Archivo de la categoría: liderazgo

Parashá Koraj: Ínfulas de grandeza

Arrogante Nota
La parashá se dirige a los noájidas para tomar conceptos judaicos y aplicarlos a nuestras vidas, pero no a la usanza judía sino respetando nuestra identidad. El estudio de la Torá debe de ser para lo que ataña a nosotros y no debe de ahondar en temas vedados. Asimismo, no se recomienda que las personas estudien sin la guía de un maestro idóneo.

Esta semana el pueblo judío leyó en la diáspora la parashá Koraj (Coré), la cual, al igual que la de Shelaj Lejá, tiene en común el ilustrar que el EGO no solo ataca a personas sin educación o con demasiada educación, espirituales o no espirituales, sino a todos en general.

El yetzer ha rá, el impulso hacia lo negativo, surge en el momento menos esperado y ninguno está exento de sus ataques. En la parashá de la semana pasada fueron los espías quienes se sintieron minimizados por haber sido ignorados por los habitantes de la tierra prometida, y esto los llevó a mentir sobre lo visto, con la nefasta consecuencia de retardar la entrada del pueblo israelita a la tierra prometida por cuarenta años.

Ahora le corresponde el turno nada más y nada menos que al primo de Moshé, Koraj, quien comienza una diatriba sin mucho sentido para reclamar el hecho de no habérsele dado el lugar correspondiente, de acuerdo a su propia percepción, pues por medio del espíritu santo (Ruaj HaKodesh) en él, Koraj observó que sus descendientes serían grandes hombres de mucho prestigio y él se sintió ignorado y puesto a un lado.

Las ínfulas de grandeza no solo afectaron a Koraj, nos afectan a todos a diario, judíos y no judíos, creyentes o ateos. La razón es muy sencilla, ninguno de nosotros está exento de los ataques del EGO. Hay algo muy interesante en la reacción de Koraj, su ímpetu e ínfulas se dieron porque presenció un acontecimiento futuro, o sea, se desconectó de la realidad, dejó de vivir en el aquí y en el ahora y al perder consciencia del presente, se enfrascó en un futuro del cual no tenía parte en los términos que él deseaba, mas su sed de grandeza y ansias de rendición de pleitesía por parte del pueblo, pudieron mucho más que el sentido común y el agradecimiento al Eterno por las bendiciones dadas por Di-s a este personaje; después de todo, Koraj era uno de los hombres más ricos de la nación.

En muchas ocasiones nos enfocamos en lo no tenido y olvidamos lo que tenemos. Ignoramos intencionalmente las bendiciones de tener un techo, un plato de comida y una familia que nos ama, y nos obcecamos con el auto de modelo más reciente del vecino, los cinco centímetros más de estatura de nuestro primo, la casa más grande de nuestro compañero de trabajo y las parejas de portada de revista de los miembros de la farándula.

No obstante que el mundo material está lleno de contradicciones, nos aferramos al absurdo de lamentarnos por lo faltante a nivel físico, a pesar de tener lo necesario para vivir y obviamos lo que sí tenemos. Si Koraj erró por soberbio, muchas veces nosotros no nos quedamos muy atrás de él.

A pesar de que todos estamos sujetos a los ataques del EGO, quien es líder tiene una responsabilidad mucho mayor para con su pueblo, pues si ocupa una posición de liderazgo se supone es porque posee las destrezas para ello, incluyendo la consciencia de ser un mandatario y no un mandante, o sea, el líder es un apoderado, es a quien se le ha encomendado una tarea, y sus jefes son el pueblo el cual le delegó ese poder, no al revés.

Muchos en posiciones de liderazgo ostentan el poder y lo ejercen despóticamente en su propio beneficio y atropellando al pueblo. Si queremos paz y armonía, debemos de comenzar por exigir líderes de calidad, personas sin ínfulas ni aspiraciones faraónicas, para de esta manera asegurarnos que quienes nos guíen lo hagan con compromiso hacia el pueblo y no de manera egoísta, como ha sido la norma a lo largo de la mayoría de la historia, pero, para lograr ese objetivo, debemos dejar nosotros mismos nuestras ínfulas de lado.

Si tenemos a faraones gobernándonos es porque los hemos colocado ahí, pues nosotros mismos aspiramos algún día a ser faraones y esto se refleja en la manera y tipo de personas a quienes delegamos el poder para gobernarnos, ya que el acto de colocación de un déspota en el poder es una conducta refleja de nuestro verdadero sentir como individiuos. Te dejo con esta reflexión del autor José Ingenieros:

“Un ventrudo sapo graznaba en su pantano cuando vio resplandecer en lo más alto de las toscas

    a una luciérnaga. Pensó que ningún ser tenía derecho de lucir cualidades que él mismo no poseería jamás. Mortificado por su propia impotencia, saltó hasta ella y la cubrió con su vientre helado. La inocente luciérnaga osó preguntarle: ¿Por qué me tapas? Y el sapo, congestionado por la envidia, sólo acertó a interrogar a su vez: ¿Por qué brillas?”

¿Qué enseñanzas se pueden extraer de esta fábula? ¿Por qué la envidia nos surge cuando observamos a alguien a quien consideramos mejor que nosotros? ¿Qué podemos hacer para evitar ser como Koraj o el sapo de la fábula? Me encantaría que compartas tu punto de vista en la sección de comentarios. ¡Feliz semana!

Shiny_The_Firefly_Background_Toad_and_Shiny

La lección de Koraj

Hay un personaje en la Torá llamado Koraj, Coré en español.
Era un personaje judío, pero cuestiones de su vida sirven como moraleja para los noájidas.
Un modelo para conocer y NO seguir.

Nos cuenta la Tradición que Koraj era un hombre que poseía innumerables fortunas; mucho poder; gran astucia; renombre; familia; amistades; en resumen, Koraj podía considerarse el hombre más satisfecho y feliz sobre la tierra.
Pero, no lo era.
Estaba insatisfecho, y por eso, era infeliz.
Le faltaba una cosa, una pequeña cosa: humildad.
La humildad es reconocer con justicia el valor de cada persona, de cada cosa, de cada cualidad.
Humildad es esforzarse por convertir en realidad lo potencialmente positivo.
Humildad es tener confianza en que lo mejor es aliado de lo bueno.
Humildad es tener conciencia de que el fracaso justo no es humillación, ni el éxito es motivo para enorgullecerse y despreciar a otros.
Le faltaba humildad a Koraj.
Y cuando la humildad no está, entonces se vive insatisfecho.
La fortuna económica parece miseria.
La salud se vive como enfermedad.
Las amistades en lugar de apoyar, incitan a equivocarse.
La felicidad no se aprovecha.
Así que, pobre Koraj, teniendo todo y con la sensación de carecer de todo…

Y Koraj expresó su falta de humildad rebelándose contra Moshé y Aarón.
Él y sus malandrines acompañantes pretendían convertirse en los líderes de Israel, es decir, no aceptaban el liderazgo que el Eterno había dispuesto para Su pueblo.
Entre gritos y piquetes de los revoltosos, Dios pone en evidencia Su deseo, demostrando públicamente que el mando político debía permanecer en manos de Moshé, y el sacerdocio para oficio de Aarón y sus descendientes.
Fue Dios el que se encargó de poner las cosas en su sitio.

¿Qué pasó con Koraj, el que tenía de todo, pero le faltaba humildad?
¿Cómo terminó su vida el exitoso Koraj que siempre quería estar un poco más arriba?
Koraj y los rufianes que lo aconsejaban y seguían, en lugar de ascender y transformarse en la cabeza del Pueblo, fueron tragados por la tierra.
Tal cual lo dicho, hubo un temblor de tierra, entonces una gran zanja se abrió bajo Koraj y los suyos, y todos los descarriados por el hambre de poder y orgullo desaparecieron para no volver.

Este hecho ocurrido en la realidad, tiene su lectura educativa: si queremos elevarnos y superarnos, es imprescindible ser humildes y correctos, porque de lo contrario, en lugar de subir- bajamos.

Acerca del Liderazgo

Una de las aproximaciones más lúcidas al análisis del liderazgo empresarial nos la proporciona precisamente el líder del pensamiento y la filosofía empresarial, Peter Drucker que en un libro autobiográfico nos transmite una opinión brillante cuando comenta que:

“El líder que tiene poder y deja tras de sí su poder –el auténtico «gran hombre» y el verdadero líder– tiene una apariencia distinta y actúa de un modo diferente que el «gran hombre» del mito popular. No dirige por su carisma, sino gracias a su trabajo esforzado y a su consagración. No lo centraliza todo en sus manos sino que, en cambio, organiza un equipo. Lidera a través de su integridad y no gracias a la manipulación. No es astuto, sino sencillo y honesto.”

Pesaj para los noájidas

A mis amigos y hermanos noájidas:

¡Shalom!

Introducción
Pesaj es la primera de las festividades en la historia de la nación judía.
En ella, los judíos no sólo recordamos, sino que vivenciamos en cierta medida, las penurias y la redención que gozamos.
Tal como está dicho:

En cada generación debe considerarse cada judío/a como si hubiera sido redimido/a de la esclavitud de Egipto
(TB Pesajim 116b, a partir de Shemot/Éxodo 13:8)

Esa redención nos la proveyó el Eterno, (Él y nadie más, ver Shemot / Éxodo 11:4), hace más de 3300, cuando Él nos libertó de la terrible esclavitud a la que estábamos sometidos en Egipto.

Este hecho es fundamental en nuestra historia, y en nuestra forma de ser, por tanto debemos a diario recordarlo y que jamás se pierda de nuestras conciencias: el Padre nos liberó y por eso, sin excusas o dudas, le debemos nuestra vida y nuestra libertad.
Es un mandamiento para los judíos preservar este recuerdo, tal como está dicho:

para que te acuerdes todos los días de tu vida del día en que saliste de la tierra de Egipto.
(Devarim / Deuteronomio 16:3)

No hay dudas de que es una fiesta nacional, además de agrícola y espiritual, de los judíos; pues somos nosotros los que fuimos liberados (Devarim / Deuteronomio 6:21), son nuestros antepasados los que fueron rescatados por el Mismo Padre de garras de la esclavitud. Es nuestra historia, y no de nación ajena.
Para que no queden dudas, el Eterno nos lo dice claramente en Su perfecta Torá:

Los Hijos de Israel celebrarán Pesaj a su debido tiempo.
(Bemidbar / Números 9:2)

No dice los gentiles, ni el que quiera, sino que dice: “los hijos de Israel”, es decir: los judíos1.

Por lo tanto, tú mi querido amigo noájida NO tienes que celebrar Pesaj, pues no es lo que el Eterno te demanda, ni lo que nutre tu espíritu.

Para los noájidas
Sin embargo, el gentil que se esfuerza por permanecer devoto al Eterno, puede (y le conviene) marcar estos días de Pesaj en su agenda, para vivirlos de una manera diferente al resto de las semanas normales.
Ahora bien, que esta vivencia no se transforme en usurpar la identidad judía, que no le corresponde, pues de hacer así, está siendo rebelde contra Dios, pues pretende ser más sabio que el Padre, atribuyéndose acciones que Dios no le ha conferido como propiedad.
Es decir, si toma para sí festividades o acciones que Dios ha dado en exclusividad a los judíos, en lugar de estar haciendo bien las cosas, está trayendo miseria y destrucción al mundo.

¿Por qué habrías tú, amigo noájida, de marcar estos días como especiales?
Te puedo ofrecer dos respuestas:

  1. Afirmar la redención universal de Mano de Dios
    Pesaj, en la historia universal, es la primera proclamación de la libertad de la persona, así como es la primer manifestación de la autodeterminación de los pueblos. No fue una arenga surgida por intereses del momento, o conveniencia política; fue una declaración del Padre de todos los seres. Por tanto, el mensaje de “liberación” de Pesaj se convierte en universal.
    Es la idea que debes hacer tuya, es la idea a la que debes dar vida en estos días, y para todos los días.
    Libertad para ti, para los tuyos, para tu prójimo y para la sociedad.
    Creo que es suficiente importancia como para acompañar el festejo judaico, con celebraciones noájidas, que tengan su propio carácter.

  2. Asociarse y colaborar en la obra de traer santidad al mundo
    Los noájidas son los socios “mayoritarios” de los judíos en la obra de atraer bendición y santidad al mundo. Por tanto, cuando los noájidas celebran Pesaj (a su manera), están ayudando y fomentando a que los judíos lo celebren (como Dios les ha mandado a los judíos). Colabora con tu vecino o conocido judío, como tú puedas y él pueda precisar. Quizás el judío no recuerda que es la festividad, o ni siquiera sabe qué es lo que se festeja, o no tiene medios económicos para adquirir matzá o vino, o puede estar involucrado en idolatría, o… ¡tantos factores en contra de la belleza espiritual para el judío! Entonces, ¿qué esperas para darle una mano? Recuérdale que es Pesaj, contáctalo con nosotros para que reciba información, dale caridad si no tiene medios, enséñale que está en tremenda idolatría si aún es de los “mesiánicos”, o… ¡tanto tienes para hacer como noájida!
    Y si tienes algún familiar o amigo gentil, que no está actuando correctamente, pues viola algunos de los mandamientos que Dios ha dado a los gentiles: háblale del mensaje de libertad para todos, de solidaridad, de amor sin condiciones, del trabajo en equipo, de la fidelidad al Eterno. Invítalo a participar de encuentros noájidas, date tiempo para que él se sienta valioso, pues es un hijo de Dios, es tu hermano…
    Este es otro de los motivos para que tú, mi amigo noájida, tengas a Pesaj como una fecha de singular valor en tu calendario anual.

Esto podrías hacer…
¿Qué puedes hacer como noájida para que tu vida tenga un calidad diferente en la época de Pesaj?
Paso a enumerarte algunos actividades e ideas, que no son obligatorias, sino pautas de positivo influjo para tu vida:

  1. Los días previos a la festividad, haz una limpieza general en tu casa.
    Para los judíos esto se debe hacer para eliminar todo rastro de jametz, alimento fermentado. Pero tú no tienes obligación de mantener tu casa limpia de estos productos.
    Sin embargo, es parte de la vida noájida el mantener un ambiente, un hogar, un cuerpo limpios y saludables. A veces no tenemos tiempo para limpiar a fondo nuestras residencias, pues bien, ahora tienes la oportunidad para hacerlo.
    Y mientras sacas lo que no usas (recuerda que hay muchos indigentes que pueden beneficiarse con algunas cosas de aquello que tu no quieres más), en tanto estás esforzándote, acuérdate de cómo los antepasados de los judíos fueron esclavos durante siglos, como padecieron de innumerables tormentos, pero que finalmente encontraron la libertad por directa intervención del Padre.
    Y mientras meditas en esto, no olvides que en nuestro corazón y en nuestra mente suelen haber pesadas manchas, a las que dejamos allí por mucho tiempo. Entonces, aprovecha la época previa a Pesaj para limpiarte a fondo tu alma, tus pensamientos. Libérate de esas esclavitudes que te dominan: adicciones, malas relaciones, religiones contrarias a Dios, malos hábitos, etc.
    Es tu momento para limpiarte, por tanto, para liberarte.

  2. En la primera noche de Pesaj, convida a familiares y allegados (todos gentiles, por favor) a una cena festiva en tu hogar.
    Que haya ricos manjares, y ten a disposición vino (una copita por persona como máximo), y algunas matzot. Recuerda, ustedes no tienen obligación de comer matzá, que ni siquiera cruce por tu mente esa idea; pero tendrán ambos alimentos como símbolos: el vino para que celebren la libertad (una copia libera, una botella esclaviza); el pan ácimo para que tengan presente la pobreza de los judíos en Egipto, que solamente comían ese pan miserable. Alegría y miseria a la mesa, para que en nuestras vidas aprendamos a celebrar en los momentos de gozo, y a aceptar con entereza los tiempos de dolor. Ambos momentos sobrevendrán a nuestras vidas, y debemos celebrar así como padecer cuando corresponde.
    Pero además, sirve para que tengamos presente a los que sufren, a los que se alimentan miserablemente, a nuestro prójimo abatido, al necesitado de dinero o afecto; para que hagamos lo que tenemos a nuestro alcance para llevarles un bálsamo y verdadera esperanza.

  3. Que la cena o reunión familiar (o a veces comunitaria), presente claramente el motivo del convite: estamos para celebrar la vida, la libertad, la fidelidad a Dios, el amor al prójimo, el respeto a Israel.
    Si entre tus invitados hay misioneros (o personas que tienen fe en falsas deidades, en particular los que son muy militantes: los de Jesús), debes advertirles con tajante nitidez que no permitirás ni un intento para profanar la velada con sus imprecaciones tendientes al error.
    Por ejemplo: que ningún trasnochado diga que el vino es sangre y el pan ácimo el cuerpo de alguna mitológica deidad. O por ejemplo: que nadie se atreva a mencionar que la redención viene por tener fe en falsos dioses, cuando sabemos que Pesaj celebra precisamente todo lo contrario, que solamente Dios (el que libertó a Israel) es el único que “salva” (Ieshaiá / Isaías 45:22).

  4. El marco físico se ve engalanado si se tiende un mantel blanco sobre una mesa solemne, llena de manjares y saludables bebidas. NO se abstengan de comer leudado, aunque sí sería conveniente limitar (aunque no eliminar totalmente) los alimentos que son considerados impuros en el kashrut.
    No olviden agradecer brevemente al Uno y Único, proveedor de sustento antes de ingerir el alimento.

  5. En el transcurso de la cena se debe proceder a lo esencial, que es el conversar acerca de los relatos de la redención de Israel de la esclavitud, y el largo y tortuoso camino que lo llevó finalmente a poder despojarse de las cadenas espirituales que cargaron incluso décadas después de romper las cadenas físicas.
    Es importante que como material de referencia NO se utilicen Biblias, esas que surgen de la fantasía enviciada de los ajenos al judaísmo; ni comentarios o interpretaciones que no sean las provistas por maestros judíos idóneos; ya que (nuevamente lo digo) a veces por querer hacer lo bueno, uno tropieza con la tentación conducente de lo negativo.
    Les recomiendo que usen los textos publicados en este sitio, serjudio.com, y en nuestro sitio hermano fulvida.com .

  6. Sería excelente que todos los invitados pudieran participar, haciendo preguntas pertinentes y no capciosas, y relatando lo que hayan aprendido acerca del evento de la libertad de Pesaj, o que expusieran conceptos prácticos acerca de “la libertad”.
    Por otra parte, aprovechen la oportunidad para disfrutar de la conversación con amigos y familiares; sin apuros, sin la molestia de la TV o radio, sin teléfonos, sin traer a la mesa temas de polémica innecesaria.
    Bonito sería que la conversación girara en torno a temas altruistas, elevados, de inspiración, y de concordia familiar.
    Y por supuesto, que no se abstengan de alabar y agradecer al Eterno por los bienes (pocos o muchos) con los que les ha bendecido en sus vidas. Que sea un trago de libertad en medio de la vida ajetreada… por favor…

  7. Si hay niños, haz lo posible para que ellos participen y se interesen en el tema.
    Prepara juegos, dales material de lectura previa, enséñales canciones, etc.
    Que sea un momento de encuentro familiar, ¿qué más bello hay?

  8. Es muy bueno si los invitados se comprometieran (de ahora en adelante) en el esfuerzo por atraer la redención al mundo, por el único medio humano posible: el cumplimiento de los mandamientos que Dios le ha dado a cada quien.
    Como parte de este compromiso, que cada cual procure acercar a más gentiles al estilo de vida que les es propio y saludable: el noajísmo.

  9. Durante cada día de los siete de Pesaj, estaría muy acorde que te tomaras un par de minutos para alabar al Eterno por la liberación de Israel, y para rogarLe por la pronta venida del Mashiaj con la consecuente redención final de todas las naciones de la tierra.

  10. Es muy bueno que aumentes las cantidades destinadas a tzedaká -caridad, contribuciones económicas a pobres o instituciones de educación judía-, pues es uno de los modos de asociarse con Dios en la tarea de redimir al mundo (no olvides que Pesaj es, en rigor, la celebración de la libertad de los padecimientos materiales).
    Puedes hacernos llegar tus aportes, que nos serán de gran ayuda para continuar con nuestra labor educativa y libertadora; haz clic aquí por favor.

  11. En todo momento debe quedar absolutamente claro que el gentil se está refiriendo a la historia de Israel, que no le es propia, y a los milagros, hechos maravillosos, y liberaciones que el Eterno proveyó a los judíos.
    En todo momento el gentil debe guardarse de no tomar para sí mandamientos rituales que son exclusivos de los judíos, y que no le reportan bendición al gentil que se los atribuye arbitrariamente.
    Tenlo siempre presente, para Pesaj y para cada día.

  12. Por último, sería hermoso si pudieras conseguir la invitación de judíos piadosos para que pasaras con ellos alguna de las dos cenas festivas (en la diáspora) del comienzo de la festividad.

Creo que con estas actividades e ideas, tú y los tuyos estarán en el camino de los que actúan con fidelidad al Eterno, y con amor al prójimo.
No romperán las normas de Pesaj, y crearán un ámbito de paz, libertad y verdadero desarrollo espiritual.

Un gran abrazo a todos mis hermanos, noájidas y judíos, que a pesar de las dificultades aman intensamente a Dios y desean servirLo y por tanto aman a su prójimo y le ayudan.
Y un gran abrazo a ti, hermano y amigo, que todavía estás bajo el liderazgo equivocado pero que sabes que pronto te liberarás y nos acompañaras en el Camino del Bien y de Luz.

Shalom, cuídense y gocen de lo permitido

Moré Yehuda Ribco
(Publicado originalmente en serjudio.com, en vísperas de Pesaj 5766
Republicado por primera vez en FULVIDA en el 2007)

Notas:

1- Para los que siempre buscan “peros”, para hacer lo que se les antoja y no lo que les corresponde, les aclaro que lo que está escrito en Bemidbar / Números 9:14 refiere a conversos al judaísmo, y no a gentiles; o a moradores temporarios en la tierra de Israel.

Resp. 723 – Cuando habra un representa Puertorriqueño ?

consejo_sabio nos consulta:

Paz a nuestro querido More. Mi pregunta es :
Cuando habra un representa Puertorriqueño o cual son los cursos que a de tomarse o entrenamiento para llegar a ser uno ?
Roberto Ramirez , 49 , guardia de seguridad,ponce ,puerto rico

Seguir leyendo Resp. 723 – Cuando habra un representa Puertorriqueño ?

¿Noajismo mesiánico?

¿Es compatible el noajismo con la adoración, reverencia o “liderazgo mesiánico” del tal Jesús?
¡Por supuesto que NO!

Considerar al tal Jesús como algo diferente a un revoltoso, pecador, blasfemo, incitador al pecado, fracaso como persona, es negar la realidad de los hechos y es pretender coronar la mentira en el lugar de la verdad.

Sabemos de esos falsos judíos mesiánicos, gente que pasa de un día para el otro de ser evangélicos (o lo que fueran) a “judíos mesiánicos”; o los estafadores de la fe que se acuestan siendo pastores pero amanecen siendo “rabinos mesiánicos”.

Hace un tiempo la peste misionera inventó una nueva trampa para seguir quitando dinero a la gente, para mantener el dominio insolente sobre las almas: el noajismo mesiánico.
Dicen que no creen en la divinidad del tal Jesús, pero afirman que era un rabino, un sabio, un profeta, hasta el mesías.
Como la verdad no cuadra con sus fantasías venenosas, siguen haciendo sus viejos trucos, manipulan, inventan, vociferan aquellas partecitas que les parece que les sirven, pero callan los millones de hecho en contra.
Ejemplo, no falta el ex pastor, ex rabino mesiánico, actual líder mesiánico noájico, que se toma de la improbable nota del rabino Kaduri para afirmar el mesianismo del patético colgado. Y luego, dibujan con habilidad de mercachifle manipulador para llevar a sus oyentes hacia el caos, el abismo, la mentira.
Por supuesto que no mencionan a los miles, millones, de rabinos que negaron y niegan a rajatabla cualquier ficción mesiánica del tal Jesús.
¿Cómo dirán eso si no les conviene a sus negocios?

Así pues, cuidado amigos míos, mucho cuidado, pues sigue habiendo feroces lobos que se disfrazan de mansa oveja, sigue operando el pastor infernal pero con disfraz de noájida.

Es hora de quitar el peso de sus almas, de alejar los ídolos y de hacer caer a los “líderes” que desesperados por poder, dinero y fama recurren a cualquier bajeza para conseguir sus propósitos.
A no temer en lo más mínimo, porque el noájida leal tiene al más grande y poderoso socio: a DIOS.
En cambio, los mentirosos y piratas de la fe tienen sus fantasías, su dinero, su astucia pervertida, su habilidad para engañar, sus manipulaciones emocionales pero carecen por completo de Dios.
Quizás esos pastores venidos a líderes noájicos mesiánicos digan Dios cada dos palabras y hablen de santidad, pero están vendiendo el veneno mortal que perdura para toda la eternidad.

A no dejarlos pasar, a desenmascararlos, sin miedo, con la altura que debe tener todo leal del ejército de paz de Dios.

Adelante mis amigos, que en nada seremos avergonzados y en todo seremos benditos.

Resp. 713 – Mesías de Israel el verdadeo no será idolatrado?

ronal.ar nos consulta:

1- el verdadero mesias de israel no sera alavado ni idolatrado como equivocamente paso con jesus el falso mesias?
2- cuanto tiempo viviera el?,
3- cuanto tiempo sera su ejerccio de rey de israel?
4- es mesias para nosotros los noajidas?
josue argueta, 27 años, mecanico, honduras, sps.

Seguir leyendo Resp. 713 – Mesías de Israel el verdadeo no será idolatrado?

Resp. 696 – Solicito informacion sobre liderazgo efectivo

Angelica nos consulta:

Licenciado Ribco:
Agradecería mucho si me pudiera referir alguna información acerca de liderazgo efectivo basado en las 7 leyes espirituales. Tengo esta materia en mis estudios de licenciatura ejecutiva y me gustaría tener un fundamento conforme a las 7 leyes y las prioridades que se deben observar conforme a ellas.
Angelica Jimenez 43 años Lic. en la Enseñanza de Inglés, Veracruz, Mex

Seguir leyendo Resp. 696 – Solicito informacion sobre liderazgo efectivo

Una noche de santidad…

El viernes pasado, al caer el sol, hice mi tarea habitual: oficié como “jazán” (cantor, oficiante litúrgico) de la Comunidad Israelita del Uruguay, bajo el liderazgo espiritual del Gran Rabino del Uruguay, Rabino Shai Froindlij.
Pero, esta ocasión era especial.
Estaba de visita en nuestra comunidad el Rabino Principal Ashkenazí de Israel,  Rabino Yona Metzger, del cual aprendimos importantes conceptos de Torá en esa ocasión memorable.
Se encontraba también el gran rabino Eliahu Birenbaum, líder de organizaciones sumamente activas para la difusión del judaísmo y valores espirituales a lo largo y ancho del mundo.
Participaba así mismo el rabino Mordejai Cortéz, líder espiritual de la Comunidad Israelita Sefaradí del Uruguay.

A estas destacadas personalidades espirituales se sumaba más de mil personas congregadas para recibir el Shabbat, participar del rezo, compartir un momento sagrado en compañía de familiares y amigos, acompañar a los jóvenes bachilleres del mayor colegio hebreo del país en su Kabalat Shabat de graduación.

Y allí estaba yo, al frente de la comunidad, con la enorme tarea de ser la voz que dirigía las plegarias de tan magna asamblea, quien conducía la conversación comunitaria con el Eterno.
Debía cantar y emocionar, hacer llegar mi voz a más de mil personas, en un salón inmenso, abarrotado, vibrante, expectante.
No fue tarea sencilla, pero sin dudas de altísimo honor, placer y responsabilidad.

Luego de la intensa ocasión, solitario volví caminando  por la bella rambla costanera de mi ciudad, rumbo a casa, fueron más de treinta cuadras de caminata.
Allí me aguardaban mi esposa y mis hijitos. Ellos ya habían comido, pues a diferencia de otros viernes en los que que regreso más temprano, ya era bastante tarde, mucho más que la hora habitual para que los pequeños se retiren a la cama a descansar.
Pero, igualmente me esperaron, para recibirme con su cariño y alegría, para cantar juntos el Shalom Aleijem, para recibir la bendición que los padres brindan a sus hijos, para corear juntos el rezo de santificación por el Shabat antes de comer la cena festiva.
No hubo tiempo de más cantos, de compartir el pan, pues el sueño se imponía; así que acompañé a los pequeños a sus respectivas habitaciones y junto a su mamá realizamos los procedimientos diarios para culminar la jornada de manera sencilla pero plena de sentido de vida y eternidad.
Al finalizar, el besito de las buenas noches con los cariñosos saludos, entornar las puertas para dirigirme al comedor a disfrutar del momento sagrado.

Ya las velas de sobre la mesa de Shabat estaban apagadas hacía tiempo, pero el calor y la luz de esa jornada irradiaba su energía de vida.

Ahora, tienes el derecho y el deber de saber y entender cómo se vincula este relato personal, sencillo, pueblerino, con tu identidad noájica.
Espero oír tus respuestas a modo de comentario aquí debajo, en la sección destinada a los mismos.

Hasta luego.

Resp. 545 – Ceremonia matrimonial bendita para noajidas?

Alberto nos consulta:

Buen dia
Le escribo para saber si ¿existe ya alguna forma en que una pareja Noajida pueda llevar a cabo una ceremonia matrimonial que estuviera bendecida por el Eterno mediante un rabino, o al noajida unicamente le corresponde el matrimonio civil?
Se que puede sonar algo irrelevante la pregunta pero para mi seria importante cuando llegue el dia, celebrar ante el Eterno mi union espiritual con mi pareja.
Muchas Gracias.
Alberto Carbonó, 30, maestro, merida, mexico, No religioso/noajida.

Seguir leyendo Resp. 545 – Ceremonia matrimonial bendita para noajidas?