Un pensamiento en “Sabiduria noájida – 36”

Deja un comentario