Resp. 347 – ¿Qué dijo Maimónides? Estudio de Torá

Rubén Darío Betanzo Saavedra, 33, Profesor de Hist., Concepción, Chile, nos pregunta:

1. En internet alguien afirmó que Maimónides consideraba merecedor de muerte al gentil que estudiara la Torah, no sé si eso es verdad, pero igual pregunto:
2. ¿Se aplica eso a todos los casos?
3. ¿Cuanto de la Torah estoy autorizado a estudiar?
4. ¿Y si mis exigencias académicas incluyen tal estudio?
5. ¿Hay algo espiritualmente de provecho para los noájicos en la Torah a pesar de tener esta otros destinatarios?

Shalom,
“Bendito el que viene en el nombre del Eterno.” (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Anteriormente se ha escrito al respecto.

1. No es verdad. Se equivoca quien diga que el Rabino Maimónides consideraba merecedor de muerte al gentil que estudia Torá.








Dos razones:

Primero: No fue un invento de él. No fue un antojo que nació un dia de ocio. Fue una enseñanza que se transmitió oralmente y que es más antigua que la moda de ‘caminar a pie’. Él se encargó de escribir lo que recibió como enseñanza oral.

Segundo: Él no escribió “el gentil que estudie Torá, él escribió: “el gentil que se dedica al estudio de Tora”. Dedicarse, consagrarse u ofrecerse, al estudio de lo que no le compete, es un error colosal que debe ser evitado a toda costa.

2. En teoría sí. Puesto que está escrito se le debe informar que es merecedor de la pena de muerte, aunque no se le aplique”

3. El Talmud afirma a este respecto que el gentil que se dedica al estudio de los Siete Mandamientos Universales es comparable al Cohen Gadol (Sumo Sacerdote; ver Sanhedrín 59). Así que dedíquese en alma y cuerpo a indagar en las Siete Leyes y sus derivados, pero sin descuidar sus otros aspectos de la vida diaria, a saber: familia, amigos, trabajo, estudios, salud, entre otros.

Además es un deber nuestro estudiar las maravillas del Creador, así como meditar en la grandeza de Dios que se manifiesta en la creación. A este respecto señalaron los sabios “Todo aquel que sepa reflexionar acerca de los ciclos del tiempo y los movimientos de las constelaciones celestes, pero no lo hace, a él se le aplica el versículo “y los actos del Eterno no contemplaron, ni tampoco vieron la obra de Sus manos” (Isaas 5; Shabat 75, ver además el libro “Jovot HaLevavot”, Shaar HaBejiná, captulo 2, quien aporta fuentes adicionales acerca de esta obligación.)

4. Si sus exigencias académicas incluyen tal estudio, entonces sepa que una cosa es estudiar con dedicación la Torá, otra MUY distinta es estudiar ACERCA DE la Torá, lo cual se puede hacer sin dedicarse, solamente a modo de referencia o cultura general.

Ejemplo: Una cosa es saber hablar el idioma Inglés, otra muy distinta es saber acerca del idioma Inglés. Los ejemplos son muchos.

Entrar a páginas de judaísmo, leer judaísmo, comprar libros de judaísmo, repetir dichos bonitos y agradables de los sabios judíos, no es en realidad estudiar Torá. El gentil que crea que está aprendiendo Torá, porque está leyendo artículos de serjudio.com u otras páginas para judíos, se equivoca. Le invito a que lea la biografía del Moré Yehuda y su transitar por el estudio dedicado de la Torá, y vea qué lo hace calificar como maestro de Torá. Haga click AQUÍ y AQUÍ.

5. En lo que respecta a las Siete Leyes sí hay provecho. En lo demás no.

Existen gentiles que hoy en día creen que deben estudiar Torá, incluso hay quienes se dan a la tarea de pretender enseñar Torá a judíos. Respecto a esa actitud errada se debe saber lo siguiente:

“A la sabiduría del gentil creedle, en la Torá del gentil no creas”, Midrash (Ejá Rabá 2:13).

Finalmente, si quiere y puede, estudie con dedicación las Siete Leyes dadas a Noaj. Aprovéchelas, vívalas, disfrútelas, son suyas.




Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Que sepamos construir Shalom.

Prof. Jonathan Ortiz



11 pensamientos en “Resp. 347 – ¿Qué dijo Maimónides? Estudio de Torá”

  1. Prof. Jonathan, estoy TOTALMENTE de acuerdo con ud.
    Hace poco mandé la pregunta “Porque NO estudiar TORAH”, y su respuesta me parece la más atinada. Me disculpo porque la pregunta la envié dejandome llevar por mis impulsos, LO RECONOZCO. Me parecía aberrante que NO pudiéramos estudiar TORAH los gentiles. Por favor hagan caso omiso de mi pregunta. Ahora comprendo.
    Por otro lado, esta ud lleno de bendita razón, cuando dice que creemos que por indagar en temas de TORAH, saber porque esto o aquello es así, creemos que eso es estudiar TORAH, (cuan equivocado estaba)Ahora entiendo que estudiar va más allá de todo esto.
    Que EL ETERNO los bendiga y los guarde en Su Mano y ponga en uds Shalom, porque a uds ha puesto como luz a los gentiles. (Isaías 42:6)

    Todá Raba

    Natanael Reyes

  2. A propósito (posiblemente equivocado) de:  “A la sabiduría del gentil creedle, en la Torá del gentil no creas”, Midrash (Ejá Rabá 2:13).
    ___

    Sobre el filósofo Eugenio Trías hoy he leído algo que me ha llamado la atención: “la totalidad no puede quedar circunscrita ni a lo que la razón controla, ni reducirse tampoco a un misterio indescifrable. Para Trías este es el punto angular de su obra, no sólo porque desde semejante postura cabe defender una concepción racional del hombre que conoce el mundo y lo organiza, sino porque, al mismo tiempo, gracias a ella resulta posible salvar también una dimensión desconocida que escapa a todo lenguaje, esto es, que desvela la grandeza de aquello que para muchos resplandece aún como el núcleo íntimo de lo sagrado.  (…) El límite, y el hombre en tanto ser del límite, se presenta para él como ese lugar o fisura en el que los dos ámbitos se encuentran. (…) Ese es el lugar  único y genuino que al ser humano le corresponde. ” (Javier Fuentes Feo en ABC)

    Lo de la “dimensión desconocida que escapa a todo lenguaje” me he hecho levantar y buscar algo que dice así: “Lo más impenetrable es, y que jamás nadie podrá descifrar, es la esencia de Dios” (Ribco, respuesta 1481, 23/9/02)

    Shalom.

  3. Como nuevo que soy estoy buscando textos y explicaciones anteriormente dadas y la verdad es que he estado felizmente aprendiendo y luchando por hacer lo cambio pertinente. No es fácil; pero ya estoy en el camino. Gracias a los maestros que nos imparten sus enseñanzas, gracias los que escriben sus comentarios; pero sobre todo gracias al Eterno!

Deja un comentario