Sobre la razón y la revelación

Para variar:

Un hombre se cae a un pozo muy profundo y baja cien metros a plomo antes de poder agarrarse a una rama que sobresale y detener su caída. Va perdiendo fuerzas, cada vez le resulta más difícil sujetarse y, en su desesperación grita:

-¿Hay alguien ahí?

Mira hacia arriba y sólo logra ver un círculo de cielo. De pronto, se abren las nubes y surge un haz de luz que le ilumina. Se oye el rugido de una voz profunda que dice:

-Eh, tú, soy Jesús, el Señor, suéltate de la rama, que te salvo.

El hombre pondera por un momento sus palabras y grita:

-¿Hay alguien más?

2 pensamientos en “Sobre la razón y la revelación”

Deja una respuesta