Viernes por la noche

Desde hace tiempo atrás mi familia y yo hemos procurado hacer de la entrada del séptimo dia algo distinto, especial, diferente. Desde la mañana pregunto a mi esposa: “¿Qué quieres cenar para esta noche?

“Feliz séptimo!”, seguido de un abrazo familiar, un agradecimiento al Creador por Su bondad, y una buena cena han hecho que el ser noájida cobre mayor relevancia semana tras semana.

La cena de la entrada del séptimo dia carece de cualquier elemento religioso, más no de algún elemento espiritual permitido para los noájidas, como por ejemplo, un sencillo agradecimiento al Creador por permitirnos llegar a ese dia con salud, unidos, luego de una semana llena de trabajo.

Hemos procurado inculcar en nuestra pequeña hija de casi tres años el sabor del séptimo dia:

– Damos un paseo al parque y aprovechamos para enseñarle acerca de la creacion y el Creador.

– Le explicamos el por qué de una comida diferente para esa noche.

– Colocamos alguna película que pueda tener un contenido significativo y de la cual se pueda extraer alguna enseñanza.

Al procurar marcar esta sutil diferencia en los dias de la semana, hemos notado que somos más conscientes de nuestra identidad noájida, y que vivirlo en familia hace que crezcamos para la vida.

Finalmente, ¿Cómo es tu viernes por la noche?


14 pensamientos en “Viernes por la noche”

  1. Recordar la creación y la culminación de la misma en el Septimo Día para nosotros los noájidas y Shabat para los judíos, es muy idoneo.

    Especialmente positivo, es a mi entender que vos puedas compartirlos con tu mujer e hija, tal vez también con amigos. Y hacer viva la presencia de Hashem -exaltado sea- en la vida familiar y familiar.

    Yo la vivo con mi madre, la cual es católica, pero procuro recitar algun rezo y ella algunas veces responde amén (lo cual no es poco, dada su trayectoria idólatra). Pero, intento compartir algo de noajismo, pasear con ella y hablarle algo relativo al noajismo y al Dios verdadero, descartando y hablando de la falsedad del colgado. Lo hago con respeto a mi madre, que se lo debo y con intención, de que viva algo del noajismo; quiera Hashem que ella, sea receptiva, y practique menos catolicismo, el cual le digo que es un error (pero se lo digo con paciencia y amor y respeto).

    Paz y amor, construyendo noajismo en nuestras familias y sociedades.

  2. Que bueno Jonathan!

    Es algo que en mi familia estamos proyectando implementar, de a poquito, pero tambien es mi deseo hacerlo de esta manera, gracias y me intereso saber algun que otro detalle como consejo… Mas que ishus, santos y tantas cosas a las que estamos acostumbrados a debatir y destruir, bienen bien algunas lecciones practicas de como ser un fiel noajida…
    Gracias.
    Andres-.

Deja un comentario