Nosotros y los miedos…

Algunas veces la vida nos pone en situaciones que no querríamos enfrentar, por qué? Los miedos nos manejan, nos paralizan, qué difícil es entender que El Eterno es escudo alrededor nuestro, que no tendríamos que temer, es El quién nos saca de la situaciones graves o no tan graves. Por que temer, por qué no poder confiar que Hashem de continuo nos guarda, y nos sustentas.

Vivimos preocupados, tenemos miedos del mañana, de qué será de nosotros, si no tenemos un trabajo, si la salud de nuestros hijos están en riesgo, si nuestra salud está mal…qué nos manejan? los miedos.

Por qué dejarnos dominar por algo que ni siquiera sabermos qué va a pasar. Los miedos, terrible palabra que conlleva tanto de nuestro ser. Por qué no poder hacer carne que verdaderamente nuestro socorro vine de Hashem que hizo los cielos y la tierra. Qué débiles nos ponemos a veces ante la adversidad y damos como manotones de ahogado. Qué triste que nos pase esto, aún conociendo que el Eterno es el que jamás nos abandonará.

En una oportunidad, hace dos años, mi marido sufrio de una peritonitis del duodeno. De golpe se sintió mal, urgente fuimos al hospital, recuerdo entrar por la puerta de terapia para dejarlo y operarlo enseguida. El médico me dijo, señora tengo que decirle que las posibilidades de vida de su esposo son del 8%, fueron segundos que pasaron mil cosas por mi cabeza. Pero atiné a decirle al médico, usted haga su parte, el resto lo va a hacer D-S.

Me fui a mi casa a hablar con mis hijas, pero no controlé allí mis nervios, el miedo me jugó una muy mala pasada. No poder dormir, no poder sentir paz y todo por no poner la mirada en aquel que es quien nos guarda de todo mal. Todo el tiempo de la semana en terapia, me decían no se haga ilusiones, cada día y yo ya decía D-S va a hacer. Así fue, se corrió en todo el hospital el milagro de la vida de mi marido, todos se sorprendieron, y yo me dije, por qué dudé, por qué me deja llevar por el miedo y no por la voz de D-S.

Qué pena que tantas veces D-S nos muestra que El está y nosotros seguimos teniendo miedo. Hoy pido a D-S me dé la posibilidad de confiar que El tiene todo bajo control y que ningún miedo tiene que prevalecer en mi vida. Pido a D-S cambie esto en mi vida, que los miedos no se apoderen de mí, porque El esta de continuo conmigo. Qué el verdaderamente sea mi Pastor, que guarda de mi vida y la de todos. En el amor no puede haber temor, pero qué débiles somos. Shalom.

7 pensamientos sobre “Nosotros y los miedos…”

  1. Azul:

    Permitame felicitarla por este maravilloso post. Definitivamente son las mujeres ( de FULVIDA) las que nos ponen a pensar, despues de Yehuda. Si no fuera por ustedes, los hombres seriamos unos temerosos de pacotilla.

    Yo, que soy un poligamo familiar, que no tengo rubor en decir que mi vida pende de tres mujeres ( mi madre, mi esposa y mi hija), soy un miedoso cronico. Me da miedo todo. Me da miedo ir al medido, pese a que muchas veces no cuido mi salud por culpa de mi gula. Me da miedo escribir en Fulvida, pese a que aqui cualquiera tiene licencia de ” escribidor” ; me da miedo banarme en la playa, aunque antes no solo me banaba, sino que lo hacia en una laguna de desechos quimicos que estaba cerca de mi casa. Me da miedo que mis hijos crezcan, porque ( no se si les pasa a ustedes) siempre quiero que esten conmigo y besarlos y dormir con ellos, pese a que ellos prefieren dormir solos. Cuantos miedos nos acompanan desde pequeno!!! Veamos.

    Mi abuela, que debio ser guionista del exorcista, nos espantaba el sueño por las noches contandonos unas historias terrorificas que no nos permitian dormir, sino velar. Y eso que las historias las contaba para que nos durmieramos temprano.

    El miedo a que la chica que nos gustaba nos dijera que no. Miedo a perder una asignatura en el colegio, porque papa siempre decia: ” y uno rompiendose el cuero, y estos perdiendo materias en el colegio” . Un dia mientras papa se banaba en la playa lo repare fijamente y no vi su piel abierta como las venas abiertas de Galeano, a pesar que ese semestre habia perdido educacion fisica, trabajos manuales y religion. Ahhh, la religion, que tambien me daba miedo. Quien no lo tuvo miedo al diablo ? Pues yo, lo confieso, miedo que afortunadamente se me quito, despues que un dia mientras estaba en la avenida del internet vi a un uruguayo que media dos metros de estatura, que parecia un jugador de la seleccion de basquet, y que al verme sulfurado, me detuvo y me pregunto con voz de sabio: ” miedo a la idolatria’? No, al diablo, le dije, pero el sigio replicando: ” no, tenes miedo a la idolatria”. Desde ese dia se me quito el miedo y mate a dos pajaros de un tiro: al diablo y a jesus.

  2. Shalom a todos!!!!! Que bonita reflexion, es maravillosa,  me ha llegado en el momento indicado, gracias Azul!!!. More me pregunto si existe algun salmo para corregir esta situacion de los miedos, porque aveces aunque estemos viendo consantemente el amor que D-os nos da todo el tiempo, parece que no entendemos que todo lo que Hashem nos da es lo mejor para nosotros, aveces me enojo conmigo misma, y como dicen aqui en Mexico: “Estas viendo y no vez”

Deja un comentario