmente para luchar contra la oscuridad, las fuerzas del mal, nuestra tendencia negativa, es encender y constantemente aplicar a todo momento y circunstancia, sin dejar que se apague,  las siete luces que nos proveyó el Padre.

Mi querido lector, que tus luces se mantengan encendidas en ti, que el cumplimiento de los preceptos noajicos no se te apaguen, porque no es trabajo mío, ni de tu maestro, ni del Padre mantenerlas y aplicarlas, es trabajo tuyo, tu lucha, tu tarea, tu misión avivar y despertar para sembrar esas siete luces que darán su provecho, su bendición, su cosecha en tu apreciada y querida vida. Es tu deber actuar para que el mal tambien fabrique el bien y junto con nosotros sea socio en la sagrada tarea de construir shalom.

Cariños!

«Si aún no eres parte de la comunidad de fieles a Dios, eres la pieza del rompecabezas que falta»


 




2 pensamientos en “La ardua tarea del constructor de shalom”

Deja una respuesta