Noajismo: El camino a la paz mundial

Pensemos por un momento:

Si todo el mundo (especificamente los gentiles):

– Abandanoran cualquier forma de idolatria como expresada por las religiones grupales o personales

– No asesinaran, en su lugar respetaran la vida

– No robaran, en cambio respetaran la propiedad ajena

– No blasfemaran, en su lugar respetaran al Creador

– No cometieran relaciones sexuales ilicitas, sino ajustaran sus deseos sexuales a lo permitido

– No comieran parte de un animal con vida, sino expresaran su respeto por la Creación

– Establecieran cortes de Justicia, y por supuesto, las desarrollaran teniendo como base las leyes anteriores, las obedecieran, respeteran y mejoraran continuamente

Si toda la humanidad lo hiciera, ¿Cuál seria el resultado?

Indudablemente habria paz en el mundo.

La receta de la paz mundial no la tiene Miss Universo, ni los presidentes de primer mundo, ni los carismaticos pero pauperrimos líderes manipuladores de vida.

La paz mundial no se consigue haciendo lo contrario a lo que dictan las Siete Leyes de Noaj. La humanidad tiene miles de años manejando en el carril equivocado y los resultados saltan a la vista.

¿Quieres paz para ti, para tu familia, para tu entorno, para tu sociedad, para tu pais, para tu mundo?

Entonces que tus acciones demuestren cuál es tu identidad espiritual.

6 pensamientos en “Noajismo: El camino a la paz mundial”

  1. Saludos primero que nada, desde mexico.
    creo que esta muy atinada su reflexion, me sentro en el mandamiento  de no asesinar, esto lo digo por los  religiosos (misioneros) que nos envenenan el alma y la vida con falsas creencias.Y nos alejan del verdadero camino destinado a nosotros los gentiles.

  2. Quisiera tomar un momento de su tiempo y agradecerles de corazón por dedicar parte de sus días a tan noble causa como lo es Fulvida. No podría concordar más con usted, Profesor, la paz mundial es algo sencillo de alcanzar si se siguen los siete mandamientos para las naciones en vez de buscar la idolatria y con el cuento de que «el que peca y reza empata» la gente anda por el mundo haciendo maldades y luego piensan que el escuálido colgado, como le dice uno de los miembros de esta página, va a perdonarles.

  3. Jona, me encanto la sencillez de estas palabras y el profundo mensaje que lleva.  

    Construir shalom, hacer de la paz una realidad es tan fácil si el noájida,  cumple su parte,  conoce su legado, lo vive y ayuda al mundo a que lo sepa. 

    Muchas gracias y   «que nuestras  acciones demuestren cuál es nuestra identidad espiritual»

Deja una respuesta