Una afirmación noajita y la antropología

y erigió (al salir del arca) Noé un altar al Eterno… Génesis/Bereshit 8: 20

De pequeño me enseñaron en el colegio que el hombre había pasado varias fases evolutivas en su religiosidad, básicamente: animista, chamanismo, telúrico, politeísta, monolatría, monoteísmo… y me contaban que el Dios de Israel no era más que el resultado de una monolatría exacerbada que terminó en monoteísmo.

FRENTE A ESTO: Nosotros, como Benei Noaj creemos que Dios dio las normas al hombre, a toda la humanidad, en la persona del superviviente del diluvio: nuestro padre Noaj/Noé.

¿Quién tiene razón?

Si, miramos la historia reciente… parece que la enseñanza escolar
Si vemos los pueblos actuales que viven de forma primitiva… parece que la enseñanza escolar.

¿Entonces las enseñanzas bíblicas son falsas?

PERO ¿acaso la apariencia es ciencia? La ciencia, la verdadera ciencia, es estudio, investigación, profundización.

Se podría preguntar: Si las creencias de los noajitas fueran ciertas… ¿no tendrían que existir una base común a esos 7 principios en la humanidad?

Para empezar: ¿no debería haber desde los orígenes la creencia en un Solo Ser Supremo en toda civilización?

Pues, a pesar de la apariencias, antropólogos, estudiosos de la historia de las religiones de prestigio, así lo reconocen: Sí hay un monoteísmo primordial universal.

Es muy difícil resumir los estudios de numerosos estudiosos que empíricamente fueron recogiendo trabajos de campo de poblaciones a lo largo de todo el mundo en diversos estudios, ensayos, y tratados… desde la escuela Etnográfica de Viena a autores tan prestigiosos como Mircea Eliade. Y sería interminable ir citando los pueblos que han sido objeto de estudio, estudiando las creencias de los indígenas americanos, de pueblos del ártico, australianos, africanos, europeos, asiáticos, y de Oceanía y junto a ello estudios arqueológicos de Sumeria, pueblos indoeuropeos, Asia arcaica… etc.

Y se ha descubierto que existe una constante que se lleva produciendo en la historia humana desde el principio de ésta.
Sorprendentemente se ha visto que todos lo pueblos tienen un Dios inicial, creador del universo y de una presciencia y sabiduría infinitas, dador de vida y leyes morales. Y esto se ha detectado siempre… desde la india a África, desde Europa a América. Así lo han reflejado el estudio de las creencias mundiales… por muy politeístas, animistas o lo que sea que aparenten a día de hoy.

Ejemplos: en ciertas tribus de Australia se habla de una divinidad suprema que tiene su morada en el cielo… que ha creado la tierra, los animales, las plantas, animales y al hombre mismo de arcilla insuflándole el alma por la nariz…
En las islas andamán existen restos de una creencia de un ser supremo que lo sabe todo y ha creado el mundo y al primer hombre… la humanidad crece y se dispersa y se olvida del que fue su creador y como enfado les manda una lluvia que inunda la tierra entera.
En tierra de fuego los cazadores nómadas conocen un Dios supremo cuyo nombre no debe ser pronunciado, eterno, omnisciente, todopoderoso, creador… los maasai en África hablan de el gran Dios invisible que mora en el cielo… los pigmeos hablan del pacto que este Dios (ahora tienen muchos) hizo con el mundo a través del arco iris…

Podrían seguir con los ejemplos de todos los continentes… y siempre encontramos que las mismas características del Dios supremo Creador están siempre presentes… (Incluso en Mesopotamia, antes de Ba´al, antes de Marduk… existen registros de un culto desaparecido a un Dios Soberano, Padre de todo, Creador, sin posible representación), pero su culto bien ha desaparecido, bien ha quedado relegado a un segundo o tercer término, bien ha quedado como historia o mito antiguo.

¿Por qué sucedió esto?

En todo el mundo se dio el mismo proceso: el hombre no comprende la inmensidad, lo todopoderoso y omnisciente, eterno ve al Creador inaccesible… lo ve demasiado bueno o demasiado lejano para darle culto; “sin ver es difícil adorar” (recordemos la salida de Egipto, que sucedió), no ven a Dios sometidos a sus caprichos… prefieren dioses que se dejan dominar por la magia o el ritual… nacen los dioses del más acá, de la lluvia, de la fecundidad… dioses que se hacen hombre para morir y resucitar, dioses hechos por la mente humana más cercanos y comprensibles, y que, además, se pueden representar en madera o piedra facilitando su adoración… fetiches, dioses que tienen hijos y pasiones… todo ello refleja la preferencia a adorar lo concreto con un fin concreto… y poco a poco se alejan del Verdadero y Único Creador, y con el tiempo desaparecen siendo sustituidas por los politeísmos que si conocemos, por el culto a los antepasados, por espíritus, demonios, fuerzas de la naturaleza. A veces se mantiene ese monoteísmo pero deformado e idolátrico, (ejemplo el culto al sol, se empieza representando a Dios como el astro-rey y se termina en idolatría… como tantas religiones hoy en día).

O sencillamente el ser humano se aparta de Dios.

Este proceso aún se puede ver, a día de hoy, en religiones teóricamente monoteístas dónde la adoración al Creador es sustituida por santos especializados (patrones de profesiones, vírgenes de los remedios… dioses hechos hombre), la evolución lleva a un politeísmo de facto.
Así pues el “genio” de Israel no fue descubrir a Dios, sino fue seguir fiel a él (con las excepciones que conocemos), mientras que el resto de la humanidad ha ido creando sus propios dioses.

Mi objetivo a la hora de escribir este artículo es que nadie os engañe… la enseñanza Noajitica es cierta… la humanidad conoció Sus Santas Enseñanzas desde el principio… el monoteísmo no es el resultado de ninguna evolución religiosa.

Pero también existe un segundo objetivo ya no tan teórico… y es que, viendo y sabiendo como ha sido la historia, nos hagamos las siguientes preguntas:
– ¿Dios se ha alejado de nosotros o nosotros de Él?
– ¿Pensamos seguir alejándonos o dejaremos que Él pueda hacernos sentir Su Presencia?
– ¿nos damos cuenta que fácil es caer en la idolatría?

10 pensamientos en “Una afirmación noajita y la antropología”

  1. si, es como para releerlo y reestudiarlo…

    podemos hallar no solamente enseñanzas de la historia, o de lo q ocurre en pueblos «primitivos», sino tbn en aquellos q habiendo visto la luz prefieren volver al fondo de la caverna a adorar a sus EGOS convertidos en diositos…

  2. En la antigua Grecia hay grandes enseñanzas éticas y morales, sin valor profético pero que no contradicen la profecía auténtica. La ética de NUESTROS (éstos sí) padres. El saber de Iefet resplandece en las tiendas de Shem. Gracias y buena semana.

  3. Que buen artículo ¡¡ como aporte, un celebre historiador costarricense, el señor Ricardo Ferandez Guardia, en su libro Cartilla Historia de Costa Rica, y sobre la religión de los aborígenes de esta tierra, escribió:

    «…casi todos los indios de Costa Rica creían en un ser supremo, causa primera de todas las cosas, y en la importalidad del alma..» (pag13, Edición 1984).

    Y en una edición mas reciente se incluye: «..los bruncas creían que el primer hombre había nacido de una semilla traida a la tierra por una lechuza enviada por dios; los caribes que los hombres, los animales y las plantas, procedían igualmente por semillas plantadas por sibú, nombre que le daban y le dan todavía al ser supremo…»

    Tal vez para el hombre moderno es mas sencillo tener una conciencia monoteísta que para el hombre primitivo; pero la etica universal del Cogido primitivo Noajida de la que ahora goza el hombre moderno lo hace mas humano.

Deja una respuesta