A los que están despertando a la conciencia espiritual

Tú que recién descubres que has vivido una vida de falsedad.
Que te estás despertando a la conciencia espiritual.
Que entiendes que lo que te habían enseñado en las religiones es engaño y esclavitud.
Tú que ahora, o hace unos pocos días, te topaste con FULVIDA y te dolió, y te conmovió, y te estremeció porque desenmascara la patraña de ese ídolo de patas de barro que tu adoraste como dios y salvador.
Tú que sientes que recién ahora las piezas encajan, que aquello que tú en secreto te preguntabas acerca de tu fe tiene respuestas.
Tú que ya estás despertando a la conciencia espiritual.
Tú que te negaste a volver a FULVIDA, porque te dolía demasiado, porque te perturbaba mucho, porque era como una dura pared que no te dejaba avanzar más en dirección al abismo.
Tú que ahora regresaste, porque sabes que aquí tienes el buen pan espiritual, aunque todavía en alguna parte de tu ser reniegas de él.

Tú que te sientes solo, sin rumbo, sin saber que hacer, desprovisto de “iglesia”, carente de “pastor”, sin un rosario ni un misal, sin necesidad de dar tu dinero a esos charlatanes del púlpito, sin la obligación de congregarte para actuar como frenético o payaso, sin que nadie con verdadera autoridad moral y espiritual te haga sentir culpable y te amenace con infiernos y satanases.
Tú, que ahora estás como confundido, como paralizado por la duda, como queriendo despertar del todo y hacerte cargo de tu vida con plena bendición de Dios, el VERDADERO, o volver a la vieja doctrina, pasmada y espantosa, pero tan conocida.
Tú que sabes que allá atrás está lleno de enseñanzas malvadas, de buenas obras pero con podridos fundamentos, de rastreros líderes que te manipulan sin paz, tu que lo sabes pero tienes miedo, te espanta la idea de dejar a tu diosito colgado de lado, te aterra saber que tienes que trabajar para construir Shalom.

Tú, eres como el niño que recién sale del vientre de la madre, como el extranjero que acaba de desembarcar en tierra nueva, eres el que despierta después de un largo letargo y se da  cuenta de que todo lo que recuerda es una pesadilla espantosa.

¿Qué hacer?

¿Negar la realidad y volver a la pesadilla?
¿Retornar a la senda del mal, de servidumbre al EGO, de ganarse unos sucios pesos predicando las mentiras del evangelio?
¿Rechazar la vida para aferrarse a la muerte?
¿Rebelarte en contra de los que con amor y respeto te han dado un sacudón para que despertaras?
¿Enojarte con quien te corrige para encaminarte?
¿Abrazar a los viejos compinches mientras en secreto te corroe el alma atormentada por soportar tanta hipocresía?
¿Volver a ser  una mansa y mensa oveja del rebaño de un pastor lobo?
¿Fortalecerte en la vileza, salir a predicar con todas tus energías, para convencerte a ti mismo que la maldición que escupes es una bendición?

¿Qué hacer, mi Dios, qué hacer?

Puedes tener paciencia,
no se madura en un día,  al niño le toma años hacerlo;
no se establecen lazos de amistad y conocimiento el mismo día que se baja del avión,
no se olvida el horror del pasado espantoso por estar en un día fuera del campo de concentración.

Eso puedes hacer.
Amarte, respetarte, perdonarte, corregirte, crecer.
Amar al prójimo, respetarlo, perdonarlo, corregirlo, acompañarlo en su crecimiento.
Alejarte de los que te quieren someter nuevamente,
abjurar de las creencias y costumbres de los perversos,
censurar sus acciones odiosas y venenosas,
prevenir a los que están aún atrapados entre las redes de esos pecadores maliciosos,
renegar de todo lo que te adoctrinaron y te corrompió.

Eso puedes hacer.
Trabajar, disfrutar, perdonarte, perdonar, no seguir indagando en la miseria del pasado, beber y comer del buen pan, hacer de FULVIDA tu hogar y crecer junto a nosotros, cada día llenarte de las poderosas vitaminas espirituales que te regalamos y que no solo te hacen bien sino que eliminan las toxinas que en las religiones te inyectaron.

Aquí nos tienes, HOGAR FULVIDA, un verdadero hogar para los que son leales al Eterno.

Pero, de nada vale mostrar el bello paisaje de la libertad y la vida eterna
a quien insiste en mirar la fea pared maloliente de su pequeñita celda mental…

8 pensamientos en “A los que están despertando a la conciencia espiritual”

  1. Si muchos ofrecieran hacer su parte para dar a conocer el noajismo usando como plataforma a FULVIDA, el alcance seria fenomenal. Si algo deben reconocerle a este hogar es el gran trayecto durante todos estos años.

    Esperemos que abunden las ideas!

  2. De los que ya tienen trayectoria, cada quien conoce su deber, si no saben cómo cumplirlo que sin pena digan ¡necesito una mano! y nosotros le daremos esa mano.

    A los nuevos, que aun están conociendo, aprendiendo, que incluso tienen sus mieditos, aquí tienen personas con quienes compartir, con quienes aprender, con quienes sacarse las dudas. El buscador de Google que aparece arriba a la derecha es una excelente herramienta, pero también está la sección llamada EMPIEZA AQUÍ.
    http://fulvida.com/empieza-aqui

    A los que nos visitan anonimamente, y se van. Está prohibido utilizar el contenido de este sitio para engañar, mentir, traficar con la fe, entre otros. Sólo se permite utilizarlo para despertarse a si mismo y para despertar a otros. Respeten las normas, les estaremos muy agradecidos.

  3. excelente guia david, muchas gracias.

    creo q son muchos miles los q vienen, roban, se van, y publican como si fuera de ellos lo q han robado y para colmo nos insultan y vandalizan… en fin, a nosotros nos engañaran, a sus «ovejitas» tbn, pero al Juez no hay con que sobornarlo…
    en fin…

    recordamos a todos los visitantes q deseen nuestra ayuda, con gusto se la daremos, siempre y cuando vengan en son de paz son recibidos de igual manera.

    cariños, bendicion

  4. Recuerdo la primera vez que me tope con Fulvida. Senti temor cuando me quitaron esa mascara que cultive en la religion , desilucion por ver toda la ficcion con la que me habian entrenado , hoy al mirar atras siento tristeza por tantos años desperdiciados al servicio de las tinieblas.

    Y un agradecimiento incondicional por todos aquellos que trabajan incansablemente por traer esa Luz especial.

    Gracias a esta mi Casa Espiritual.

  5. «no se establecen lazos de amistad y conocimiento el mismo día que se baja del avión» excelenteeee fulvida es el camino para darse cuenta de el verdadero lugar que ocupamos …

  6. Gracias More, es un buen saludo para los que llegan a su casa en fulvida, y un aliento para los que entendimos por fin nuestra identidad como Noajidas. Tambien un recordatorio de que de donde venimos sigue existiendo y estan muchas almas presas en esa red. Vemos todo lo que costo y el gran capital que tenemos en este mundo y en el venidero, gracias al Eterno por que topamos con fulvida y el More Ribco. Tambien debemos recibir a todos lo que comienzan con un sonoro BIENVENIDOS.

Deja una respuesta