Los altibajos en la construcción de Shalom

Buen día mis queridos lectores, espero se encuentren sumamente bien.

Hoy les traigo una tematica importante que debe ser trabajada en el campo de construcción.

Los altibajos en la construcción de Shalom

Para resumir el tema que es amplio, les presento una charla por email con el Maestro Yehuda Ribco. En una situación donde necesitaba un consejo le escribi lo siguiente a mi maestro:

Nahuel Orué:

Hola Maestro tanto tiempo sin hablar con usted. Espero se encuentre bien con los suyos.
La razón del email es para comentarle que ultimamente he estado muy negligente en el servicio divino.
No se lo que me pasa, perdi entusiasmo, devocion, etc. Puede darme un consejo maestro, no deseo actuar así.
Quiero recuperar esa energía constructiva que estuvo en mí tiempo atras para actuar como un verdadero constructor de shalom.
Disculpe mi molestia, un abrazo muy fuerte maestro.

Yehuda Ribco:

hola querido amigo.

los momentos de bajon son normales, no hay q alterarse por ello.
segui haciendo lo que podes hacer, cuando podes, pero no dejes de ser fiel a lo que debes.
se entendio? contame, como andan tus cosas familiares?

Nahuel Orué:

En la familia todo bien, toy de vuelta en bs as porque el viaje a
corrientes no fue bien. Solo espero que pronto ellos se comprometan (mis hermanos) a cumplir los siete, de mi parte hay paciencia y
consejos cuando se da la oportunidad.
Y ud? anda de gira o esta en su casa? cuenteme!
Abrazo!

Yehuda Ribco:

mi pregunta por tu viaje y tu familia no era «social», ni para q me
preguntaras por mi vida,
sino q era parte de la respeusta a la duda q me planteaste.
cariños

Nahuel Orué:

Ohhh ya veo! ud. si que sabe dar vuelta a la cabeza jejeje. Me cuesta
un poco entender como «mis cosas familiares» es la respuesta a mi
duda. A q refiere Maestro?

Yehuda Ribco:

pq la familia es importante.

Los Noajidas no somos perfectos, ni buscamos serlo, cometemos errores, nos equivocamos,
aprendemos y edificamos. Los altibajos son normales, esta dicho, pero que ello no afecte la fidelidad
a la causa divina, al Amo, al Padre.

Dios ayuda, y nosotros?

Hay un salmo que ilustra lo siguiente:

«¿De donde vendrá mi ayuda? Mi ayuda vendra de Hashem, Creador del cielo y de la tierra. El no permitira que tropiece tu pie, nunca duerme Tu Guardian. Salmo 121.»

Dios conoce nuestros pensamientos, nuestras intenciones, nuestro corazón, Él no permitira que nuestro pie tropiece en el servicio divino en tanto haya un deseo sincero de nuestra parte por seguir fiel al pacto.

Pero el área requiere trabajo de nuestra parte por crecer, por darle importancia a nuestra identidad ante una sociedad vacia aunque llena de cosas en contra del Padre. Dios nos ayuda, pero tambien nosotros mismos debemos ayudarnos, darnos una mano, pues los unicos beneficiados somos nosotros, por lo tanto debe haber más esfuerzo de nuestra parte.

La flojedad es normal, los problemas son normales, pero deben ser enfrentados. Porque hay una realidad, cuando los problemas no son enfrentados nos siguen y no paran de seguirnos hasta que los hayamos superados, asi te hayas ido al otro lado del mundo.

La familia, el núcleo de la construcción.

Las últimas palabras de mi maestro fuerón: «porque la familia es importante.»

La familia es el núcleo donde uno se forma para salir al mundo. En el hogar es donde se empieza, donde se debe hacer el esfuerzo de equiparse con armas de construcción para hacer brillar luz en la sociedad y para defenderse de los traficantes del mal.

Pero, por otro lado, hay un hogar mucho más profundo, más íntimo, más cercano, y es uno mismo, el interior de uno, auquel que requiere la misma atención que le das al futbol, a la novela, sin por ello descuidar el hogar que se tiene con la familia, con los cercanos, pues se estaria actuando egoistamente.

La familia entera debe beber Noajismo, aunque sea una vez a la semana, con concentración, con importancia, con moderación, para estar fuertes en la vida, en el transitar por el mundo, para darle el toque de importancia que la mision personal divina esta esperando ser cumplida. Y si la familia no esta involucrada con la tarea que le toco hacer en el mundo, con su noajismo, no se debe dejar de hacer nuestra parte, nuestra tarea como corresponde por Ley Divina.

Mi querido lector, se construye en uno mismo, se construye en casa, se construye en el mundo.

La verdadera razón del Noajismo

Te has preguntado: ¿Para que el Noajismo? Busca una respuesta antes de seguir abajo.

Cuando halamos de Noajismo, estamos hablando de una identidad espiritual importante en el ser humano que no pertenece a la comunidad judía. No estamos jugando a pelear con los cristianos, no charlamos un rato de los Siete y luego hacemos lo que queremos, no le damos una lloradita a Dios para seguir actuando incorrectamente, no buscamos los caminos profundos del misticismo, no creamos supuestas interpretaciones.

Señores, El noajismo va mucho más allá de leer un post en Fulvida, de comentar un articulo. El Noajismo se vive, se práctica, se siente, ¿para qué?:

Para cumplir con la voluntad de Dios, aunque hay muchas ganancias que estan en el plano secundario: vida sana, mundo venidero, recompensa, etc.

Asi es mi querido lector, los altibajos son despertadores de constructores, los problemas nos refuerzan, nos hacen dar cuenta de donde estamos parados, nos hacen abrir los ojos, nos hacen decidir, aunque tambien nos arrastran por el suelo.

Pero, aqui estamos, construyendo como podemos. Mientras el mundo exista, mientras existamos, seguiremos haciendo nuestra parte.

Seguimos, creciendo, mejorando, viviendo.

El fiel a Dios es Noajida.

Que sepamos construir shalom!




6 pensamientos en “Los altibajos en la construcción de Shalom”

  1. gracias querido nahuel por compartir cosas personales que sirven para avivar nuestra yama. en lo personal sus emails me han servido para reforzar mi identidad. recuerde que esta haciendo un gran trabajo para traernos luz , un trabajo de admirar. se le admira y se le quiere. abrazos!

  2. Oye Nahuel, que lindo mensaje y eso que disque «últimamente has estado muy negligente en el servicio divino. «,

    Yo creo que a todos nos pasa, a veces estamos con todas las pilas y las baterías cargadas y nos sentimos llenos de energía para trabajar, y a veces parece que todo lo que nos mueve se ha ido, ó se ha agotado, en realidad no es nuestro deseo de servir a nuestro Creador el que desaparece ó parece desaparecer, sino nuestra convicción de lo que somos, pasamos por alto quienes somos, de donde nos ha sacado el Eterno, y la hermosa misión que ha confiado a nosotros…

    Pasar por alto esas verdades, nos hacen sentirnos un tanto bajos de energía, pero la esencia de lo que somos, lo que creemos, y lo que nuestro Padre ha hecho de nosotros sigue allí, gran concejo y enseñanza del moré en tan sencillas palabras  «Los altibajos son normales, esta dicho, pero que ello no afecte la fidelidad»

    Amigo, tus palabras denotan que eres un gran noájida, gracias por compartirlas.  Un abrazo

Deja una respuesta