Purim: La historia detrás de la historia

¿Quién eres y quién puedes llegar a ser?
¿Cómo con tu Yo Esencial, tu verdadera y trascendente personalidad y cómo con eso que estás siendo, las múltiples máscaras que conforman tu Yo Vivido?

Durante nuestra existencia terrena, las apariencias se mezclan con lo original, el rostro se confunde con las caretas, la mezcla se hace como imposible de filtrar.
Muchas veces lo que parece ser de una manera, realmente es otra.
Es un mundo de impresiones, de sensaciones, de subjetividad, de puntos de vista, de opiniones muy poco establecidas en conocimiento certero, en la claridad de la definición.

Es como lo que sucede en el relato del libro de Esther, aquel que narra las vicisitudes de los judíos en el imperio Persa, con la posterior redención.
La historia que recordamos para cada festividad de Purim.
Donde los personajes esconden sus identidades, donde los perversos dominan y pretenden exterminar a los justos, donde los débiles se enseñorean de los valientes, donde las víctimas son castigadas como culpables, donde las cosas parecen ser una cosa y luego son otra. Un mundo que parece estar sometido a las vueltas del destino, a las arbitrariedades de la suerte, al remolino de las casualidades. Donde se habla para no decir nada. Se venera lo podrido y se espanta a lo saludable. Se enrola en sectas y religiones pero se detesta la sencilla y plena vida espiritual.
Prejuicios por todos lados. Malos consejos. Creencias que atemorizan y esclavizan. Necedad. Egoísmo. Escasa autoestima. Fiestas que tapan amarguras. Excesos que encubren impotencia.
Sí, un relato del antecedente de Purim, tal pareciera ser nuestra vida terrenal.
Donde lo genuino está rodeado de murallas y cortinados, por lo cual su claridad está opacada por las ilusiones.

Pero, la voluntad debiera ser que cada día podamos ser personas transparentes, sinceras y honestas.
Sensibles, conscientes, amables, dispuestos a construir shalom.
Unificados, en unión.

Recuerda los cuatro preceptos que los rabinos dictaron para los judíos en Purim:

  1. Leer el relato del libro de Esther que se encuentra en el Tanaj.
  2. Realizar un banquete festivo.
  3. Dar regalo a los pobres.
  4. Compartir comidas con amigos.

Tales los preceptos rabínicos para ese día. Tienen su vinculación directa con costumbres o sucesos de la historia de Esther. Pero también son claves para comprender como ser libres y felices.
Por otra parte, la vivencia judaica ha hecho nacer varias tradiciones para la festividad, una de las cuales es el disfrazarse.
Si bien, lo más probable, es que la costumbre del disfraz en Purim tiene su origen en el carnaval europeo, igualmente es notable cómo se relaciona con el mensaje explícito e implícito de la festividad.
No en vano ha pasado a ser como el símbolo de Purim, casi su leit motiv.

Por supuesto que la mascarada está acorde a la celebración de la festividad de Purim, de un día de duración.
El problema es cuando la vida es un Purim cotidiano, el de cada jornada.
Allí pierde su encanto, su sentido, su llamado al despertar, y se momifica en la falsa risa que no trasluce ninguna alegría.
Se embriaga la conciencia para no pensar. Se responde para no preguntar. Se repite para no aprender. Se lucha para no crecer. Se humilla para no agradecer. Sí, cualquiera es ascendido a primer ministro del rey, en tanto los notables son encarcelados y sometidos a torturas.
Se vive como los días previos a la salvación celebrada en Purim, con Amán en el poder, con un rey apocado, con una población sometida, con una reina de la cual se ignoraba su identidad, con un héroe que apenas si hace oír su voz y que provocó la ira asesina del que detentaba el poder.
Cada una de estas cosas son símbolos, que no te explicaré hoy, sino que te pediré que seas tú quien me comparta tus ideas al respecto.

14 pensamientos en “Purim: La historia detrás de la historia”

  1. La descripción de la Fista de Purim, es la descripción de la sociedad actual y de nosotros sus componentes individuales.

    Por que hemos sido los gentiles rebeldes por naturaleza; primero rechazando la Ley Natural para inventarnos nuestra propia etica, dando como resultado un mundo de falsas bondades, falsos principios, falsa seguridad, falsos dioses, etc.

    Y cuando los hermanos judios intentaron reinvindicar nuestra senda milenios atras, nos negamos violentamente. ¡¡Cuan diferente hubiese sido la actualidad si la historia hubiese sido diferente¡¡

    «…La intension era que el pueblo Judio proclamase la Fe en el Dios de sus padres y que condujese a los pueblos de la tierra a una comunion con Dios e Israel al enseñarles los Siete Mandamientos de los Hijos de Noaj. Pero lo que los Judios encontraron en aquel mundo ajeno a su tierra,fue una situación difícil. Confundidos en medio de miles de culturas, tuvieron que luchar permanentemente por mantener sus propias tradiciones para no ser asimilados (por los pueblos que los rodeaban)… Más aun, el Judío encontró que
    aquellos pueblos le eran hostiles y desconfiados; de hecho, demasiado ocupados tratando de convertirlo a sus propias religiones como para permitirse escuchar lo que él pudiera tener que decir sobre esta materia…» El Camino del Gentil Justo. Pag 12.

    Nunca nos gustó que se nos enseñe, eduque, corrija; fuimos trogloditas, asesinos e incivilizados. En materia de espiritualidad unos ignorantes que dio como resultado un mundo material confuso, enredado, de supuestos y de ilusiones opticas.

    Pero ahora tampoco podemos cantar victoria, nosotros los que nos decimos concientes y que queremos oir ahora lo que tienen que decir los judios sobre nosotros. Estamos tan influenciados por el mounstro irreal que contruimos, que solo unidos y en constante trabajo conjunto tal vez alguna generación futura logre revertir el Gran Matrix.

    1. Gran comentario Luis!!!

      «Pero ahora tampoco podemos cantar victoria, nosotros los que nos decimos concientes y que queremos oir ahora lo que tienen que decir los judios sobre nosotros. Estamos tan influenciados por el mounstro irreal que contruimos, que solo unidos y en constante trabajo conjunto tal vez alguna generación futura logre revertir el Gran Matrix.»

      muy cierto, un abrazo!

  2. Gracias more…

    En relación a la invitación final que se hace en el post, recuerdo éste téxto «http://fulvida.com/ajenos/israel/purim-dimensin-interior-revelada» allí, aprendí mucho de uno de los sentidos de esta fiesta que sin ser propia del noajida habla de esa realidad que se viven en un mundo aún carente del conocimiento del Eterno.

    Saberlo en comprender que en gran medida «El problema es cuando la vida es un Purim cotidiano», ese Aman a quien hemos entregado tanto poder al seuir sometidos a las únicas respuestas que ofrece, «nuestro Ego».

    Esos aportes son grandes impulsos para crecer. Gracias moré…

  3. Hola!

    Si el carnaval Europeo es una fiesta pagana surgida en honor a Dioses extraños, y la fiesta Purim posee connotaciones de esa festividad ¿No debería un judio que vive acorde a las enseñanzas de Dios, abstenerse de celebrar o rechazar esa fiesta?

    Un saludo!

      1. No es una conclusión mia, es que eso dice en el texto inicial del hilo, textualmente: «Si bien, lo más probable, es que la costumbre del disfraz en Purim tiene su origen en el carnaval europeo». Siento que incomoden mis preguntas. como soy gentil, tal vez no tengo derecho a hacerlas. Tampoco tiene por qué contestarme, Maestro.
        Un saludo!

  4. Que la celebracio de Purim , sea celebrada dia a dia. Me explico: Como es una festividad Judia , el gentil puede hacer buenas obras , como se expresa en el post , ayudar a los pobres.
    Gracias Morè.

  5. Lo diré de forma prosaica: Purim es como una forma divertida de burlarse de las sociedades, los medios y las corporaciones que quieren generar humanos-masa sin identidad, sin autenticidad, sin alma.

  6. Hay algo muy importante que tomar en cuenta acerca del contexto territorial pues Persia o Irán es una tierra donde habitan personas que demuestran un cierto grado de chovinismo que se evidencia en su forma de ver a los demás.

    Recordemos que el concepto de la raza aria viene de Persia, inclusive el nombre de Irán como tal tiene que ver con ese concepto y es aquí donde precisamente se ve el EGO expresado en el ego de un pueblo que se cree superior a los demás.

    En efecto, el sentimiento nihilista de Irán contra Israel es producto de ese resentimiento que sienten los iraníes contra los judíos que son las mismas que demuestran otros pueblos como el árabe y el ruso y que justifican aduciendo ínfulas de parte de Israel que es la víctima de un complot para desprestigiar a Israel.

    Los persas son arrogantes y no es algo nuevo, de hecho lo que más le resienten al régimen musulmán es que haya hecho retroceder a Irán como lo ha hecho.

    Así que dos milenios después las cosas no han cambiado mucho, las máscaras siguen y el resentimiento sigue y la nueva cara de Aman se llama Vladimir Putin

Deja una respuesta