Un anciano en la luna

Paco desde que fue un pequeñajo decía que iba a ser astronauta. Pero por mucho que estudió y trabajó, y por muchas pruebas a las que se presentó, nunca fue elegido. Y así cumplió la edad máxima para presentarse a las pruebas de selección sin haber llegado a cumplir su sueño.

Muchos se apenaron por él, pensando en todo el tiempo y el esfuerzo que había desperdiciado, e incluso sentían lástima. Y a pesar de todo lo que le decían para que dejara su deseo abandonado, Paco siguió preparándose como si fuera a presentarse de nuevo a las pruebas al mes siguiente.

Así se fue haciendo mayor, y ya era todo un anciano, cuando recibió la noticia de que para unos experimentos médicos importantísimos hacía falta un astronauta muy mayor. En todo el mundo, sólo Paco, que ya caminaba apoyándoe en un bastón, tenía la preparación sufiente para ir en cohete. Así que cuando ya nadie lo esperaba, se encontró dando paseos espaciales para ayudar a la ciencia. Sus conocimientos y sabiduría durante aquellas misiones sirvieron para eliminar una de las peores enfermedades de las personas mayores, y Paco fue considerado un héroe.
Las fotos de aquel astronauta con garrota y pocos dientes dieron la vuelta al mundo, convertido en el mejor ejemplo de que el saber y la preparación nunca sobran, y de que el esfuerzo y la tenacidad siempre tienen recompensa, aunque no sea como pensábamos en un principio.

Aunque nuestros planes no se cumplan como pensamos, el estar preparados y ser constantes terminará haciendo surgir otras cosas iguales o mejores

9 pensamientos en “Un anciano en la luna”

  1. como ven, noajjikids es un gran tesoro, estuvo oculto y poco aprovechado… es una pena… pero ha resurgido, esperemos q no lo dehemos agonizar nuevamente, no les parece?

    y tampoco permitamos q muera FULVIDA, porque la apatia, el orgullo, la indiferencia, la insolencia, el maltrato, la falta de agradecimiento, el no aportar, llevaran eventualmente a la extincion de FULVIDA, para alegria de los perversos, traficantes de la fe, malandrines, patanes, pastores, mesianicos… una gran cantidad de gente q nos aborrece porque desprecian a DIOS…

Deja un comentario