El Poder de la Palabra


Los humanos, simples animales sofisticados dirían los hombres de ciencia o entes hablantes dirían los sabios. Todo depende de la realidad que seamos vistos. Cuerpos hablando, expresando ideas, emociones o solicitando acciones, algo común, ¿no? En apariencia todo es simple y debiera ser así. Pero no, tal vez por nuestra natura en múltiples dimensiones, somos complejos.

Hay principalmente tres características que nos distinguen de las otras formas de vida: el pensamiento, la consciencia, y el habla. No obstante, muchas veces nos comportamos con las características de las otras formas de vida y echamos a perder el potencial humano, como casi siempre.

Vamos a enfocarnos un poco en el habla. Este post lo hago basado en una pequeña clase de un rabino, del cual saqué la información sustancial y viene a apoyar básicamente lo que llamamos aquí en nuestro sacro hogar, Comunicación Auténtica.

Actualmente, en la Era de la Comunicaciones el hombre no sabe dialogar. ¿Ahora entiendes por qué está así de caótico el mundo? Hablamos, decimos, sostenemos, argumentamos, pretendemos, sin ser conscientes de lo que realmente queremos comunicar. Y, si no sabemos hablar, pues nuestros interlocutores no alcanzarán a entender nuestros mensajes, y si nuestro oyente tampoco sabe hablar, parecerá una escena chistosa de dos bebés charlando con puros balbuceos, generándose así una frustración total de las dos partes.

Por el contrario, si aprendemos a expresarnos, a comunicarnos, tendremos éxito en cualquier área de la vida, ya sea personal, familiar, social, comercial, intelectual. En un sinfín de situaciones, solamente hay que practicar un poco, quizás fracasemos en el intento, pero recuerda que la práctica hace al maestro, y para esto te dejo los diez pasos para tener un buen diálogo con el prójimo:

  1. Aprende un idioma.
  2. Escucha.
  3. No interrumpas.
  4. No critiques la forma en que se expresa la otra persona.
  5. Modula tu manera de hablar, que no sea muy fuerte ni muy suave.
  6. No seas egocéntrico ni autoritario.
  7. No te muestres quejoso.
  8. No utilices reiterativamente las palabras.
  9. No agredas a la hora de hablar [C.A.]
  10. No seas indiferente a las conversaciones.

Una sociedad sana se va estructurando de buenos hábitos, conocimiento verdadero y una Comunicación Auténtica. Dejemos de lado los valores sintéticos, las creencias erróneas y la indiferencia. Tenemos las herramientas para construir una vida elevada y trascendental. ¡Hagamos uso de ellas!

¿Me ayudas con más consejos para aprender a dialogar?

7 pensamientos en “El Poder de la Palabra”

  1. Que buen post! Gracias

    La comunicacion autentica, es algo en lo que vengo trabajando de un tiempo para aca, a lo expuesto previamente me gustaría agregarle: evitar usar un lenguaje totalitario con palabras como «nunca» , » siempre» o » la ultima vez» a veces puede ser en verdad la ultima vez…

    Pd: tengo FULVIDA en mi movil! Espectacular! Gracias More

  2. No, Moré. Lo contrario, tendría el mismo gran valor. De hecho, el rab lo derivó de un diario donde un articulista mencionaba que la gente no sabe dialogar. Para mí, sería ignorante y prejuicioso cuestionar el conocimiento de los demás. Eso se lo dejamos a los líderes de las religiones donde sólo su conocimiento es válido y el del mundo es erróneo. Mientras que no crucen el límite de los Mandamientos Universales o sea dañino, ¡a nutrirse de saber!

Deja un comentario