Siempre de moda

Escuchando algunos comentarios sobre las tradiciones de los pueblos de las comunidades y el cómo estas a través del tiempo van cambiando o bien van desapareciendo, salió a flote un tema muy interesante, te lo comparto.

Comento este joven que hablaba sobre estos temas, que un personaje de la crítica había dicho que los 10 mandamientos eran para interpretarse tal cual están escritos, lo que quiso decir es que se deberían de interpretar literalmente tal como están escritos.

En conjunto con el tema que se tocó primero, le dije que las tradiciones cambiaban se modifican al paso del tiempo o bien desaparecían, pero en el caso de los 7 Mandamientos universales enunciados por Dios mismo, esos nunca se modificaban y eran vigentes para toda la vida, por ejemplo una tradición antigua dictaría que el hombre debería dedicarse exclusivamente a la agricultura o a la pesca, pero hoy día hay muchas más actividades para emplearse, entonces esta tradición hoy día resulta ineficaz sin sentido, sin en cambio un Mandamiento no es así, digamos la prohibición a las relaciones sexuales ilícitas, hoy como hace mil años o mucho más atrás resultaría enormemente positiva, serle fiel al conyugue redunda en armonía y tranquilidad tanto hoy en día, como hace 500 años, claro las tradiciones son hechas por hombres y son diseñadas de acuerdo a la época y a los lugares, pero los Mandamientos fueron diseñados para todos los tiempos (Dios mismo lo dice), es la diferencia entre algo que hace el hombre y algo que hace Dios.

Los 7 Mandamientos universales son aplicables en cualquier época, en cualquier lugar y en cualquier momento, son guías para tener estabilidad y crecimiento tanto individual como colectivo, aunque no deber ser ello la razón por la cual deben ser cumplidos, sin embargo también es cierto que son muy benéficos para la sociedad en general.

No tener relaciones sexuales ilícitas, es una excelente práctica para fortalecer la familia.

No asesinar, es muy positivo para vivir con tranquilidad.

No robar, también es muy positivo para la tranquilidad.

No cometer idolatría, es muy bueno para alejarse de supersticiones que no acarrean nada bueno a la vida.

No blasfemar, es una excelente práctica para entrenar el respeto que le debemos al Creador del mundo.

No comer parte de animal con vida, es una práctica de gente civilizada y consiente del respeto hacia cualquier ser vivo que habite este mundo.

Y por último establecer cortes y leyes de justicia, es favorable para sustentar en armonía y paz a la sociedad en general.

Los beneficios que señale en cada uno de los Mandamientos, son meramente superficiales y tal vez no son los efectos principales, no tocan en profundidad los efectos de los Mandamientos en la vida, porque los 7 en conjunto son un sistema de crecimiento y estabilidad.

Aunque tampoco es mi intención “venderles” estos mandamientos, sino solo meditar un poco en los efectos positivos de los mismos, cumplirlos solo porque nos traen beneficios no me parece muy saludable, tal vez sea positivo en algún aspecto pero no deja de ser un trueque, algo nacido del ego, es mejor cumplirlos solo porque fueron ordenados y ya.

Y como conclusión, los Mandamientos no son como las tradiciones pasajeras, pues estos se aplican en cada circunstancia cada momento sea hoy o hace 5 mil años.

¡Saludos!

4 pensamientos en “Siempre de moda”

Deja un comentario