PARTE DE UN NOÁJIDA

Este señor salvadoreño que escribe en esta ocasión, que frisa los 62 años de edad ( dentro de 6 meses si me sigue dando visa terrenal El Eterno), viene a dar parte al pleno de la comunidad y al maestro Yehuda que  en la actualidad estoy maestrándome y espero obtener la calidad de docente universitario.

Esa actividad me está tomando tiempo considerable como para que haga entrada por salida a las oficinas nuestras y apenás de un apretón de manos o abrazo al manager de fulvida y al staff de colaboradores; ni siquiera me he podido darme el lujo de tomarme una taza de rico café colombiano en la terraza de nuestras oficinas centrales situada con vista a la playa Punta del Este .

La cuestión es que a más de ser un parte el presente escrito conlleva censar al pleno; pedirle su opinión y a mi querido maestro la siguiente situación:

En mayo de este año (2010) va a celebrarse un congreso pedagógico en la universidad donde recibo dicho sabio alimento ( en Santa Ana, El Salvador), y estoy en el comité organizador. Debido a la amistad con algunos diplomáticos he logrado la presencia a dicho evento al embajador de Venezuela como ponente sobre la experiencia educativa en dicha nación llanera y petrolera.

Al estar pensando sobre tal actividad me carcomía mi vetusto cerebro la idea de que nosotros expresemos, participemos en dicha reunión sobre la educación noájida con acento fulvidiano que hemos adoptado todos nosotros en los países en los que tenemos presencia.

Cual es nuestra filosofía?, método didáctico?, pedagogía empleada?, de donde nos originamos?.

Creo que esas interrogantes las podemos brindar por lo que les pido sus comentarios o si alguno me brinda la mano ayudándome y le agarro el codo como para que me de un borrador con dicho material, pues sería óptimo.

Podría hacerse una teleconferencia y realizarlo entrelazado con varios países, pero mejor creo que ya tenemos la capacidad de recordarle al mundo sobre la educación noájida que siempre hemos tenido dicho reconocimiento tal como lo brindó el congreso de USA al expresarlo así:

«Estos principios y valores éticos han sido la clave para la sociedad desde los albores de la civilización, cuando fueron conocidas como las 7 leyes noájidas».

Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica (H.J. Resolution 104, Public LAW 102-14, 1991).

Génesis capítulo 9- Talmud B. Sanedrhín 56 a/b.

Entonces, la idea es participar con el material que afináramos con el aval de nuestro maestro y exponerlo en dicho congreso para propagar más esta nuestra forma de pensamiento.

Ya me acabo de sentar y estoy en espera de sus comentarios.

Shalom.


5 pensamientos en “PARTE DE UN NOÁJIDA”

  1. Debido a lo limitado de los recursos no se podría; sería fantástico ,pero estoy procurando que se pueda video-conferenciar, por lo que los mantendré informados; sin embargo se antepone a eso la petición que les he hecho, que me ayuden con esa ponencia dándome dicho material y yo procuraría su inclusión en la agenda respectiva .

  2. Talmidim:
    As soon as possible!.
    Alguien más?.
    Aprovechemos esto y que salga ya a luz después de muchos años perdida nuestra identidad debidamente documentada.
    Estos son momentos solemnes!
    Así como lo reconoció el Congreso Americano , así también que lo haga el mundo entero, y eso es tarea nuestra.

Deja un comentario