Av, el mes de la redención

El mes de Nisán es el de Av-iv, el de la pequeña redención, porque en el plan del Eterno Av era el mes de la gran redención.
Los judíos salieron de la esclavitud el 15 de Nisán y estaban “destinados” a alcanzar su tierra patria, su lugar para florecer, ISRAEL, en el mes de Av.
Estarían preparándose 49 días para el encuentro con el Eterno y el comienzo de la recepción de la Torá.
El 50º sería ese gran día, que nosotros aún festejamos cada 6 de Siván con Shavuot.
Moshé permanecería 40 días en el monte, en comunicación auténtica y esplendida con el Todopoderoso, adquiriendo la sabiduría prodigiosa para compartir con los hijos de Israel.
Entonces, el 17 de Tamuz descendería de las alturas portando las Tablas del Pacto, escritas por “dedo” de Dios.
El día 18 emprenderían el trayecto hasta la tierra de santidad, a la cual llegarían hacia el atardecer del último día de Tamuz, para entrar gloriosamente el primero de Av. Entonces, la tierra estaría casi despoblada, no encontrarían resistencia ni enemistad, sino tan solo el camino hacia su crecimiento mutuo.
Pero, algo interrumpió esa gran redención y la aplazó por milenios.
La muchedumbre de egipcios y otros gentiles que había salida de Egipto atrás de los judíos, calcularon mal el momento en el cual debería haber descendido Moshé del Monte, que era quien los cobijó y acogió por propia voluntad y no por deseo Divino. Ellos se impacientaron y provocaron disturbios, agredieron, atacaron, reclamaron, se quejaron, confundieron, finalmente obtuvieron que Aarón fabricara para ellos, a desgano y atemorizado, el becerro de oro. Ellos indujeron a algunos cientos, o miles, de hebreos a la idolatría, la reverencia del error, actos impúdicos, a la alteración del shalom que se había establecido desde la Revelación en Shavuot.
A esa mezcolanza caótica y egóica llegó Moshé y por ello dejó que se rompieran las Tablas del Pacto.
Luego se tuvo que perder tiempo en pedidos de perdón, en rituales, en subidas y bajas al Monte, en el perdón y nuevas Tablas entregadas el 10 de Tishrei, muchos días después, cuando ya se había perdido la sincronización “cósmica” que hubiera permitido la gran redención en su tiempo y circunstancias.
Ahora los hebreos deberían atravesar algunas penurias y acciones para que llegaran nuevamente a estar a punto de entrar a la Tierra.
Y entonces, otros pobladores habían arribado, usurparon el lugar de los judíos, instigaron a 10 de los 12 exploradores a que vacilaran en su confianza en Dios, lo que a la postre llevó a que la noche entre el 8 y 9 de Av, del segundo año de salir de Egipto, fuera decretado que no entraran hasta dentro de 38 años.
Y recién entonces, otra generación, con otras circunstancias históricas, en un contexto completamente diferente y desfavorable, tuvieron que conquistar su hogar y hacer allí su destino. Pero, la redención fue incompleta, aún la padecemos.
Según la Tradición, Av sigue siendo el mes de la gran redención. Por ahora es un mes de tristezas, de padecimientos, duelos, contrariedades y contradicciones. Pero, la historia se completará, confiamos, en Av.
Hagamos nuestra parte, seamos nosotros el Mashiaj, para que se establezca la Era Mesiánica hoy.
¿Ser nosotros el Mashiaj?
¿Qué clase de herejía o delirio estoy ofreciendo?
Ninguno…
Vamos a hacer nuestra parte, construyamos shalom hoy, sin más excusas ni retrasos.

5 pensamientos en “Av, el mes de la redención”

      1. Todo, desde la forma de tratar las interrupciones que acabaron generando retrasos y eso cambio completamente la historia, pues una de mis pasiones es la historia, hasta el desvelar conceptos aun desconocidos por mi debido a mi «juventud» en este camino.

        Como bien conoce, llegue a este hogar siguiendo su consejo, no hace mucho, tan solo unos meses. Mucho es lo que he leido y aprendido en este corto tiempo, pero aun mas es lo que me queda por descubrir, aunque gracias a las guias que encuentro siguiendo los pasos de otros anteriores a mi, este camino de aprender se convierte en mas liviano.

        Gracias a todos, y por supuesto a usted Moréh

  1. Gracias moré!!!

    «Según la Tradición, Av sigue siendo el mes de la gran redención. Por ahora es un mes de tristezas, de padecimientos, duelos, contrariedades y contradicciones. Pero, la historia se completará, confiamos, en Av»

    que así sea! Un abrazo

    Sin excusas haciendo nuestra parte…

Deja una respuesta