Januca en el valle de Forge

Israel Salomón tenía frío, pero su mente no estaba concentrada en el crudo invierno del Valle de Forge, ni siquiera en la batalla en que habría de luchar al día siguiente. Todo su ser estaba enfocado en encender las velas de Janucá sin llamar la atención de nadie.

“Es posible que éste sea mi último Janucá” pensó mientras encendía las velas. En ese instante sólo pudo murmurar: “Gracias Dios, ¡Gracias por todo!” mientras recitaba las bendiciones bajo el claro y silencioso cielo de Pennsylvania.

De pronto, algo lo trajo a la realidad. Había una persona parada a su lado.

“¿Qué es esto? ¿Qué estás haciendo? ¿Eres un espía?” Quien le gritaba no era sino el Comandante General del Ejército Revolucionario, el General George Washington.

“No, no general”, murmuró. “¡Dios no lo permita! Soy un judío observante. Creo en Dios y éste es uno de nuestros preceptos. No soy un espía mi general.”

“¿Qué tipo de precepto es ese?” preguntó el general.

“Hace aproximadamente 2000 años, nosotros, los judíos, luchamos una guerra muy parecida a ésta” dijo Salomón, sintiéndose inspirado. El general lo miraba profundamente a los ojos.

El soldado judío se irguió y le devolvió la mirada. “General, los judíos ganaron esa guerra por que luchaban por la verdad. Luchaban por la libertad. Eran menos en número, muchos menos que nosotros ahora, en una proporción de 1 a 100, pero ganaron porque creían en Dios y Él los ayudó”

“¡Mañana triunfará también usted, señor General!”, agregó,

¡Dios nos ayudará de la misma forma en que los ayudó en ese momento!”

El General estaba en silencio, lo miraba y examinaba al soldado incrédulamente. Luego de un instante dijo: “Tú eres judío. ¡Eres de la nación de los profetas! ¡Tomaré tus palabras como si hubieran sido pronunciadas por Dios mismo!”. El General estrechó la mano de Salomón, lo saludó cálidamente y continuó con su recorrido.

Lo que sucedió al día siguiente, es historia. Las fuerzas del General Washington vencieron a las fuerzas británicas, lo que resultó ser el comienzo de la victoria y finalmente la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo que no es tan conocido es que Israel Salomón sobrevivió a la guerra y retornó a su hogar en Boston. Una noche de Janucá, aproximadamente dos años después de la batalla del Valle de Forge, Salomón se encontraba cenando junto a su familia mientras las velas de Janucá estaban encendidas, cuando escuchó un golpe en la puerta. Se levantó, la abrió y se quedó petrificado al ver que allí estaba un grupo de diez oficiales del ejército junto al primer presidente de los Estados Unidos, el General George Washington.

Los hizo pasar y el presidente le dijo: “estamos aquí para traerte un presente”. Uno de los oficiales dio un paso el frente y sacó de su bolsillo un pequeño estuche de terciopelo. El señor Salomón no salía de su sorpresa.

Tomó lentamente la cajita, la abrió y encontró allí una medalla de oro. Al tenerla en sus manos vio que grabada sobre ella estaba la imagen del candelabro de Janucá junto a las palabras, “Con admiración George Washington”

“Señor Salomón, usted no sabe lo que hizo en el Valle de Forge” dijo el presidente, “Yo no podía dormir esa noche pues creía que no teníamos posibilidades de ganar la batalla. Carecíamos de municiones suficientes, teníamos un reducido número de soldados y la comida era insuficiente. Cuando vi a los muchachos durmiendo a la intemperie con el frío intenso azotándolos, pensé en rendirme. Pero sus luminarias y su mensaje inspirador me ayudaron a ver todo distinto. Señor Salomón, gracias a usted y a sus velas, estamos hoy parados aquí como hombres libres”.

De acuerdo a la historia, la medalla que le fue entregada a Israel Salomón aún existe como testimonio del mensaje esperanzador de Janucá.

Israel Salomón tenía frío, pero su mente no estaba concentrada en el crudo invierno del Valle de Forge, ni siquiera en la batalla en que habría de luchar al día siguiente. Todo su ser estaba enfocado en encender las velas de Janucá sin llamar la atención de nadie.

“Es posible que éste sea mi último Janucá” pensó mientras encendía las velas. En ese instante sólo pudo murmurar: “Gracias Dios, ¡Gracias por todo!” mientras recitaba las bendiciones bajo el claro y silencioso cielo de Pennsylvania.

De pronto, algo lo trajo a la realidad. Había una persona parada a su lado.

“¿Qué es esto? ¿Qué estás haciendo? ¿Eres un espía?” Quien le gritaba no era sino el Comandante General del Ejército Revolucionario, el General George Washington.

“No, no general”, murmuró. “¡Dios no lo permita! Soy un judío observante. Creo en Dios y éste es uno de nuestros preceptos. No soy un espía mi general.”

“¿Qué tipo de precepto es ese?” preguntó el general.

“Hace aproximadamente 2000 años, nosotros, los judíos, luchamos una guerra muy parecida a ésta” dijo Salomón, sintiéndose inspirado. El general lo miraba profundamente a los ojos.

El soldado judío se irguió y le devolvió la mirada. “General, los judíos ganaron esa guerra por que luchaban por la verdad. Luchaban por la libertad. Eran menos en número, muchos menos que nosotros ahora, en una proporción de 1 a 100, pero ganaron porque creían en Dios y Él los ayudó”

“¡Mañana triunfará también usted, señor General!”, agregó,

¡Dios nos ayudará de la misma forma en que los ayudó en ese momento!”

El General estaba en silencio, lo miraba y examinaba al soldado incrédulamente. Luego de un instante dijo: “Tú eres judío. ¡Eres de la nación de los profetas! ¡Tomaré tus palabras como si hubieran sido pronunciadas por Dios mismo!”. El General estrechó la mano de Salomón, lo saludó cálidamente y continuó con su recorrido.

Lo que sucedió al día siguiente, es historia. Las fuerzas del General Washington vencieron a las fuerzas británicas, lo que resultó ser el comienzo de la victoria y finalmente la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo que no es tan conocido es que Israel Salomón sobrevivió a la guerra y retornó a su hogar en Boston. Una noche de Janucá, aproximadamente dos años después de la batalla del Valle de Forge, Salomón se encontraba cenando junto a su familia mientras las velas de Janucá estaban encendidas, cuando escuchó un golpe en la puerta. Se levantó, la abrió y se quedó petrificado al ver que allí estaba un grupo de diez oficiales del ejército junto al primer presidente de los Estados Unidos, el General George Washington.

Los hizo pasar y el presidente le dijo: “estamos aquí para traerte un presente”. Uno de los oficiales dio un paso el frente y sacó de su bolsillo un pequeño estuche de terciopelo. El señor Salomón no salía de su sorpresa.

Tomó lentamente la cajita, la abrió y encontró allí una medalla de oro. Al tenerla en sus manos vio que grabada sobre ella estaba la imagen del candelabro de Janucá junto a las palabras, “Con admiración George Washington”

“Señor Salomón, usted no sabe lo que hizo en el Valle de Forge” dijo el presidente, “Yo no podía dormir esa noche pues creía que no teníamos posibilidades de ganar la batalla. Carecíamos de municiones suficientes, teníamos un reducido número de soldados y la comida era insuficiente. Cuando vi a los muchachos durmiendo a la intemperie con el frío intenso azotándolos, pensé en rendirme. Pero sus luminarias y su mensaje inspirador me ayudaron a ver todo distinto. Señor Salomón, gracias a usted y a sus velas, estamos hoy parados aquí como hombres libres”.

De acuerdo a la historia, la medalla que le fue entregada a Israel Salomón aún existe como testimonio del mensaje esperanzador de Janucá.

Preguntas para reflexionar

1. ¿De qué forma demuestras tu agradecimiento?

2. ¿Sabes inspirar confianza y dar ánimo a personas que se encuentran atravesando situaciones difíciles?

3. ¿Dejas todo en manos de Dios o te asocias a Él en la consecución de tus metas?

4. ¿Cuál es la enseñanza noájica que se puede adquirir al conocer la existencia, origen y sentido de la festividad judía de Januca?

Textos seleccionados de:

1. “Un principio sin final“, del Rabino Aarón Ribco

2. “Aromas del Paraíso”, del Moré Yehuda Ribco

Imágenes sin copyright tomadas de diversas fuentes.

48 pensamientos en “Januca en el valle de Forge”

  1. Esta historia demuestra la fuerza de los creyentes. Moré cuanto más le leo y más le conozco más ganas tengo de ir más allá de mi identidad noajida y adoptar los mandamientos de la Torá. Gracias a su inspiración he comprendido la gran diferencia entre la identidad noajica y la judía y voy a empezar mi proceso de conversión al judaísmo. Gracias Moré

  2. Leyendo esta maravillosa historia de la vida real, recuerdo que fue en fechas de januka que decidí pasar mi renunciar como líder religioso a mis autoridades, para no volver nunca jamas, y cuando me preguntaron que haría ahora que renunciaba, jure que en mi vida no volvería a estafar a nadie mas por medio de la religión, y así quedó sentado en el acta final. Es lo mejor que me pudo pasar,  vivir como noajida !QUE ESPECTACULAR¡

  3. A algunos Noajidas ya no nos basta el Noajismo, la ayuda y la enseñanza del Moré Yehuda Ribco es como un regalo del cielo pero la sed por servir al Eterno y la sed por acercarse al Eterno es demasiado intensa, en ese momento la única forma de vida que les queda a esas personas es optar por Judaísmo. Llega un momento en que la conversión no se hace solo por elección sino por autentica necesidad espiritual.
    Hago esta matización por que me da la impresión que Profeortiz me ha hecho una crítica velada en su comentario.
    Algunos deben comprender que la conversión al Judaísmo, para algunos Noajidas, se vuelve inevitable

  4. gonzaloNJ, pierda cuidado, no uso mi tiempo aqui para escribir haciendo alusión a usted ni a nadie. Si tuviese algo que decirle a usted, créame que lo haria sin temor alguno, ya que siempre digo lo que pienso. A algunos les gusta y se quedan, a otros no y se van despotricando de fulvida.

    Pero para mostrarle que no me refiero a usted, le explico que me refiero a aquellas personas que mezclan su identidad noájida con elementos judios. Aqui a veces les decimos noajUdas. Estas personas gustan de mezclar ambas identidades y al mismo tiempo enseñan que esa es la voluntad Divina. Estoy seguro que ese no es su caso.

    Por ahi me pareció ver que ud comentaba al Moré Yehuda interés por la conversión al Judaismo, lo felicito si es así. Y le deseo todo lo mejor. Y lo animo a que haga conversión LEGAL, ORTODOXA, para que pueda usted servir a pleno y sin reservas al Creador desde la filas judias, y ayudarnos a nosotros los noájidas a construir shalom. Y tambien sirva su proceder de ejemplo para aquellos que huyendo de lo legal, se arman trampas, toman atajos y usurpan una identidad que no les corresponde.

    Paz para usted.

  5. me hago eco de las siguientes palabras del profe ortiz: “”lo animo a que haga conversión LEGAL, ORTODOXA, para que pueda usted servir a pleno y sin reservas al Creador desde la filas judias, y ayudarnos a nosotros los noájidas a construir shalom.””

    vale para todos aquellos q sienten q pueden vivir con sinceridad y lealtad el camino q Dios dispuso para los judios, sean de nacimiento o por conversion.

    y recordemos q vale la eternidad tbn el santo camino noajico, para los gentiles, tal como Dios dispuso para las naciones.

  6. More Yehuda, debería usted ser más preciso, hace algún tiempo le hice una pregunta. Todas las preguntas que le he hecho me las ha respondido, con gran amabilidad, estoy en deuda con usted y pienso hacer una colaboración económica muy pronto con Fulvida, sin embargo hay una que no me ha respondido… Tengo entendido que el mundo eterno, el mundo espiritual está compuesto de 6 niveles… un noajida puede alcanzar ese 6º nivel, en el mundo espiritual venidero un Noajida puede acabar tan cerca de D/os como lo pueda acabar usted? ¿Job, Sem y Noaj pueden acabar tan cerca de D/os como los Patriarcas Judíos? Esta pregunta a lo mejor a usted le parece absurda pero para los que se plantean convertirse puede ser primordial

  7. No More, ni es una critica ni es una queja, pero en este caso probablemente tengo una preocupación que usted no tiene… de todas formas esta pregunta ya se la he formulado a otros amigos Judíos de confianza y tampoco me la han querido responder y los respeto profundamente, pero creo que deberían respoderla

  8. No es mi caso, pero si existen los Bnei Anussim auténticos y ellos, aún sin haber iniciado un proceso de conversión legal (y qué es eso de legal?? quién establece eso de legal?? qué Rabino Ortodoxo?? por ejemplo son válidos a la hora de calificar de legal aquellos Rabinos Ortodoxos que están en la carcel??) pueden echar mano de la Torá y leerla? Profe Ortiz y además a usted quien le ha dicho que tal o tal cosa son propiedad exclusiva del Pueblo Judío… es por que ha estado leyendo lo que a usted no le corresponde?? No se cubra de pecados

  9. usted perdone, solo pedía aclaraciones ya que la Ley no habla por si misma o mejor dicho no toma decisiones por si misma, las decisiones sobre lo que es legal o no la toman individuos, rabinos, etc… por eso pedía aclaración sobre lo que es legal, en este caso el proceso de conversión tal y como se refiere profe ortiz, a ver si me aclara el profe

  10. Gonzalo, es muy simple. Tiene potestad para iniciarte en el camino de la conversión un Rabino que adhiera a los 613 preceptos de la Torah sin cambios ni permisividad, es a eso lo que se le llama Ortodoxo. Y por supuesto que sea válidamente Rabino. Y para convertirte, una vez que hayas aprendido todo lo que el Rabino te haya enseñado y te encuentres decidido a asumir el compromiso irrervocable de vivir como Judío, tiene la potestad un tribunal de tres Judíos que cumplan fielmente la Torah y uno de ellos al menos sea un Rabino experto en las conversiones (eso técnicamente, pues en la practica los tres son Rabinos expertos en el tema). Iniciar el proceso con un Rabino no te perjudica en nada, pues el Sabio sabrá orientarte y, si ese no es tu camino y eres sincero, tu mismo te darás cuenta si te es mejor seguir siendo siendo Noájico.
    Pero ese comentario ofensivo que has escrito sobre Rabinos Ortodoxos en la cárcel, está muy fuera de lugar. Qui´za haya habido alguna vez en la historia algún Rabino preso, no lo sé, no conozco ningún caso, pero es tan larga la historia del pueblo Judío que podría haber habido alguno que haya caído en el pecado. Pero cual fue tu intención al decir eso? Es como si yo dijera que, porque alguna vez hubo algún médico auténtico que cometió delito, entonces un no-médico que sea inocente tiene derecho a recetar medicamentos!!! Es un absurdo!

  11. Raulmarrio, ¿qué hacemos por ejemplo con los Rabinos Ortodoxos sionistas? ¿Pueden convertir ellos también? ¿¿Qué es un Rabino Ortodoxo?? Por que todos los Rabinos Ortodoxos dicen que cumplen con todas sus Mitzvot ¿¿pero y si en privado no las cumplen?? … ¿aquellas personas a las que han convertido automáticamente dejan de ser Judías?? mmmm aclarame por favor Raulmarrio

  12. Disculpe Moré, ya no voy a incidir más en este asunto, se lo prometo, pero la explicación de Raulmarrio me pareció que debía ser comentada por mi parte. Constate usted que hasta ha escrito que algunas de mis ideas son de muy mal gusto y si bien tengo respuesta para eso me he abstenido de hacerlo.

  13. es q todo el tema q ud origiino sobre conversiones, validez, etc., esta fuera de sitio, como le he dicho mas arriba.

    de hecho, el indagar sobre conversion al judaismo en un sitio noajida dedicado al noajismo no tiene mucho q ver tampoco…

    concentremonos en la tematica del post, si hay algo para añadir al mismo.
    concentremonos en las tematicas de fulvida en fulvida, si hay algo para añadir al respecto.

    de paso, y no viene al caso tampoco pero aprovecho, la pregunta q me envio acerca de coversion al judaismo no tiene razon de ser en fulvida, pues no es un sitio de judaismo o conversion al judaismo.

    buen dia

  14. More, permita que le diga, desde el maximo cariño que le tengo, y no dude que se lo tengo, la conversion al Judaísmo es algo que afecta a los Noajidas, en consecuencia es pertinente en este foro. Sin embargo respeto que usted es el director y es el Moré y es usted quién decide que se responde y qué no. 

  15. el cometido de los ocmentarios, al menos en este sitio, es ampliar el conocimiento del articulo q los anida.

    no es un foro de tematica libre.

    hay otras opciones en la red q permiten actuar com oforistas.

     

    en cuanto a serjudio.con, EL PRIMERO Y ORIGINAL, de mi autoria, no tiene nada q ver con el otro sitio q u menciona, plagiador de nombres, estrafalario, poco judaico y peligroso para el espiritu.

    buen dia.

     

  16. Gonzalo, responderé lo que me has preguntado a mi, y luego has como te dijo el Moré, y si quieres saber de conversiones ve a ser.Judio.
    1-Si, los Rabinos sionistas tiene todo el derecho de convertir si son Ortodoxos. Existen diferentes opiniones sobre el sionismo en la Halajá pero, Usted ha comenzado muy mal, ni siquiera ha iniciado la conversión y hace preguntas sobre complicadas opiniones Halájicas relativas al Sionismo. (Suponiendo que se esté refiriendo a la opinión que se opone al Sionismo por sostener que habría que esperar primero la Redención). Si en cambio Usted siente aversión al Sionismo por otro motivo y cree que el Pueblo Judío es el único en la tierra que no tiene derecho a una patria, entonces bien le valdría mantenerse alejado de ese Pueblo y no buscar ser parte de él.
    2-Un Rabino Ortodoxo es aquel que sostiene que TODAS las leyes de la Torah deben cumplirse y defiende el Judaísmo original. Alguien que fuera conocido por desechar esas normas en su vida privada, o tuviera mala conducta, no está capacitado para convertir ni formar parte del tribunal. Ahora bien, si un Rabino tuviera una falta personal (son humanos), pero no reniega de las mitzvot, es válido. Vea este ejemplo, un médico que alguna vez descuidó su propia salud, puede seguir ejerciendo su profesión. Pero un médico que sostenga que ingerir veneno o agua no potable es inofensivo y que esas medidas de precaución ya no son necesarias, perdería su licencia, al igual que si, sin sostener tal idea, se está repetidamente intoxicando con agua contaminada, pues no sería responsable.
    3- Si una persona se convirtió con un Rabino que desecha las mitzvot y le enseñó que no necesita cumplir algunas de ellas para vivir como Judío, esa persona NO DEJA de ser Judío, sinó que NUNCA LO FUE, ya que no se comprometió a vivir como manda la Torah. Si sucediera un caso así, la persona debe recurrir a un tribunal válido que determine si está convertido y sujeto a la Torah, o sigue Gentil y sujeto a las Siete Leyes. Y ni hablar de los falsos rabinos mesiánicos y similares que ni profesan el Judaísmo. Sería como que yo quiera dar diploma de profesorado de idioma ruso siendo que ni sé al abecedario ruso. O peor aún, como si quisiera nombrar un ministro al gabinete de un país sin ser ni presidente ni siquiera ciudadano de ese país.
    4- Yo dije que sus comentarios fueron de mal gusto, porque Ud maliciosamente trató de desacreditar a los Rabinos verdaderos,  insinuando que algunos podrían haber estado presos. Es altamente ofensivo, imagine al revés, que un Rabino no lo quisiera aceptar a Ud como candidato a la conversión, por el supuesto que alguno de su mismo oficio haya alguna vez estado preso!
    5-Ahora si tiene dudas, vaya a ser Judío.com como le dijo el Moré. Es cierto que los que piensan convertirse son Noájicos, ya que un Judío no se convierte. Y la conversión atañe a los Noájicos que piensan en hacerse Judíos. Pero si, yo que soy agropecuario, deseara cambiar de oficio y ser músico, adonde cree que debiera consultar para estudiar música? En la Sociedad Rural, ya que ahora soy agropecuario? O en una Academia de Música? Creo que debiera ir a la Academia, no le parece. Así, si Usted es Noájico y busca asesoramiento para iniciar el proceso de dejar de serlo y pasar a ser Judío, debe ir a un sitio Judío.
     
    Al Moré, gracias por su saludo. Feliz Januca.

  17. raulmarrio2000, si existiese el Sanhedrin sería usted su presidente, ¡que dominio de la Halajá! aunque se les escapan muchas sutilezas… pero en fin… que pena que haya prometido al Moré Yehuda Ribco no incidir más en este tema de la conversión por que le respondería, pero en fin mi máximo respeto al Moré Yehuda Ribco y no insisto más en este asunto

Deja un comentario