Archivo de la categoría: control

La fe en el líder

Recordemos que el EGO es una función natural, saludable, necesaria, automática del ser humano.No depende de la voluntad de la persona.Su núcleo no es aprendido, sino que instintivo.Está allí para ayudarnos a resolver situaciones reales de impotencia, o conseguir auxilio para hacerlo. Pero de a poco va usurpando roles, tomando funciones que no le corresponden.Pasa […]

De amores

La trampa mortal de las religiones es que lo único importante es ocuparte del otro. ¿Es realmente asi? Se usa como discurso algo que supuestamente es bueno para generar algo realmente malo que es: olvidarte de ti mismo.
Calvino califica de «peste» el amor a sí mismo. (Calvino, Institutes of the Christian Religion (versión inglesa de J. AIbau), Filadelfia, Presbyterian Board of Christian Education, 1928, cap. 7, parte 4, pág. 622.
Tenemos el ejemplo del sacrificio, El sacrificio siempre es extremo, no hay vuelta atrás del mismo, el sacrificio es completo; abandonando todo hasta la vida misma ( no hace falta que nombre al nefasto), todos se ocupan del “otro”. Que genera, la “tranquilidad” de haber dejado todo, de haber cumplido.
Esta seudotranquilidad, en realidad se manifiesta en exigencia continua para con los demás, evidentemente el que conoce el juego (lider) es el que termina beneficiado por los sacrificios del otro, y el que no lo conoce (el juego) es victima perdiendo por goleada emocional y yendo al descenso en todos los ámbitos de su vida. Tiene una lógica comercial, con estafa incluida, de transacciones emocionales, en donde la mayoría embutida en la ilusión del sacrificio por el otro se olvidan de cada uno de ellos mismos, con lo cual nadie recibe , excepto el líder. Con la ilusión de emular a su ídolo, piensan que reciben y solo dan todo, con el resultado de lideres poderosos y seguidores dominados.
¿Hay una contradicción básica entre el amor así mismo y el amor a los demás? ¿Es el amor a sí mismo un fenómeno similar al egoísmo,o son opuestos?
En principio definimos amor, gracias a Yehuda, en http://serjudio.com/dnoam/rap39.htm
Amor es: hacer por otro.

Hacer es: HACER.
Una práctica (cotidiana) sobre la realidad.
La transformación de lo inoperante o negativo o latente en positivo, actual, floreciente.
Una ingerencia en la materialidad de la vida.
Hacer es proceder de acuerdo a lo que se debe y está permitido.

Por es: POR.
Sin intereses superfluos.
Sin doble discurso.
Sin esperar retribución.
Sin nada que no sea “hacer por”…otro.

Otro es: OTRO.
No por mí.
Ni para nosotros.
Ni para mí.
Ni por nosotros.
POR (y para) OTRO.

En el supuesto amor de la religión del sacrificio completo, lo que se oculta son los deseos de ser grande, de poder, del que lo ejecuta, porque donde no hay medida del dar, no puede haber un genuino amor, en esta acción el único deseo real, es recibir. Si el amor a otro minimiza el amor a uno mismo no hay amor, hay dominio. Los sentimientos y pensamientos derivadas de estas acciones destinadas a este ídolo evidentemente dejan secuelas y confusion para quien no entiende su juego. Para el entendido solo queda la perversidad, sabiendo cuanto destruye en pos de su beneficio. Eso es el completo ego, no hay amor a uno mismo, ni a los demás. No se actua según lo reglamentado, hay intereses, y el “otro” en si deja de existir ya que todos los “otros” interactúan igual, sacrificándose ciegamente.

Para ver el contraste con el noajismo leamos en http://serjudio.com/exclusivo/cterapia/ama-a-tu-projimo-como-a-ti-mismo este fragmento de nuestro moré:

“amar a tu prójimo como a ti mismo” (Vaikrá / Levítico 19:18).
Por supuesto que si el amar fuera un elemento netamente emocional, sería imposible que se nos ordenará tal cosa, puesto que no tenemos el control directo sobre nuestra emotividad.
Por tanto, deducimos fácilmente que el amar es algo distinto, algo que quizás incluye en cierto aspecto el sentimiento, pero que no se reduce solamente a él.
El amar, como ya hemos enseñado en otra oportunidad es:
hacer algo positivo por otra persona,
de manera voluntaria, desinteresada y que no nos ocasione ningún daño,

Remarco estos elementos

Orden de amar —— Acción——-Mandamientos Noajicos
Projimo
Uno mismo
Ausencia de daño para las partes——-beneficio mutuo

Para el noajismo, en el cumplimiento de sus leyes no existe la exclusión de alguna de las partes, amando a nuestro prójimo mediante el cumplimiento de las leyes, estamos amándonos a nosotros mismos. Amarme a mi mismo y amar al prójimo van de la mano. Es importante ver al otro como a mi mismo. Y algo muy importante, es verme a mi mismo como al otro, ayuda a dominar el ego, el deseo de dominio se va anulando continuamente con la practica, y el veneno de la idolatría disminuye.
?
Experimentando continuamente, el falso amor, hoy en la libertad y la luz, es normal que se sientan frustrados muchos de los que salen de la idolatría, sienten que se quedan sin emoción, sin “amor “, sin “comprensión” , porque el contraste es notorio entre lo que han vivido y a lo que pueden vivir ahora.
Este es uno de los grandes desafíos, con el que se encuentra una persona que está dejando la idolatría y se suma a las filas de la Luz, ya que sus emociones son la “guía” ya que su pasado en la idolatría esta signado allí en este plano,un extasis vacio de contenido real.
En realidad sucede que se va instalando con el transcurso de la practica en los mandamientos noajicos, en el verdadero amor, los sentimientos adecuados. Pasamos de sentimientos adultos y dejamos los infantiles. En este proceso de cambio, al principio, podemos llegar a concebir al cumplimiento de los preceptos en una lógica religiosa de sacrificio porque pensamos nuestras acciones deben estar abocadas al prójimo pura y exclusivamente , con excepción de las que tiene que ver con D-os.
Esta actitud sigue dominada por el ego, entonces nuestro servicio se transforma en servilismo, mendigando compasión, temiendo perder “buena reputación” y “entendimiento” entre pares, etc. Y mientras tanto seguimos hambreándonos en todos los planos a nosotros mismos.
Pero a no desesperar, porque esto es un proceso dinamico, quizás un tiempo de maduración, donde nadie tiene comprado nada, pero con esmero en lo que nos toca cumplir tenemos el éxito asegurado. Solo continúemos trabajando en lo que nos toca hacer. Si hoy estas en la Luz, aquí en Fulvida, no te marches, no vuelvas al falso amor.

¿Qué descendió para los gentiles en Sinaí cuando descendió la Torá para los judíos?

En el santo Talmud, recopilación sagrada de la Torá Oral, encontramos el siguiente pasaje que resulta a la vez misterioso y esclarecedor:

“¿Por qué se llama Sinaí al monte (en donde Dios entregó la Torá a los judíos)?
Repondieron los sabios: es el monte en que descendió la envidia/odio (siná) de los gentiles en contra de Israel”
Talmud Babli, Shabbat 89a

Los sabios de la santa Tradición no dejan pasar detalles, ven el bosque pero no dejan de ver el árbol. Ellos quieren saber porqué el monte escogido para ser el lugar en el cual recibió el pueblo judío la Torá se llamaba Sinaí.
Nos dicen algo sorprendente, una verdadera revelación, la palabra “sinaí” deriva de la misma raíz idiomática que “siná”, que significa odio al mismo tiempo que envidia.
El monte se llamaba de otra manera, pero cuando Israel recibió a perpetuidad la Torá en ese sitio, el monte fue llamado de otra manera, en alusión a algo trascendente que había ocurrido allí.
Pero, no se le denominó “monte de la luz”, ni “monte del encuentro con Dios”, ni “monte de la recepción de la Torá”… se le llamó y se le conoce luego de milenios como “monte donde descendió el odio/envidia de los gentiles en contra de Israel“.
Pero, ¿cómo es esto?
Si lo que descendió allí fue la Torá que Dios entregó a perpetuidad como herencia y patrimonio de Israel, ¿cómo nos dicen los sabios santos que lo que descendió fue el odio/envidia?

Debes reconocer que los sabios no se equivocan en asuntos de espiritualidad, si ellos dicen que descendió la “siná” de los gentiles en contra de los judíos, así mismo es.

Odian y envidian a Israel, porque fue el pueblo que se esmeró y se consagró al punto de ser meritorio para recibir la Torá.
Odian y envidian a Israel, porque a pesar de ser una nación débil y pequeña, con muchas desventajas materiales, igualmente pudo ser leal, con sus altibajos, pero nunca habiendo caído tan bajo como el resto de las naciones del mundo.
Odian y envidian a Israel, porque cuando los hebreos eran noájidas (en el tiempo antes de la entrega de la Torá) vivían de acuerdo a los Siete Mandamientos y por eso fueron escogidos para recibir la Torá.
Odian y envidian a los judíos, porque son ellos los dueños perpetuos de la Torá y no las naciones del mundo.
Odian y envidian a los judíos, porque ellos tienen de primera mano un texto sagrado que ellos anhelan para sí, que desean obtener, que quieren ser dueños, que desean leer y estudiar y de no poder hacerlo quemarán el texto y exterminarán a los judíos.

Así ha sido en el pasado y sigue siendo hoy en día.
No han faltado los desgraciados asesinos que llevaron a la muerte más horrenda a judíos, individuos y colectivo, a causa de su odio. Y los sigue habiendo. Ejemplo actuales, los imperialistas árabe-musulmanes; sus atrofiados aliados que se hacen llamar “progesistas”, especialmente los eruropeos; los nazis de toda calaña, entre otros miembros de esa fauna vil que infesta el mundo.

No faltan los malvados que no pretenden aniquilar judíos, pero sí erradicar el judaísmo. Promueven la asimilación de los judíos, impiden el pasaje de la tradición de una generación a la siguiente, perturban la vida judía, sin por ello atacar directamente el cuerpo del judío.

Están los otros espantosos enemigos de Dios y de los judíos, que son los que dicen “amar a los judíos”, pero actúan de un modo vil y traidor. Son los que se hacen llamar “nuevo israel”, “israel espiritual”, “israel en cristo”, “judíos mesiánicos”, entre otros farsantes, piratas de la fe y rebeldes en contra de Dios.
Una clase especial de estos últimos son los noájidas que no pretenden dañar directamente a los judíos, ni agredir al judaísmo, pero su odio interno, su envidia poderosa, su EGO al comando de sus vidas, les impulsan a buscar cosas judías para apropiárselas, para hacerse amos de ellas, para leer Torá, estudiar Torá, actuar a modo de medio-judios, etc., todo con la “sagrada excusa” (tono irónico) de querer hacer las cosas de modo “espiritual”… como “gentiles justos”.
Y esta clase de enemigos de Dios van por la vida diciendo que son gentiles justos, cuando no lo son realmente. Porque, niegan la Voluntad de Dios que decretó que la Torá es de Israel y no de los gentiles; el mismo Dios que impuso la ley de que el gentil no debe estudiar Torá, sino dedicarse a conocer y cumplir con los Siete Mandamientos y no otra cosa para llenar de espiritulalidad su vida.
Esta clase de gentil rebuscado, inventor de excusas floridas, eterno víctima de la incomprensión de otros (según fantasea), también odia profundamente a los judíos, y al mismo tiempo los envidia. Quiere ser uno de ellos, quiere convertirse, pero no le da el alma como para hacerlo de la manera legal y correcta. Quiere ser un judío, por eso tiene cien libros de judaísmo en su biblioteca, recita de memoria pasajes talmúdicos, tiene en su ropero su disfraz de judío ortodoxo, usa nombretes judaicos en su facebook, lee y enseña Torá (eso dice hacer), se busca alguna supuesta autoridad judaica que le dé cabida a tales disparates, pero en el fondo, en el triste y patético fondo de su alma, odia intensamente a Dios , a los judíos, y les tiene inmensa envidia.

Qué triste alma… qué desgraciado vagabundear por el mundo, errante y sin sentido, aferrándose a cualquier cosa que le satisfaga el EGO del momento…

Así es amigos queridos, esos gentiles que rechazan la enseñanza santa de que no se entrometan en cosas de Torá, que se creen con “superioridad” para tomar lo que se les antoja de la propiedad de Israel, no hacen otra cosa que seguir viviendo como sus antepasados que se arrodillaban delante del estiércol de la religión: odian y envidian a Israel, y por eso son esclavos de sus EGOS inflados y ávidos, codician lo que no les pertenece, traicionan a amigos y allegados con tal de obtener lo que no es de su propiedad, se envilecen pero siempre con una excusa brillante a flor de labios.
Tienen grandes proyectos que no dejan de ser vanidosas fantasías de un EGO desesperado por recibir mimos y caricias.
Odian y envidian a los judíos, por eso quieren tanto ser como un judío.
Odian y están enojados contra Dios, por eso meten la palabrita “dios” cada dos por tres, pero carecen de Dios en sus vidas.

Y, como la Tradición y la ciencia nos enseñan, aquel que envidia y odia, en el fondo solamente se odia a sí mismo. Porque no se ama, porque se rechaza, porque se desconoce, porque se desprecia, porque se siente poca cosa, porque se cree apartado de la “mano” de Dios.
Se odia a sí mismo…

Es a causa de gente como estas que el monte Sinaí recibió su nombre, gente infeliz, desgraciada, desagradecida, que no tienen la capacidad de ser leales a su identidad, que por ello repudian los vitales y perfectos Siete Mandamientos, pero se creen capaces de escoger aquellos rituales y costumbres judaicos que les puedan acariciar su inflado EGO.

Pobre gente, se odian a sí mismos, porque se saben impotentes, infértiles, vacíos, carentes de bendición aunque gocen de muchos bienes materiales.
Pobrecitos, son merecedores de nuestra compasión, porque odian ya que no tiene capacidad de hacer otra cosa. Envidian, porque no se dan cuenta de que con el noajismo, con los Siete Mandamientos, ya tienen la porción santa y eterna suficiente para alcanzar plenitud y bendición en este mundo y en la eternidad.
Pobres almas sufridas, a las cuales no debemos rechazar ni condenar, aunque sí ser tajantes y claros en los límites sagrados que han sido impuestos por Dios y que en modo alguno podemos nosotros violentar para dar satisfacción a sus alocados EGOS.

Así pues, querido hermano noájida, cuando veas a ese pobrecito desgraciado que se cree capaz de decidir qué puede y qué no puede hacer o tomar del judaísmo, en tanto desprecia su propia Torá, su propia esencia, su propiedad espiritual; cuando te topes con él, sé compasivo, comprende la miseria de su alma, no lo atormentes, pero ponlo en su lugar caballerosamente y dale un salvavidas llamado FULVIDA para que dejen de odiarse y de envidiar a otros.

Por otra parte, otros muchísimos gentiles quizás no estén conformes con que sea Israel el pueblo elegido para haber recibido la Torá y los 613 mandamientos. Sin embargo, sus almas no se dejan llevar por la vanidad y la maldad. No permiten ni toleran que sea el EGO el que controle sus vidas. Entonces, comprenden que como gentiles tienen un sagrado rol, una tarea única y especial, un camino hacia la santidad, una tarea espiritual brillante, su conexión propia con Dios, su Torá, que son los Siete Mandamientos Universales.
Se hacen conscientes de su identidad, de su propio pacto, de su lugar em el mundo y entonces, el odio no existe, la dependencia tampoco, la esclavitud menos. Cuando se hacen conscientes y viven a plenitud como noájidas, como Dios ha decretado que vivan, ya la envidia hacia los judíos no los corroe más. Ya dejan de sentirse secundarios, por lo que dejan de odiar a los judíos y a Dios. Se aman, se respetan, se valoran, trabajan junto a los judíos como socios de Dios en la tarea de construcción de Shalom.
Junto a los judíos, pero sin inmiscuirse en cosas judías, sin reclamar cosas judías, sin estudiar Torá, sin todas las petulantes necedades de los que siguen siendo esclavos de sus ciegos EGOS.

Está en ti, hermano querido, elegir si serás de los que odian a Dios, odian a los judíos, envidian a los judíos, aunque mencionen a Dios y digan amar a los judíos a cada rato;
o si escoges la vida la bendición, que es aceptar quien eres con sano orgullo, y entonces vivir como te corresponde con sana vitalidad.

¿Qué eliges hoy hermano noájida querido?
¿Que se te conozca como uno que actúa movido por el motor de odio y envidia, o ser reconocido y alabado como uno que alaba a Dios por todo lo que tiene?

Parashá Tetzavé: la función principal del maestro espiritual

El pueblo judío lee públicamente esta semana de la Torá la sección que es llamada Tetzavé.
Veamos qué enseñanza noájica podemos aprender junto a las luminarias de Israel, dentro de los límites correctos y adecuados para los hijos de las naciones.

En su mero comienzo dice la sección: “Tú mandarás a los Hijos de Israel que te traigan aceite de olivas claro y puro para la iluminación, a fin de hacer arder continuamente las lámparas.” (Shemot / Éxodo 27:20).

Numerosas y notables han sido los comentarios, explicaciones, enseñanzas que se desprenden de estas palabras sencillas.
Hoy quiero traerte las de un gran rabino, S.R Hirsch, quien fuera un moderno expositor de Torá, que enseña al respecto del final de este versículo:

el objetivo del maestro que enseña Torá (instrucción de vida) a sus discípulos es de mostrarse comprensivo y tolerante ante sus alumnos. Su meta no consiste en dejarles en un nivel elemental, mateniéndolos constantemente bajo su dependencia para que recurran siempre a él y no puedan vivir y crecer sin sus palabras e instrucciones.

Es decir, el maestro que enseña el camino de la vida, en este mundo y en la eternidad, no anhela tener a sus seguidores esclavos, sumisos, cual ovejas delante del pastor.
Por supuesto que andará delante de ellos enseñando el sendero, advertirá, mostrará, iluminará e incluso a veces reprenderá; pero no tiene por misión convertirse para sus alumnos en “mi moreh dice” como si fuera la palabra sagrada que se debe cumplir o irse al infierno.
Claro que su palabra es importante, es necesaria, pero no al punto de vivir esclavizado de él.
Un verdadero maestro de vida, no actúa al estilo de pastores, curas, “rabinos” mesiánicos, presuntos maestros de noajismo, gurúes, entre otros astutos manipuladores, quienes anhelan poder, renombre, dinero, el control sobre la vida de quienes les siguen.
Los adoradores del EGO que escalan para hacerse pasar por maestros, aunque sean muy sabios, no dejan de ser pozos abiertos que tragan a quienes les siguen hacia los abismos más oscuros.

Así pues, el mensaje noájico para esta semana, que proviene directamente de la Palabra de Dios, es que aprendas de tu maestro pero no lo idolatres; ten respeto a su palabra, pero entrénate para cuestionarla con altura, con ansia de conocer la verdad y no meramente acates sumiso para dejar satisfecho a tu pastor (more, etc.).
Ni tampoco toleres que te manipulen, te presionen, te acallen injustamente.
Tienes la misma relación con Dios que cualquiera que se haga llamar (o realmente tenga el título de) rabino, more, líder, etc. Quizás alguno de ellos sepa un poco más que tú en tal o cual aspecto, pero eso no los convierte en infalibles, en perfectos, en los mediadores entre tú y Dios y tú y el mundo.
No caigas en los patrones de conducta de las ovejas que reniegan de su alma para convertirse en títeres de líderes (supuestamente) espirituales.
El verdadero maestro espiritual buscará fortalecerte y hacerte consciente de tu identidad, de tu misión sagrada, para que andes por ti mismo, siempre dentro de los límites que te corresponden.
Sé claro, sé sencillo, sé íntegro, sé anhelante del Eterno, sé constructor de Shalom, sé persona.


Confianza

La falta de confianza en uno mismo mina nuestras existencias y nos deja a disposición de enfermedades y pillos que se aprovechan de nuestro flanco débil.
Esta actitud de vida nos hace perder oportunidades, nos encierra en mares de autojustificación, nos aprisiona en relaciones decadentes, nos imposibilita crecer, cierra nuestra misión de vivir como constructores de Shalom.
¿Cuántas veces te ha pasado de querer hablarle a una
persona que te gusta, o por una oportunidad laboral, pero por temor al rechazo miraste furtivamente de reojo y te fuiste hacia la oscuridad del autoreproche, o de la autojustificación?

Sientes miedo a quedar expuesto ante otro, en el miedo básico del plan social, que te impulsa a ser admitido, a ser parte de algo mayor. Miedo básico que te aterra de solamente suponer que no serás convidado, o que se burlarán de ti, o no alcanzarás esa posición o estatus que supones indispensable para valer y ser feliz.
Tú acción decae o se detiene por el miedo, y si no superas el embate del miedo, nunca alcanzarás hacia donde quieres y puedes llegar.
Aunque estés intelectualmente capacitado, con herramientas adecuadas, pero al fallarte en el plano emocional la confianza, entonces, de nada te sirve tu inteligencia, tu aptitud, tu genética… te paralizas, te escondes, huyes, o te conviertes en un servil seguidor de otros, que no tienen miedo de manifestarse y de expresar sus deseos, aunque sean infames y te agobien.
Otro ocupa tu lugar, otro te manda, otro te somete, otro disfruta de lo que podría haber sido tuyo.
¿Es triste recordar que así te acontece bastante a menudo?

Por supuesto que este miedo es usado también por religiosos, clérigos, mesiánicos, misioneros, sectarios, políticos, medios de presión social, supuestos amigos, para tener ascendencia sobre ti, para dirigirte como si fueras un títere a su disposición.
Entre los recursos de manipulación que ellos aprenden a usar con astucia y habilidad, por supuesto que está el aprovecharse de tu falta de confianza en ti mismo, en tu miedo a ser menos que otros.
Como quedas expuesto ante su pérfida y adiestrada mirada, ellos tienen poder sobre ti. Tú permaneces impotente, débil, inútil en tanto ellos se quedan con lo tuyo, se apropian de lo que más quieres, abusan de ti como mejor les parece y tú ardes en ira oculta o ni siquiera te atreves a darte cuenta de que estás enojado.
¿Recuerdas haber pasado por algo parecido?

Conoces el diagnóstico, ahora, atiende a algunos consejos probados y comprobados que te vitalizarán. No me considero autor de todos ellos, sino mayormente un recopilador y quizás explicador. Espero que los sepas entender, asumir y aprovechar en tu crecimiento personal, familiar, social y especialmente como sagrado constructor de Shalom.

1.- Ten a mano y en cuenta esta pregunta:
“¿Qué es lo peor que podría pasar?”
Estás tan pendiente de lo que puede salir mal, que acrecientas el asunto hasta niveles que no existen en la realidad.
En vez de tratar de descubrir el futuro, para profetizar desastres y por ello negarte a actuar, mejor haz lo que tienes para hacer.
Por supuesto que debes andar con precaución, no es cosa de vivir como necio, pero deja de inventar excusas hacia el futuro viendo lo difícil o peligroso que algo podría ser.
“¿Qué tengo para perder?”, es la pregunta opcional a la anterior, manéjalas, úsalas, aprovecha del canal de luz que te abren al despegar tus dudas para posibilitarte el actuar positivamente.

2.- La mente no tiene cómo diferenciar entre una imagen real y una inventada.
Si tú te programas con imágenes de fracaso, estás induciendo a tu mente a esperar el fracaso, a buscarlo, a crearlo.
Pero si te entrenas con visiones positivas, aunque aún no se hayan realizado, estás preparando tu ruta hacia el éxito.
Tú no tienes el poder sobre el resultado final, pero eres el amo de tus pequeñas acciones que cocinan el mejor manjar.
Cierra tus ojos, respira con pausa y profundamente y haz que tu imaginación dibuje la victoria.
Dilo en voz audible por ti.
Saboréalo, pálpalo, hazlo realidad hasta el mínimo detalle para tu mente, y estarás desplazando el miedo y colaborando con el éxito.

3.- Lee tu lápida. Sí, lee tu lápida.
Haz un viaje hacia el futuro lejano, al día posterior a tu entierro y comprueba que has conseguido con tus actitudes pusilánimes, con tu ser esclavo del miedo y por lo tanto de otros que se aprovechan de ti.
Deja que tu fantasma de futuro oiga los comentarios de aquellos que te han sobrevivido y ten en cuenta esos datos para evaluar si vale la pena vivir así como tu miedo te lleva a hacerlo, o te harás fuerte y escojerás vivir en verdad y no como un mero espectador o como un presidiario de sombras.

4.- El Faraón interno que te habla con brusquedad pero voz casi inaudible en tu interior, que te somete, que te esclaviza, recibe la energía de ti.
¡Quítasela!
Imagina que tienes un control remoto, presiona el botón de apagar, y harás desaparecer a esa sombra que desde dentro de ti te gobierna.
Si no puedes apagarla, búrlate de ella.
Repite lo que te dice en silencio, pero hazlo con voz graciosa, como tomándole el pelo. Entona graciosamente, respira payasecamente, quítale el peso de miedo para hacerla lo que es: la nada misma, pero que te asusta.

5.- Juega a decirte “como sería si…”.
Plantea una situación concreta, y juega a responderte: ¿Si tuviera confianza, como actuaría?
¿cómo me movería? ¿cómo hablaría? ¿en que pensaría?
De modo similar al segundo consejo, tu mente se ira preparando para actuar como si tuvieras confianza, crearás un hábito
positivo que echará de tu vida la mediocridad, el miedo, la falta de confianza.

6.- Encuentra a quien te pueda servir como ejemplo positivo y aprende de él.
Puede ser alguien de tu entorno o no, lo importante es que copies aquellas acciones, actitudes, etc. que están probadas como efectivas.

7.- No todas las personas son buenas y justas, pero tampoco lo son malvadas e incorrectas.
Si supones que la gente es mala, te encontrarás con gente que no actuará bien.
Trata de pensar positivamente, trata de no juzgar negativamente, a no ser que no tengas más remedio que hacerlo así.
Recuerda que el otro también quiere ser querido, también quiere ser respetado, también puede que le falte confianza, también es presa del miedo; actúa con simpatia, con bondad, con justicia, y la confianza nacerá naturalmente.
Pero, no seas ingenuo por demás.

8.- Busca y consigue un verso de los Salmos que te haga vibrar positivamente (que sea en versión traducida por erudito judío y de ninguna manera obra de idólatra). Tan solo un verso, que se convierta en tu acompañante perpetuo, que sea tu clave para encontrar el lazo que te refuerce en la confianza con el Padre Celestial.
Puede ser “el Eterno es mi pastor, nada me faltará”, o “el Eterno es mi sombra a mi mano derecha”, o “tengo al Eterno presente delante de mí todo el tiempo”, o lo que quieras y sintonice contigo.
Pero recuerda, no es un ensalmo, no es brujería, no es un dicho que obliga a Dios o al mundo a actuar bajo tu poder.
Es simplemente la llave para reforzar tu conexión constante con Él.

9.- Aprendes que no tienes obligación de ser perfecto, que no tienes por qué hacer todo excelente siempre. Aprendes a conocerte, en tus virtudes y defectos, y no te engañas.
Entonces, con esta cualidad que se llama “humildad”, resultas en una persona confiada, serena, segura.

10.- Nunca olvides que eres preciosa obra del Eterno. Si estás aquí no es por casualidad, no es obra de algún destino, no es por error. Estás en este mundo para desarrollar tus potencialidades, para cumplir tu misión.
Dios aún confía en ti, pues te mantiene con vida.
Tú no deseas defraudar a Dios, ¿o sí?

Masificación de mentes o Mentalidad de masas: otra arma usada por los misioneros

Te pido que veas detenidamente este video.
Fue elaborado para tomarle el pelo a la gente y luego difundirlo, en uno de esos nefastos programas de cámara oculta.
Por supuesto que no estamos de acuerdo con la burla del ingenuo, pero en este caso podemos comprobar uno de los mecanismos inconscientes que nos manejan y del cual se hacen expertos manipuladores los piratas de la fe: pastores, falsos rabinos mesiánicos, clérigos religiosos, misioneros, entre otros.
Presta atención por favor y luego coméntalo:
Seguir leyendo Masificación de mentes o Mentalidad de masas: otra arma usada por los misioneros

Rebeldes en contra de nuestro Di-s.

La policía religiosa arresta a “docenas” de hombres en Somalia por afeitarse la barba

idolatria islamista
Musulmanes rezan mientras miran una reliquia sagrada que se cree contiene pelo de la barba del profeta Mahoma.

* Estarán 3 días en la cárcel por violar la ley islámica que rige en el país.
* El Estado islámico que controla parte del país ha llevado a cabo estas detenciones en la ciudad de Kismayo, en el sur del país africano.

La policía religiosa del movimiento islámico Al Shabab ha encarcelado a “docenas” de hombres en la ciudad de Kismayo, en Somalia, por haberse afeitado la barba, según el propio jefe de la policía, informó este domingo la prensa local.

“Nuestras unidades al cargo del cumplimiento de las buenas prácticas religiosas han arrestado a docenas de residentes por haberse afeitado la barba, algo prohibido por el Estado regional islámico”, dijo el jefe de la policía local, Abu Hureyra Abdurahman.

Tanto Kismayo, en el sur del país, como gran parte de Somalia está bajo control de Al Shabab, opuesto al gobierno federal de transición de Somalia. Según informa el diario online somalí Mareeg, Al Shabab ordenó en diciembre que todos los hombres de la ciudad se afeitaran el bigote y se dejaran crecer la barba.

Tras ser detenidos el jueves, los prisioneros habrían sido torturados por las milicias de Al Shabab,también según Mareeg. “Permanecerán tres días en la cárcel como castigo por violar la cultura islámica y serán liberados después de ese tiempo”, dijo el jefe de la policía.

Kismayo es el principal puerto del sur de Somalia y lleva bajo control de Al Shabab desde 2008, los cuales han impuesto una interpretación muy estricta de la ley islámica sharia en las zonas que controla en Somalia.

Somalia lleva sin un Estado efectivo desde 1991 y el gobierno oficial de transición, apoyado por Europa y Estados Unidos, apenas controla una parte de la capital, Mogadiscio. Diferentes grupos rebeldes liderados por Al Shabab se oponen a la creación de un gobierno somalí apoyado por los países occidentales. Se estima que, desde 2007, el conflicto somalí ha resultado en unos 19.000 muertos y en un millón y medio de desplazados.

Y todavía hay gentes que consideran una opción válida esta rebelión terrible, terrorista, enfermiza.

FUENTE: http://www.20minutos.es/noticia/602808/0/barba/detenidos/islamistas/

Piratas de la fe que se hacen pasar por maestros de noajismo

Personas de mucha confianza, con gran conocimiento del tema, con absoluta falta de interés en obtener réditos personales con sus palabras, me han hecho llegar algunas advertencias, que quisiera compartir contigo ahora.

Hay personas que se hacen llamar “maestros de noajismo”, se venden y promocionan con gran habilidad como tales.
Hacen su negocio personal (que les brinda dinero, poder, reconocimiento o vaya uno a saber qué más) promoviendo sus figuras y organizaciones.
Ejercen con gran astucia y pericia sus dotes de mercachifles de la fe, que fueron aprendidas con gran pasión en los antros cristianos-mesiánicos de entrenamiento intensivo de misioneros.
Recuerda, a los amos del engaño de la fe, a los misioneros profesionales, se los prepara y entrena concienzudamente para tener una amplia gama de recursos técnicos que les den superioridad a la hora de manipular y condicionar la psique de los demás.
Los misioneros profesionales sin dudas cuentan con herramientas muy superiores al resto de las personas, a la hora de sugestionar, movilizar emociones negativas, hacer sucumbir las ideas del otro, debatir para hacer prevalecer sus (huecos) argumentos, convertir a sus seguidores en autómatas dependientes de su voluntad, etc.
Son profesionales de la manipulación psicológica, recuérdalo; y el mundo está lleno de personas ingenuas, de buena voluntad, algunas que están un poco desequilibradas emocional o mentalmente, ignorantes, desprevenidos, etc.; es decir, miles, millones de posibles víctimas para estos mercenarios de la fe, altamente entrenados y profesionales. Verdaderos soldados en las fuerzas de elite de la corrupción moral y espiritual llamada religión.
(Entre los lectores tenemos también ex misioneros profesionales, quienes hacen un tremendo esfuerzo para no continuar actuando de la manera vil de antaño, que pueden corroborar esta afirmación.)
Son tan expertos y astutos que han llegado a engañar a algún rabino de buenas intenciones, porque los rabinos también son humanos y también pueden cometer errores. No los engañan en cuestiones de fe o creencias, pero sí en cuanto a quienes son ellos y qué es lo que quieren.
Es decir, se visten de redimidos conversos al judaísmo llenos de ánimos para ayudar a otros a redimirse, pero en el fondo solamente quieren, desean, ambicionan, se desviven por otros intereses. Muchas veces son económicos, otras de poder, otras de ser reconocidos, otras para satisfacer su desequilibrio interno provocado por el EGO descontrolado, otras para seguir instilado el veneno del mesianismo pero con disfraz de noajismo o de buenas intenciones.

De estos personajes oscuros se sabe perfectamente de su pasado mesiánico, de sus roles en organizaciones de difusión de ese mal; pero ellos hacen lo posible para ocultarlo -vaya uno a saber porque-.
Mienten descaradamente diciendo que en realidad eran falsos mesiánicos encubiertos para liberar gente de allí -absoluta mentira-.
Porque, reconozcamos que una persona de buena ética que haya sido misionero en su pasado y ahora esté por la senda del bien, no querrá revivir su pasado, ni hablar de él, pero tampoco inventará fábulas increibles para tapar la verdad. A no ser que persiga algún fin reñido con la moral y la ética, que lo lleve a mentir groseramente. O, a no ser que su alma esté aún perturbada y por ello prefiera la vida de mentiras en lugar de la sencilla y clara vida de la verdad.
De entre estos misioneros hay algunos que se hacen llamar “maestros de noajismo”, son maestros auto-designados, por supuesto; o recibieron una designación conseguida a través de aparentar y engañar acerca de su identidad. Claramente en sus pasados abominables eran “mores”, “hahames”, “rabinos”, “roes”, y toda la sarta de titulaciones que se inventan estos destructores de shalom, y quieren mantener su estatus y lo logran -a veces-, pues son hábiles, adiestrados en técnicas de combate psicológico, astutos a la hora de disfrazar su identidad.

Conducen sus vidas y la de los pobres que quieren ser sus ovejas con las mismas viejas técnicas de manipulación, sometimiento, vejación  y ocultamiento aprendidas y usadas en sus actividades misioneras.

Entonces pues, a riesgo de parecer intrusivo, juzgador, entrometido, “reaccionario”, etc. no tengo más remedio que hacer este llamado y advertencia.

A tener mucho cuidado por favor todos, porque esos pastores -devenidos en “mores”- fomentan la radicalización, el odio, la frustración, la dependencia, los sentimientos de culpa, la anulación de la identidad noájica en pos de fantasías “mesiánicas”. Mesianismo que no solamente refiere al respecto de jesus/yeshua, sino que incluyen supuestas lecciones de cabalismo, adhesiones a jasidismo, vivencias esotéricas, etc.
Ante lo expuesto, no es raro entonces que buena gente, pero con sus emociones o ideas no muy equilibradas, terminen viviendo vidas de espanto, actuando de manera terrible, siendo seguidores de pastores-lobos.

No daré nombres, aunque los tengo.
Solamente doy esta advertencia y pido encarecidamente a todos que anden con mucho cuidado, que revisen en donde están, de qué plato ingieren comida para su alma, el pasado real de sus instructores, la finalidad de los mismos, etc. Y reitero, no importa tanto si hay algún que otro rabino (verdadero) certificando al seudo maestro, sino que importa más usar el sentido de la crítica para analizar y reconocer si se está siendo sometido a técnicas de manipulación, si se está siendo poco claro con respecto a los Siete y su sagrada simpleza, si se persigue algún fin que no sea estrictamente legal y necesario, etc.

Espero que públicamente, al menos en FULVIDA, no se den nombres ni direcciones, porque nuestra sagrada casa no debe ser el patio del fondo para que abusen y perjudiquen personas con disturbios, fanáticos, extremistas o piratas de la fe.

Reitero y es de sumo valor.
Cuando el ex misionero se arrepiente del mal y hace lo posible por corregirlo y llega hasta querer participar activamente por la difusión del noajismo: ¡bienvenido sea!
Sea que trabaje en FULVIDA o en otras organizaciones o en actividades personales: ¡alabado sea por su tarea!
En FULVIDA tenemos a varios de estas nobles personas que han hecho el inmenso esfuerzo y sacrificio de dejar altos cargos, de soportar el escarnio, de perder “amistades” y dinero, para ser noájidas y promotores activos y eficientes del noajismo.
Son personas así loables, dignas, amigos de Dios y del hombre.

Esperemos que pronto tropiecen y caigan los mercaderes de la fe, especialmente los que se disfrazan de santidad para seguir comerciando con sus infamias.
Esperemos que pronto sean liberados los lazos y vendas de los que están bajo el mando siniestro de estos piratas.
Así lo quiera pronto el Eterno.

La intolerancia del tolerante

Empiezo por el retrato de las buenas personas.
Al parecer con ellos, todo está bien, hablamos de la humanidad, de la familia, de un mundo mejor, de disfrutar las bondades que recibimos día a día. Seguramente hagan caridad, ayuden al projimo y sean buenas personas a ojos de sus pares en la sociedad. Trabajan de lo que le gusta y son influyentes en lo que hace, sus compañeros los aprecian. Son tolerantes y amables, hablan con la “verdad” nunca mienten. Disfrutan de la vida, de un buen vino en familia o de una buena comida con amigos.

Pero, pero, pero…dentro de tantas bondades, en cuanto hay algo que no sea de su gusto o que considere sin importancia, por lo cual realizar una acción, como ser el repudio a la idolatría, comienza el descontrol emocional, los improperios, las intransigencias. Donde quedo el amor, la tolerancia, el entendimiento.

El ego ataca con fuerza y lo que era tolerancia ahora es intolerancia. Todo se transforma en dominio, deseo de poder
Este tipo de personas no son particularmente religiosas, pero no comprenden que hay cosas de las cuales hay que abstenerse. Piensan en la libertad, en la autosuficiencia y en la autodeterminación y que si ellos consideran que algo no es malo, no lo es.

Me puse a pensar, que no solo la opresión es patrimonio, de corporaciones, instituciones, estados o imperios, sino que radica en las personas, tu vecino, tu hermano, tu padre. Y hasta en uno mismo aparecen estas características.

Lo que es “amor”, “bueno”, ”justo”, está siendo puesto en duda, por nosotros hoy, por eso calculo que comienzan las campañas anti Fulvida, tildándonos, de idolatras, de sectarios, de creernos especiales, y de no sé cuantas mentiras más, porque estamos tocando en la médula del asunto, barriendo con el miedo y no se con cuantos intereses , tanto grandes como pequeños, de grandes corporaciones como de simples personas.

Por todo esto, veo que hay mucho trabajo por hacer, entonces agradezco a D-os que estamos en Fulvida.

El como hacerlo esta en vivir los siete. Solo en eso.

TERMINADO UNA JORNADA LABORAL

Era en la tarde, mientras me disponía a cerrar mis asuntos laborales del día. Y en el Messenger apareció un personaje. No era raro que esto ocurriera esto ya que muchas personas contactan a la filial de México y el MSN esta generalmente abierto.

La conversación como de costumbre: Algunas preguntas, consultas, solicitudes que reflejan ausencia de la verdadera comprensión de la Torah, pero importantes de resolver. ¿Puedo tener una kipá? ¿Puedo tener una Menorah? ¿Me puedo convertir? ¿Y el sábado?; Es que tal verso en la Torah dice esto tal verso dice aquello tal blog dijo lo otro.

Después de aclarar lógica pero contundentemente cual es la diferencia entre la vida de un noajida y un judío y hacer ver que la profundidad de la Torah va más allá de simples textos mal interpretados y grupos seudo judíos de conversión, no hubo más cuestionamientos, más solicitudes sobre compras compulsivas de ítems del estado de Israel. Y entonces surgió el verdadero noajida detrás del nickname de msn de nombre en hebreo.

EL VERDADERO PROBLEMA DE NUESTRO AMIGO

Estoy desesperado- escribió en el msn-
Me han quitado a la mujer que amo- escribió-
Voy a usar un disfraz y un arma y le daré una lección a ese que me la robo- aclaro-
Le pondré acido en la cara a la mujer que me dejo- finalizó-

Si alguno de ustedes hubiese leído esto, les recuerdo que un teatro de mayor o menor magnitud siempre es un teatro. Además, no creo que sea bueno perder la tranquilidad en el medio una conversación tan chistosa ó de una partida de ajedrez por más dura que sea. Por lo que después de una divertida charla con su espadachín amigo nuestro visitante escribió:

Gracias hermano noajida
D-s bendiga a Fulvida
Me retracto de lo que he dicho
etc.

REFLEXIONANDO

Si contáramos las veces que estas sesiones se repiten entre quienes nos visitan a Fulvida y los que integramos Fulvida podríamos decir que son muchas. Y es que el verdadero problema de nuestro amigo no estaba en la búsqueda de una indumentaria judía que le diera paz a su alma. El verdadero problema es que no sabía que es lo que le daría paz a su alma y buscaba en indumentarias solución a aspectos internos. Siendo que estos no se resuelven con comprar souvenirs en la embajada israelí más cercana.
El verdadero problema, se encontraba en el desbalance de sus siete dimensiones internas para cada uno de sus poderes del alma. Bendito el Eterno que nos ha enviado a través de los maestros de Israel la santa tradición para las naciones.

Amigos, los siete principios universales no son enunciados, no son un libro de cabecera para las noches de ocio, no son un blog para opinar sobre las circunstancias de la idolatría. Son sistemas de control e instrumentación implementados por El Eterno para la ingeniería mas sofisticada jamás imaginada: El ser humano. Y solo existen en las acciones, en el proceso de vida, en lo que está ya hecho. Es por eso que la acción, la participación, el hacer un proyecto en su área local es tan importante. Para quien conoce los siete principios universales solo sus acciones definen si hay adhesión a la Torah o no. Esto porque la realidad es reflejo directo de lo que esta en las dimensiones internas de los poderes del alma.

VIVIR LOS SIETE

Si eres Ser humano y no conoces o no tienes el manual de operación de la maquinaría más avanzada en la creación habrá seguramente muchos eventos inexplicables en la vida y muchas otras cosas más, tal vez dudas, tal vez confusión. Y si eres noajida visitante de Fulvida pero no practicante en ordinario de los siete entonces seguramente habrá búsqueda de souvenirs israelíes, rituales más o menos hebreos y grupos de conversión que no traen paz y solución a los verdaderos dilemas internos que no dejan descansar el alma.

Dejar descansar el alma, también es dejar de canalizar los procesos que apartan nuestra existencia del dador de vidas. El como hacerlo esta en vivir los siete.

Y vivir los siete esta en los siete principios universales, no en papeles ni certificados de DNA ó conversiones truchas, souvenirs israelíes, nicknames en hebreo en el mesenger o adhesión a grupos o sectas seudo judíos que ofrecen conversión al judaísmo y que ofenden a Fulvida. . (Por supuesto que si ofenden no comprenden el misticismo de los siete, no comprenden los siete principios universales y entonces no entienden nada de los siete). Tampoco esta en grupos que hacen sentencias de no salvación si no hay conversión al judaísmo. Si usted asiste o conoce a alguno de estos grupos tenga cuidado.

Señores, la realidad es reflejo directo de lo que esta en las dimensiones internas de los poderes del alma. Solo si cambias tu alma desde los procesos que no dan vida hacia los procesos que dan vida adquieres vida. Deja que descanse el alma. El alma descansa también, cuando deja de canalizar los procesos que apartan la existencia, del dador de vidas.

El como hacerlo esta en vivir los siete. Solo en eso.

Que sepamos construir Shalom