Da-me, educa-me, enseña-me

Alguien dijo alguna vez que “con frecuencia lo bueno es enemigo de lo mejor”.

Hace dias vi por un canal de noticias en el que reseñaban protestas reclamando ciertas cosas (vivienda, trabajo, dinero, dinero, dinero…, ¿dije dinero?) al gobierno.

Llamó especialmente mi atención que la edad promedio de las personas que protestaron se encontraba entre los 25 y 35 años de edad. Como dirian algunos sesudos, ‘la edad productiva’. Dije para mi mismo “mi mismo, no se supone que esa es la edad en que todos esos cientos de manifestantes estén dando lo mejor de ellos en lugar de estar pidiendo para ellos?”.

Desconozco cómo se amasa el pan en otros lugares del planeta, pero aqui donde vivo, donde muchos creen que el mapa mundi es del tamaño de mi pais, son miles las personas que cuya filosofia de vida es “nací para me den”, “vivo para que me den” y “moriré pidiendo”.

– “Dame casa”

– “Dame comida”

– “Dame trabajo”

– “O mejor aun, dame dinero!”

No hace falta ser yo (snif…) para darse cuenta que existe un desequilibrio/desbalance en la vida estas personas.  Algo está mal.

Anteriormente, por ejemplo, quien demandaba dinero era el mendigo conocido por todos. A ese personaje lo excusabamos porque sabiamos que era un des-graciado a quien la vida “le dio la espalda”. No le exigiamos que diera nada.

Pero, contextualicemos un poco, ¿qué pasa con aquellas personas que en su búsqueda de espiritualidad, piden un poco, y luego otro poco, y luego otro poco más y más…

Cito el inicio del post “con frecuencia lo bueno es enemigo de lo mejor”. Es bueno que rabino tal nos enseñe tal cosa, pero cuando creemos que esto tiene que ser asi, sí o sí, algo está mal.

Podemos pasar la vida siendo de los que piden, de los que se sientan a mendigar una “enseñancita espiritualita loco” (si le dan acento argentino suena mejor), o podemos ser parte de los que tambien dan, producen, enseñan, muestran, encaminan, ejemplifican… eso si, con acciones, con hechos tangibles. Las buenas intenciones no valen, no cambian al mundo, no mejoran a nadie.

Como noájidas recientemente salidos del horno es bueno que se nos enseñe, es bueno que se nos corrija, PERO crear dependencia de lo judio NO es lo mejor. Si lo hacemos nos perderemos de la mejor parte de ser noajidas, y es, ser noájidas.

Si creemos que el rabino X tiene que venir a decirnos qué hacer con nuestra vida, estaremos convirtiéndonos en parásitos (¿dije parásitos?) que sólo consumen lo de otros. Y de alli a habilitar el garage de la casa con unas sillas y un púlpito y hacernos llamar maestros/guias/gurues, existe un muy pequeño paso.

Al principio se vale, en algunos casos, depender de ese maestro que te está ayudando a quitar la mochila que otros te colocaron y no te habias fijado. Pero está supuesto que sea una etapa de rápida superación. Nada más y nada menos.

Recordemos “con frecuencia lo bueno es enemigo de lo mejor”.

iren la miga que aireada.

6 pensamientos en “Da-me, educa-me, enseña-me”

  1. Pero si de los Judios tampoco necesitamos tanto.

    1) Un Sidur más desarrollado, incluyendo rezos para tarde y noche y fiestas Judías que nosotros podamos realizar

    2) Una guía de como los Noajidas podemos desarrollar las fiestas Judias

    3) Un analisis de todas las implicaciones legales de las 7 Leyes

    y poco más…

    Lo pueden desarrollar Rabinos Ortodoxos de confianza y nosotros se lo pagaremos “religiosamente”.

    Y despues “cada uno en su casa y Dios en la de todos”

    Muchos Noajidas no queremos ser dependientes de los Judios ni interrumpirlos en sus cosas.

  2. De todas formas tampoco hay que generalizar demasiado. Aquellos Judíos (Rabinos Ortodoxos leales a D/os) que quieran apoyar a los Noajidas que lo hagan. Aquellos Noajidas que prefieran aprender de los Judios (como es mi caso) pues que lo hagan… los que quieran encontarse y dialogar que lo hagan… internet es un buen ejemplo…

    De todas formas se hable de lo que se hable aqui en Fulvida siempre nos basamos en enseñanzas Judias.

    Si hay Noajidas que no quieren judeo-dependencia que se alejen de los Judíos.

    Si hay Noajidas como es mi caso que les encanta el Judaísmo aunque no estén en conversión pues si hay Maestros Judios para las Naciones por que no los vamos a disfrutar.

    Si hay Judios que no quieren contacto con Noajidas pues tienen derecho a ello y hay que respetarlos.

    Es una pena, en Estados Unidos si hay Organizaciones Noajidas donde los Judios son los Maestros y nadie los cuestiona ni Noajidas ni Judios.

    A veces me da la impresion que hay personas que lo que quieren es alejar a los Noajidas del Judaismo, proteger al Judaismo de robo por parte de los Noajidas

  3. los siete mandamietnos incluye el de las cortes de justicia noajicas, pues son los noajidas los encargados de desarrolalr sus propias leyes…
    en cuanto al resto… empieza aqui.

    profe jona, impecable el texto!
    muy bello y cierto.
    y es esa baja autoestima mezclada con pereza la q aprovchan los demagogos como chavez y simio-lares para mantener a la gente de su lado…
    el deseo de recibir exacerbado q cancela la posibilidad de crecer.
    el EGO a toda marcha descarrilando a la persona.

  4. Uriel, estoy milimétricamente de acuerdo contigo. Lo que pasa es que algunos Noajidas no se enteraan que Si son Noajidas y que NO son Judíos (y salvo muy contadísimas excepciones no lo van a ser nunca).

    Yo he conocido a mucha gente y sin ningún genero de dudas de los Maestros Judios verdaderos (obviamante no hablo de “rabinos” reformistas etc etc etc…) se obtien una enseñanza perfecta, sin la más mínima tachadura; racional y evidente.

    Lo que pasa es que ni hay que ser pesadito con los Maestros Judios (por que ellos lo primero que tienen que hacer es eso, vivir como Judios, en santidad, con otros Judios. Su principal deber es la santidad.

    Los Noajidas tenemos por objetivo construir shalom en el mundo. Nuestra prioridad no es estar detrás de los Judios como tontines pero eso no deja que puedan ser nuestros Maestros.

    Tampoco debemos caer en una especie de judeo-dependencia ni creer que todos los Judios tienen la capacidad de ser Maestros para los Noajidas por que no es así.

    Por ejemplo Judios de idioma español que sean Maestros de Naciones yo solo conozco a 3; curiosamente los 3 Uruguayos.

    Uno tiene un enfoque racional, es un hombre que enseña las 7 Leyes y enseña a los Noajidas enseñanzas muy prácticas y eficaces; es el Moré Yehuda Ribco.

    Los otros 2 son Maestros que están ahora en Israel y más orientados a la enseñanza de la Torá en si misma.

    Ayer seguí los consejos de amigos de Fulvida e imprimí muchos articulos de la sección EMPIEZA AQUÍ, ¡muy util

Deja un comentario