Noajidas: afuera y adentro

He mencionado en otras oportunidades que la misión del noájida NO está dentro de cuatro paredes, no está en congregarse en «iglesias», ni en rezar en comunidad, ni es estudiar «la Palabra», ni en apartarse del mundo para ser «santitos».

La misión es construir Shalom, hacer, traer, llevar, brindar, ayudar, amar, respetar, criticar, trabajar, difundir, aprender, enseñar, rezar, gozar con la familia, invitar amigos, etc.

Pero, no dejen de lado las reuniones de camaradería.
Sería buenísimo que una vez por semana se reúnan para conversar, para estudiar lo que tienen permitido, para rezar juntos si consideran necesario, para coordinar actividades, para compartir un rato juntos, para proyectar modos de fortalecer FULVIDA, para crear estrategias y llevarlas a cabo de difusión del noajismo y del despertar de la conciencia noájica.

Reúnanse, no para formar sectas o iglesias, no para creerse más espirituales, sino para fortalecerse en todos los planos de existencia.

Y avisen a través de FULVIDA.com de las reuniones, para que otra gente sepa de sus actividades, se sumen a las tareas, crezcan en comunidad.
Además, dénnos informes de lo ocurrido en los encuentros, de lo que aprendieron, de lo que enseñaron, de lo que proyectaron, etc.

A trabajar gente, que tenemos todo un mundo para construir con Shalom.

3 pensamientos en “Noajidas: afuera y adentro”

  1. «La misión es construir Shalom, hacer, traer, llevar, brindar, ayudar, amar, respetar, criticar, trabajar, difundir, aprender, enseñar, rezar, gozar con la familia, invitar amigos, etc.»

    Lo que veo mas dificil es criticar , por que se pueden desprender mal entendidos o conflictos , para los que no aceptan una critica. Pero de una buena critica y si esta es constructiva. Podemos aprender , crecer y mantenernos en el buen camino.

Deja una respuesta