De creencias

Gracias a lo aprendido, en nuestra escuela fulvidiana, criticamos las creencias, pero respetamos a las personas. Esto siempre y cuando las personas se expresen dentro de un marco de respeto y queriendo indagar o aprender acerca de lo que pensamos nosotros acerca de ciertos temas. No es bienvenida la difusion de la idolatria, entre otras inmoralidades.
Hasta aqui lo que tiene que ver con lo ajeno.

Dentro de lo nuestro (“movimiento por despertar de la conciencia noajida”) considero que es buena la tolerancia y la convivencia, pero cuando se convierte en el caballito de batalla de todas nuestras relaciones con nuestros pares, el limites entre lo bueno y lo malo se hace difuso. Esa tolerancia se convierte en la excusa necesaria para convertir la opinión o idea, en un culto.
Ademas de generar un culto, lo triste, o lo grave si se quiere, es que se se potencia la individualidad en vez de lo comunitario. Porque para uno generar una idea es necesario una persona, uno con uno mismo.
Pero cuando reconocemos las leyes externas a nosotros, nos incluye a cada uno de nosotros en inter-accion.
Como el ultimo post de Yehuda…no te fies en tu entendimiento…

Quería agregar ademas que cuando nos visitó, (creo que la primera vez) nos contaba que de las 7 leyes 5 eran para con el prójimo. Eso me quedo grabado y entendí la importancia de nuestras acciones en este mundo (Gracias!!! y menciono esto porque cuando vayan al Simposium se van a llevar muchas cosas agradables, no se lo pierdan!)

Cuando muchos adoptan a ciertos maestros que los hacen parte de una aristocracia del pensamiento, recuerden que es posible que queden solos rumiando siempre lo mismo. Y no es bueno que el hombre este solo.

6 pensamientos en “De creencias”

  1. esperemos q asi sea, q se lleven un gran tesoro a casa y lo compartan.

    pero mejor aun, q se den cuenta del inmenso tesoro q tienen dentro de cada uno, para q lo aprovechen y disfruten de l abendicion q el Eterno ya puesto en sus almas.,

    esperemos q asi sea, q no surjan piedras ni pozos q demoren el avanzar de la gente q esta sedienta del agua fresca de la espiritualidad pura y sana.

Deja un comentario