El consejo diario 156

Si creyéramos en Dios por hechos sobrenaturales, milagritos, que ocurren a personajes «santos»,
estaríamos andando por la senda del grotesco, del error, y probablemente de la idolatría.

Pues, si las pruebas son hechos maravillosos,
entonces deberíamos creer en los dioses de la India, y en los del antiguo Egipo, y en los de la Santería, y en los brujos de África, y en los satanistas, entre otros «santos» que hacen cosas sorprendentes.

Brujería hacen muchos, pero eso no es demostración de su vinculación con Dios.
Más bien, ¡TODO LO CONTRARIO!

9 pensamientos en “El consejo diario 156”

  1. El milagro real es Israel y su adhesión a la Tora. en este momento recuerdo la esena de un Keiser aleman que dudando de la existencia de Di s, pide una prueba a su confesor, no le mencino las apariciones de virgenes, o musculos cardiacos en las ostias, ni ninguna de esas supercherias, lo único que encontro como efectivo lo expuso diciendole:
    «los judios»
    Si trabajamos enserio (practicando los 7) siguiendo el ejmplo que nos ah dado el pueblo Judío tal vez, llege el momento en que el milagro sea:
    «miren a los Judíos y Noájidas»

  2. El milagro: algo tan dificíl de enteder y de explicar, algo que solamente el Eterno Bendito Sea por su infinita misericordia concedería como un bien oculto sea para bien o para enseñarnos por medio de la reprensión. Algo palpable que más que amanecer vivo, algo factible hoy en día y para los dias del mashiaj que sea pronto «el conocimiento de la Unicidad del Eterno».

Deja un comentario