La lección de Koraj

Hay un personaje en la Torá llamado Koraj, Coré en español.
Era un personaje judío, pero cuestiones de su vida sirven como moraleja para los noájidas.
Un modelo para conocer y NO seguir.

Nos cuenta la Tradición que Koraj era un hombre que poseía innumerables fortunas; mucho poder; gran astucia; renombre; familia; amistades; en resumen, Koraj podía considerarse el hombre más satisfecho y feliz sobre la tierra.
Pero, no lo era.
Estaba insatisfecho, y por eso, era infeliz.
Le faltaba una cosa, una pequeña cosa: humildad.
La humildad es reconocer con justicia el valor de cada persona, de cada cosa, de cada cualidad.
Humildad es esforzarse por convertir en realidad lo potencialmente positivo.
Humildad es tener confianza en que lo mejor es aliado de lo bueno.
Humildad es tener conciencia de que el fracaso justo no es humillación, ni el éxito es motivo para enorgullecerse y despreciar a otros.
Le faltaba humildad a Koraj.
Y cuando la humildad no está, entonces se vive insatisfecho.
La fortuna económica parece miseria.
La salud se vive como enfermedad.
Las amistades en lugar de apoyar, incitan a equivocarse.
La felicidad no se aprovecha.
Así que, pobre Koraj, teniendo todo y con la sensación de carecer de todo…

Y Koraj expresó su falta de humildad rebelándose contra Moshé y Aarón.
Él y sus malandrines acompañantes pretendían convertirse en los líderes de Israel, es decir, no aceptaban el liderazgo que el Eterno había dispuesto para Su pueblo.
Entre gritos y piquetes de los revoltosos, Dios pone en evidencia Su deseo, demostrando públicamente que el mando político debía permanecer en manos de Moshé, y el sacerdocio para oficio de Aarón y sus descendientes.
Fue Dios el que se encargó de poner las cosas en su sitio.

¿Qué pasó con Koraj, el que tenía de todo, pero le faltaba humildad?
¿Cómo terminó su vida el exitoso Koraj que siempre quería estar un poco más arriba?
Koraj y los rufianes que lo aconsejaban y seguían, en lugar de ascender y transformarse en la cabeza del Pueblo, fueron tragados por la tierra.
Tal cual lo dicho, hubo un temblor de tierra, entonces una gran zanja se abrió bajo Koraj y los suyos, y todos los descarriados por el hambre de poder y orgullo desaparecieron para no volver.

Este hecho ocurrido en la realidad, tiene su lectura educativa: si queremos elevarnos y superarnos, es imprescindible ser humildes y correctos, porque de lo contrario, en lugar de subir- bajamos.

8 pensamientos en “La lección de Koraj”

  1. Gracias Moré,
    excelente enseñanza.
    Es bueno saber que la humildad no tiene nada que ver con la imagen popular del tipo con vestimenta sucia, mal oliente, viviendo apartado de la gente, pobreton; ni mucho menos con aquella falsa humildad del que deja que los demás lo pisoteen sin reclamar una medida mínima de respeto.

    Igualmente bueno saber que la humildad es apreciar en su justa medida el valor de lo ajeno, el esforzarse por mejorar lo mejorable, etc.

    Mil gracias.

  2. Moré otra cosa que se aprende de Koraj es:
    «Que cualquier noajida que desee una parte que no le corresponde, (Ej: Estudiar Torá), no aceptando su identidad, termina cayendo hacia abajo.»
    Koraj, lo tenía todo (como dice usted) pero deseaba ser el Sacerdote principal (papel de Aarón), no estaba conforme con su parte ni con su identidad y término tragado por la tierra.
    Pero algo positivo aprendemos de él (por eso cuenta el hecho la Torá)que así como él deseaba el sacerdocio, así nosotros debemos procurar estar más próximos todos los días a la Esencia (D-os).

  3. nahuel, he ahi el GRAN problema de las «buenas inteniones» q no son delimitadas por lsa normas.
    uno temrina queriendo cosas q no le corresponde, haciendo disparates pero con la excusa de q era por «buena onda».
    el q no es sacerdote NO DEBE desear el sacerdocio y punto. nada bueno hay en desear lo q no corresponde.
    el gentil q desea estar mas proximo de Dios, debe hacer lo q le compete y no otra cosa.
    cumplir los 7 y los derivados. nada mas.
    no meterse en el terreno ajeno, pq termina creando caos, cnfusion, dolor.
    cada cual con lo q le corresponde, es la leccion de koraj tbn.

  4. Disculpe moré (D’ os guarde), mi torpeza. Yo entendía, que lo básico y obligado para «TODAS LAS NACIONES», ES CUMPLIR LOS 7 MANDAMIENTOS.

    CUMPLIDOS, SE PUDE ASUMIR CUMPLIR LOS 66 REGLAMENTOS. ESFORZÁNDOSE PARA SER MAS JUSTOS. Y CONSOLIDARSE, EN EL NOAJISMO O EL CAMINO DEL GENTIL JUSTO. COMO DECÍS VOS Y LOS SABIOS.

    MAS, ACASO NO HABEIS DICHO VOS, Y LOS SABIOS TAMBIÉN, QUE EL GENTIL JUSTO, YA ASUMIDOS LOS 7 Y LOS REGLAMENTOS, PUEDE CON ASESORAMIENTO ASUMIR opcional y libremente y sin obligación MÁS MITZVOT DE LOS 613 (todos los que no SEAN EXCLUSIVOS DE ISRAEL.

    EN ESTE SENTIDO, NOAJ JUSTO INTEGRO ASUMIÓ LO SUYO. y ME PREGUNTO ASUMIÓ LOS 7 O BIEN LOS 7 Y LOS DERIVADOS (QUE AUN NO REBELADOS, TAL VEZ HASHEM HABLO CON ÉL). Y ABRAHAM-YTZAK-YAKOB NO ASUMIERON TAMBIÉN LOS 7 Y MAS MANDAMIENTOS, y algunos más por ejemplo la circuncisión. Y JOSE Y MOISÉS (HASTA LA ENTREGA DE LA TORÁ EN SINAÍ), TAMBIÉN ERAN NOÁJIDAS CON MÁS MANDAMIENTOS (COMO TODOS LOS HEBROS, DESCENDIENTES DESDE ABRAHAM).

    MISMAMENTE COMO LOS JUDÍOS, EN ISRAEL TIENEN MÁS MITZVOT QUE PRACTICAR QUE LOS DE LA DIÁSPORA.

    SI LE ES POSIBLE, ACLARE MÍS DUDAS PUES, SON TEMAS IMPORTANTES. PARA MÍ ES IMPORTANTE, QUE HASHEM QUIERA QUE LE SIGA A VOS Y SI ME CONVIENE, ENCONTRAR JUDÍO PIADOSO O RABINO ORTODOXO QUE ME GUIE Y PERMITA QUE APRENDA MAS Y PUEDA CUMPLIR MAS Y MEJOR (DI-S LO PERMITA). LOS NOAJIDAS, QUE VAN A LA YESHIBA PARA NOAJIDAS EN EL SALVADOR, SABEN LA BENDICIÓN Y LA GRAN RESPONSABILIDAD QUE TIENEN.

    ESPERO SU CONTESTACIÓN, QUE ME ES MUY NECESARIA Y SU SABIDURIA, ME AYUDA A PROGRESAR, MUCHO MÁS QUE LO QUE HICE ANTES ESTANDO SOLO, O CUANDO UN RAV (D’ PROSPERE Y PRESERVE DE LOS MALVADOS, pues creo q ahora esta en Israel) ME DIJO ALGUNAS COSAS. ES MUCHA BENDICIÓN Y MUY ÚTIL APRENDER Y PODER PREGUNTAROS.

    GRACIAS DE ANTEMANO, MORÉ. PAZ.

  5. un paso por vez.
    aspirar a lo q es propio y no ajenol.
    yo no aspiro a ser sacerdote, pq no naci de la casta sacerdotal.
    no me amargo por eso, ni me alegro tampoco.
    tengo mi porcio y es a ella a la cual tengo q prestar atencion.
    los noajidas tienen 7, q sse amplian a cientos y miles de reglamentos, pues existen los codigos civiles, penales, etc.
    cuando el noajida se quita de la cabeza la idea de q es parted e una religion, o de q es una estacion de paso hacia otra cosa, entonces el mundo estara mucho mejor.

  6. Shalom:

    Así es. Koraj tenía todo, pero estaba lejos de Hashem. Todo lo que tenía se lo había dado Hashem. Pero cuando no somos humildes, nos volvemos arrogantes y creemos que lo obtenido es solo por nuestra inteligencia y capacidad. Entonces nos atrevemos a enfrentar al mismo Hashem, en sus decisiones.
    Si creemos el poder absoluto del hombre sobre todo lo que rodea, una especie de Idolatria. Obedecer a Hashem es el maximo mandamiento.

    Bendiciones

Deja un comentario