¿Cómo sabemos que el noajismo es verdad?

Sabemos que los Siete Mandamientos dados a Noaj no se encuentran explicitados en una lista en la Escritura Hebrea, además sabemos que a pesar de ello los Sabios utilizan cierta sección de las Escrituras Hebreas (Libro de Bereshit, lo relativo a los patriarcas) y de la Tradición Oral Judia (Talmud, Sanhedrín 56 a y b) para enseñar la existencia de dichas leyes.

Pero, ¿cómo sabemos que el noajismo no es una suerte de juego «Teléfono roto»?

El resultado usual del juego «Teléfono roto» es que en el momento en que se alcanza el final de la linea, el mensaje es diferente que al inicio. ¿Por qué? Porque las reglas del juego demandan que el mensaje deba ser transmitido a manera de susurro y rápido, y repetir no es permitido.

Ahora, qué tal si organizamos 50 lineas con 50 personas en cada linea y alguien le dice una palabra a la primera linea. Luego que la palabra llegue al último de la primera linea, este se encarga de decirla a la siguiente linea y así hasta terminar todas las 50 lineas. Al finalizar todas las 50 lineas le pedimos a todos que digan de cuál palabra se trató. Para nuestra sorpresa, todos y cada uno de ellos dicen la palabra correcta.

Las enseñanzas que el pueblo judio preservó fueron, y aún son, transmitidas en voz alta, clara y despacio. Las leyes fueron cuestionadas y examinadas. Una misma ley fue revisada N veces antes de pasar a la siguiente ley.

¿Piensas que la palabra que ellos están diciendo es la misma palabra que ese alguien originalmente pronunció?

Lo más probable es que así sea.

La inquietante pregunta seria: «¿Cómo pasó?

Aqui está el secreto: El sistema de transmición del noajismo es el preciso opuesto a las reglas del «Teléfono roto». Las enseñanzas del noajismo no fueron relatadas ni transmitidas en silencio, rápidamente y una única vez. Todo lo contrario, las enseñanzas del noajismo, fueron, y aún son, transmitidas en voz alta, clara y calmadamente. Las Siete Leyes son sometidas a estudio y examinadas. La misma ley es revisada N veces antes pasar a la próxima ley. Y más importante aun, todas estas leyes son experimentadas, no sólo estudiadas.

Mira, por ejemplo, este artículo Lo que la Torá indica acerca de los gentiles, y verás a sabios actuales hablando de las mismas enseñanzas que ellos aprendieron de sus padres y que son identicas a las enseñanzas que ellos mismos están transmitiendo a sus nietos.

Cuando alguien oye o lee acerca de las Siete Leyes de Noaj es fácil, y natural, que se pregunte cómo sabemos si todo esto es verdadero. Pero cuando atestiguas, y tienes el mérito de formar parte de la irrompible cadena de transmisión, te preguntas si es posible que algun mito sea capaz de perdurar por tanto tiempo, habiendo sido sometido a un estricto escrutinio, entre tantas generaciones, y a través de tantas variables condiciones y circunstancias.

A la luz de los vastos y variados testimonios es más logico preguntarse si Neil Armstrong alguna vez caminó sobre la luna que dudar de la autenticidad del noajismo. Piensa en ello.

4 pensamientos en “¿Cómo sabemos que el noajismo es verdad?”

  1. hay mitos q perduran durante siglos, como el del tal jesus por ejemplo.

    pero a diferencia de ese mito, el noajismo jamas fue impuesto por un imperio, ni obligado por las armas, ni persiguieron inquisiciones para darlas a conocer….
    el tal jesus se mantiene en base a presiones, manipulaciones, el poder del imperialismo, el terror, las falsas esperanzas… tgal es poder de la persistencia del mito…
    pero, el noajismo se mantiene vivo gracias al legado, a la transimision, al amor y valor de aquellos que lo recibieron y mantuvieron vivo sin nadie q los presionara a hacerlo…

  2. Jonathano  te felicito por el texto muy buena la comaparcion de lo delas lineas telefonicas. Neil Armstrong no camino sobre la luna todo fue grabado en un galpon del desierto de Nevada cerca de donde esta la famosa base 51 ahora que no hay mas guerra fria se puede decir la verdad el hombre nunca piso la luna.

    More Yheuda muy acertado su comnetario si hay mitos que perduran por que son impuestos y hasta hay censura para quien los cuestiona.Pero el noajismo y el judasimo vinen directo de HSHM  por eso apesar de todos los intentos de destruirlos siguen  en pie.EN algun momento todo  tipo de idolatria degara de existirY el mundo caminara  junto al  Eterno.
     saludos
     Pablo

  3. Hola Jonathan, es un buen texto que nos hace no solo recordar y valorar aquella verdad que pese al tiempo, ha llegado hasta nosotros sin mentiras y con claridad.

    Me gusto la comparación del telefono roto, las religiones y falsas creencias no sólo lo tienen muy roto sino que además tienen los cables cruzados, y lo que hacen creer a sus adeptos sólo es un monton de retazos de mitología, fábulas, leyendas, cuentos que a medida que pasa el tiempo adquiere y apropia lo que bien le parece para aumentar su propósito de manipular mediante engaño.  No solo no llega clara la idea de Dios, sino que además estravían al hombre de su verdadera identidad y de su propósito en este mundo.

    Gracias por compartir tus valiosos aportes para con todos nosotros. Un Abrazo.

Deja una respuesta