El Eterno y la creación del mundo

Una de las maneras en que nombramos al Creador es así “Eterno”, para entender un poco de que El esta por fuera de lo que nosotros conocemos como la realidad humana, el tiempo y el espacio que son dos factores que operan en esta realidad y que delimitan las cosas no son aplicables para El.

El tiempo mismo fue creado por el Eterno, al inicio de todas las cosas no existía tal y tampoco el espacio, hasta donde puedo alcanzar a comprender antes todo era cubierto por la gloria del Todopoderoso y El retrajo un poco de su inmensa Luz para crear un espacio vacio y dar origen a la “nada” que fue donde después fue creado el universo, ya en la “nada” podríamos decir que el Todopoderoso dejo pasar un finísimo hilo de su inmensa Luz para dar origen a todas las cosas y fue creado todo el universo.

Como si alguien tiene una mesa llena de pertenencias y en medio de ella hace un espacio vacio para hacer algo dentro de el, esto es una idea corriente para tratar de entender algo complejo.

Pero entendamos que esta creación y todo lo que contiene son meros objetos creados por el Rey de reyes, por lo tanto no hay cosa que pueda contener al Todopoderoso para que digamos “esto es Dios” como un ídolo un hombre o cualquier otra cosa que exista en esta realidad, pues lo creado no puede compararse al Creador.

Afuera de nuestro planeta existe lo que llamamos “espacio” donde la fuerza de gravedad no opera al menos de forma natural, pero si podemos ver claramente que los planetas se sostienen y se mueven en ciclos perfectos, los planetas se sostienen en el espacio sin un sostén visible que les impida caerse, los científicos le atañen a esto a la “ausencia de la fuerza de gravedad” pero es lógico que otra fuerza es lo que les impide caerse y lo que los hace moverse para dar origen al día a la noche y a las estaciones del año.

Todos los planetas con sus billones de kilos de peso son sostenidos en el espacio sin sostén visible alguno, en su innumerable cantidad que existe en todo el universo los planetas estrellas y cuerpos celestes están suspendidos en el espacio con un lugar que el Todopoderoso ha designado por algo.

Podrían existir cientos o miles de civilizaciones como la nuestra o similares en todo el universo, pues nosotros no alcanzamos a rozar ni siquiera el final de nuestro pequeño sistema solar por lo tanto no conocemos que hay mas allá de los limites de nuestro sistema, incluso no tenemos la certeza de que no exista vida de alguna clase en otro planeta de este mismo sistema solar hasta que no se exploren con eficacia todos y cada uno de los planetas que lo conforman.

Pero a donde quiero llegar con esta charla, es que el ser humano es limitado en tiempo y en espacio, cualquier cosa que exista en este universo esta limitada por estos aspectos, pero el Creador de todo no, no podemos saber con certeza que es Dios pero si podemos saber que “no” es Dios y Dios no es hombre ni objeto ni nada de lo que ha creado El.

Tratemos de entender que nada puede contener la “escencia” por así decirle del Todopoderoso, esta creación que es Suya por fuera de esta realidad y dentro de ella.

Por lo tanto nada ni nadie puede proclamarse como Dios pues Dios no existe como materia.

Este tema es complejo pero quise escribir acerca de el porque todos los que hemos comido aquí en Fulvida tenemos un enorme responsabilidad, pues si hemos entendido el papel que representa el Creador del mundo y el que representamos nosotros debemos de esforzarnos por hacer nuestra tarea lo mejor que podamos.

Todos tenemos la misma responsabilidad incluso aquel que no conoce las 7 leyes porque dentro de cada ser humano existe un  pulso que lo inclina a buscar el Bien, pero los que estudiamos aquí ya contamos con las herramientas necesarias para hacer de este un mundo mejor y si no lo hacemos negamos lo que aprendemos y por lo tanto negamos al Creador pues aunque sepamos que El existe y conduce el mundo no hacemos nuestro papel.

No hay pretextos fuimos puestos en esta tierra para un objetivo, contribuir a hacer de este un mundo mejor donde el conocimiento del Uno y Único Dios cubra la faz de la tierra como las aguas cubren las profundidades del océano, los que hemos aprendido bajo las enseñanzas de nuestro Maestro Yehuda, tenemos un papel importante que jugar dentro del despertar de las Naciones al reconocimiento del verdadero Dios creador del mundo

Amigos míos el Creador del mundo demanda acciones concretas en pro del bienestar del toda  la humanidad no solo pensamientos.

Nada escapa a Su dominio ni a Su vista y si estamos vivos es porque El así lo ha decretado, entonces a aprovechar al máximo el precioso tiempo de vida que generosamente el Creador del mundo nos otorga.

¡A difundir el legado el precioso legado Noajico con todos nuestros conocidos!

¡Hasta pronto!

3 pensamientos en “El Eterno y la creación del mundo”

Deja un comentario