Resp. 914 – ¿Recibir el año nuevo?

Guerrero nos consulta:

Estimado Señor Ribco:

Tengo una preguntita a propósito de esta época de farsa y mercadotecnia navideña. ¿El "dar la bienvenida" al Año Nuevo (2011) se considera también una práctica idolátrica, al igual que celebrar el nacimiento del engañador Jesús?. Que Dios le bendiga y que nos ilumine y fortalezca para alejarnos de la idolatría y de otras cosas tan dañinas al espìritu humano.
Ignacio M. Bernal, 27 años, médico, Iguala, Guerrero, México.

Buen día, le damos una calurosa bienvenida y agradecemos que participe activamente en la construcción de Shalom.

Hemos respondido en otras ocasiones a similares dudas, y hace unos pocos días publicamos un texto que puede ser usado como referencia: http://fulvida.com/id-noajica/identidad/estas-pocas-navideas.

Ahora, para responder brevemente a su duda, le digo “eso depende”.
Navidad sin dudas es idolátrico.
Punto, no hay más que discutir.

El “año nuevo” del 1/1, hay que considerar si la persona lo toma como “San Silvestre”, como “día de la circuncisión de Jesús”, o de alguna forma relacionado con la idolatría. Si es de esa manera, entonces es una festividad idolátrica la cual debe ser rechazada de plano.
Pero, si el “año nuevo” es tomado como comienzo de la agenda, del año civil, del año usado por la mayoría de las personas en el mundo (merced a la fuerza del imperialismo que lo ha extendido), sin connotaciones de ninguna especie espiritual o religioso, entonces es el comienzo del año civil y listo. Quien quiera celebrarlo, que lo haga, PERO con moderación y dentro de un marco de conducta adecuado para quien es constructor de Shalom. Nada de banquetes repulsivos, ni del alcohol a barriles, ni de otro tipo de excesos enfermizos, y por supuesto que nada de formular deseos “espirituales” como si de una fecha espiritual se tratara.
Es el comienzo de un ciclo civil, tal como cuando comienzan las clases en el colegio, o se vuelve de la licencia en el trabajo, etc.; en modo alguno una fecha para la “religiosidad”.

Sin embargo, dichoso y de bendición quien se abstiene hacerlo un día “especial”.

Que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribcoalt

 

 

Para enviarnos sus consultas.

10 pensamientos en “Resp. 914 – ¿Recibir el año nuevo?”

  1. Para muchos va a ser inevitable ser “arrastrados” por la presión social que implica un 31D. De ser asi, creo que el consejo del Moré ayuda a minimizar sus efectos.

    Si vamos a participar “sin querer queriendo” lo mejor es evitarnos excusas y mentiras, ya que nos podemos acostumbrar y una mentira lleva a otra, una excusa lleva a otra.

  2. pienso que puede ser considerado como una forma de reunir a la familia, que ordinariamente esta disgregada, es decir cada quien con sus asuntos propios. claro que los abusos nunca son recomendables, estas son epocas en que hay que conducir por uno mismo y por los otros choferes, hay mucha ebiedad y muchos accidentes. pero pienso que si las cosas se hacen con moderación puede servir para reecontrarse con los familiares que nunca vemos, todo dentro del criterio del año nuevo civil, sin ninguna otra connotacion que no sea la harmonia. si se puede evitar el abuso del alcohol y cigarrillos, mejor ya que no son necesarios para estar alegres y felices. 

  3. fechas espirituales para los noajidas son rosh hashana, el dia septimo, lo q pueden compartir de las fechas judias consagrdas, el dia del casamiento, el del nacimiento, el de la defuncion…

    por otra parte, espiritual es hacer trascendente lo mundano, descubrir la chispa divina inmersa en todo…
    las religiones ensucian y ocultan esa chispa, aunque se llenen la boca de “espiritu y santo”,
    las acciones nobles destapan la luz y la comparten!

  4. Compartiendo. Hace unos días en el face publico Hogar Fulvida una imagen con un mensaje que ya había leído: “La oscuridad no se combate, se ilumina.” Cuando comparto este tipo de articulos algunos contactos me hacen preguntas un poco tontas, como por ejemplo, de que religión soy. Voy a compartir este articulo, y si algun contacto lee este comentario, le comparto la misma reflexión del Hogar Fulvida, pero aplicada a mi persona: “la oscuridad no se combate, se ilumina”, lo cual lo traduzco así: mi oscuridad la estoy tratando de iluminar, sin estar combatiendo.

Deja un comentario