SEGUIR VIVIENDO CON NUESTROS SERES AMADOS

Descubrir la verdad, tomar la decisión y empezar a vivir sin idolatría es todo un reto, cumplir los 7 preceptos dados por nuestro Padre a toda la humanidad también es un proceso, y es de por sí “muy bello” y sobretodo gratificante; pero ¿Qué hacer cuando nuestra familia aún no lo sabe, no viven acorde al noajismo, critican nuestra decisión y lo peor intentan devolvernos a las antiguas creencias esclavistas de cualquier religión?

A veces construir shalom en este “mini campo de batalla” No es Fácil, es cierto, pero…no es imposible.

Depende de ti, de lo que anhelas profundamente y obviamente de aprender a confiar, en ti, de tener la certeza que salir de la idolatría ha sido “lo más maravilloso que puede sucederle a una persona”;  claro, no confíes solo en ti, no sea que en vez de dominar nuestro ego , le demos motivos para que nos maneje, así que no son solo tus fuerzas o tus posibilidades, confía en el Dueño del Universo.

Todo tiene su tiempo, se paciente y pide por el tiempo de ellos, de tu familia, de aquellos que te son más cercanos, mientras tanto enamórate del noajismo, de la verdad, eso te llenará de motivos suficientes para seguir, para  no volver y sobre todo para “anhelar que los tuyos” disfruten, lo que tú ya estarás disfrutando.

Las presiones son fuertes, sobre todo cuando vienen de los seres que más amamos, te lo digo por experiencia, hace 7  años deje el catolicismo, e ingrese al mal llamado judaísmo mesiánico y hace 2 años reconocí completamente mi identidad como noájida.

La reacción de mi familia (mis padres) fue muy dura para mi, y eso que nunca intente convencerlos, ni intenté que creyeran lo mismo que yo y trataba de no darles cátedra para intentar convencerlos de que ellos estaban creyendo algo que es solo una fantasía.  Si ventilamos a grito entero nuestra creencia, si condenamos a los que aun están presa de esa idolatría, …  NO VIVIMOS, como noájidas consientes de nuestra misión.  Quizás seamos noájidas, pero para aquellos que nos ven actuar de ese modo podrían pensar que no hemos salido de las cadenas de la religión, y que simplemente pasamos a ser miembros de otra secta religiosa como las que abundan, que buscan misioneros que condenan al mundo  cuando alguien vive presa a algo diferente a lo que ellos creen.

Trata de entender que las reacciones de nuestros seres amados son normales, pues a sus ojos hemos perdido la dirección, nos condenaremos, ó seremos echados al infierno por no creer lo que ellos aprendieron y aceptan, mis padres dijeron que no me querían ver, mi mamá dijo que había perdido una hija, hasta me dijo que me fuera de la casa; sentí tristeza por tantas palabras a veces duras, pero aprendí a callar, a respetar sus palabras, a ver que en el fondo lo hacían porque me amaban, pero claro estaba segura de algo “nunca más volvería a creer las patrañas que un día creí…”

Descubrí que la mejor manera de decir lo que eres, de mostrar en quién crees “es no decir nada”, no contender y evitar contender, solo actuar, actuar correctamente acorde a tus principios, cuando ya estuve aun más convencida de lo que creía y yo misma lo entendía plenamente,  al recibir sus críticas, dardos y todo lo que de ellos venía  aprendí a responder,  con el mismo amor y respeto que merecen nuestros seres amados, sin intentar convencer pero si queriendo inquietar, intentando que ellos razonen, analicen y puedan llegar a las conclusiones a las que tu un día llegaste para decir “hasta aquí con este cuento”.

 
Así que no permitas que esa presión te gane. ¿Volverías a creer que al caérsete un diente y dejarlo bajo la almohada, aparecerá un billete, que el ratón Pérez te  dejo mientras dormías?, ¿Volverías a creer que los bebes vienen de parís y que una cigüeña los trae colgados de su pico?, es lo mismo que creer que un hombre fue dios, o cualquier montaje fantasioso que las religiones se inventan.

Hoy en día mi familia, no se atreve a preguntarme acerca de lo que creo, porque se han quedado sin argumentos muchas veces, por ahora respetan lo que soy  y dejaron las presiones, ya sabes, volver a misa, bautizar a mi bebe, etc.  Siguen siendo católicos, pero estoy segura; que sin la idolatría que no es más que un hábito aprendido, serían grandes noájidas pues los valores que me enseñaron me dan la certeza de ello, así que con paciencia espero el tiempo de ellos.

Este hogar, FULVIDA, está a la mano de aquel que busque su verdadero tesoro, primero para que tu aprendas  y tengas la certeza de lo que crees, y también para que adquieras esas herramientas para ayudar a salir de las fábulas a otros.

 Quizás tu familia no sea católica, pero que importa la denominación de la idolatría, llámese cristiano, testigo, evangélico, mesiánico, lo que sea, algunos aprenden más de su falsedad que otros, pero la idolatría los mantiene a TODOS, estén donde estén, esclavos, presa de la oscuridad, y por ello al ver la luz, se tapan, se ocultan, reaccionan, …

Que esa luz que proviene de la verdad, penetre poco a poco. Es luz; por consiguiente la oscuridad un día desaparecerá,  mientras tanto tú sigue cargando las baterías y alumbrando, sigue buscando tu tesoro, y empieza a disfrutarlo.

Que sigamos siendo verdaderos constructores de shalom, también con nuestros seres amados.  Un abrazo.

5 pensamientos en “SEGUIR VIVIENDO CON NUESTROS SERES AMADOS”

  1. Elisheva ,creo casi todos pasamos por ese trago amargo de la familias, yo lo vivi con mi madre a la persona que ame mucho,pero para mi fue de gran dolor no por su muerte sino por no haber podido tener mas tiempo para poder convenser,no con letras sino con hechos de la vida diaria de mi persona de que ella viera en mi,los cambios en mi vida espiritual,no discutiendo de religiones sino que me viera y digera estoy orgulloza de ti hijo mio, por tu convenses con tu vida,que mis niveles espirituales la convensieran,aunque sea en la forma minima creo que hubiese sido sufisiente,gracias Elisheva .

  2. Gracias Eli por tan grato texto..
    La convivencia con nuestras familias suele tornarse complicada, y hasta angustiante, uno siente que todos ponen los ojos sobre uno y lo hacen ver como el equivocado. Para mi basto sentime en el camino correcto.. Me duele mucho la oscuridad de tantos …

    Saludos ¡¡

Deja una respuesta