¡DE REGRESO AL ARCA!

El noájida consciente ha de conocer  la razón por la cual recibe el nombre de Benei Noaj (hijo de Noé), y es en el relato del libro del Génesis desde el capítulo 6 dónde se cuenta la  historia  acerca de Noé, el diluvio, y de como el Creador establece un pacto; cuyo sello nos acompaña desde entonces, “un arco” que dibujado en el cielo con su singular belleza; impregna el alma de todo aquel que lo contempla, y a través de sus siete colores nos invita a conocer y escudriñar nuestro legado, los  siete preceptos.

Es del relato del diluvio, de dónde hoy quiero tomar  un detalle que sin duda nos aportara mucho, una vez terminado el diluvio, pero antes de que Noé bajará con su familia y todos los ocupantes del arca, aparece una paloma, que se hace protagonista en esta historia y de la cual podemos  aprender algo para nosotros.

Noé envía a una paloma para estableces si las aguas ya habían descendido, lo interesante del texto es que la paloma regresa, pues no halló donde posar, Es cierto que actualmente el diluvio paso, y el Eterno prometió que no volvería a ocurrir; pero…  “el mundo está inundado, de hombres y mujeres  que han olvidado su esencia” que sobreviven en un mundo desolado, debido a la injusticia, al egoísmo, a la falsedad, y a todas aquellas cosas negativas que agobian al hombre, que aquejan al mundo, que entristecen el alma que se halla lejos de la verdad , lejos de Dios.

Y al igual que esa paloma, que no hallo donde reposar, hoy muchos hombres y mujeres no hallan reposo,  no existe un lugar de descanso verdadero para nuestras almas en el mundo que conocemos, pues lo que el mundo ofrece como tranquilidad, reposo, conocimiento de Dios, no deja de ser un gran espejismo, un disfraz , una pancarta de supuesta santidad, de “bueno”, de mentiras pintadas de verdad que lo único que hacen es apartar al hombre de lo verdaderamente importante, y esa supuesta  paz, esa  tranquilidad ofrecida no deja de ser pasajera y superficial.

Algunos hemos regresado al arca para descansar, para tomar aliento, para reposar, para descubrir la verdad  de nuestras vidas, para entender nuestra identidad, para estar a salvo verdaderamente.  El Arca es ese “puente” que ha puesto Dios para salvarnos, para que desde allí le conozcamos, porque:  “ni el mundo, ni las religiones, ni los actos de fe, ni los falsos dioses, ni la nueva era, ó cualquier cosa de las que pululan, de las que se ofrecen, de las que se compran porque nos las venden” , NINGUNA SALVA.  Mientras el mundo siga lejos de la verdad, del conocimiento de la Unicidad de Dios, del Verdadero y Único, la miseria, el dolor, el hambre, la injusticia, y todo lo que ensucia el mundo prevalecerá.

Pero, retornar  al arca, reconocernos hijos del Único Dios  y entender su voluntad, aceptarla y vivirla nos dará verdadero reposo, y nos preparara para salir de ella (arca) transformados, y  con el único objetivo de hacer de este un mundo diferente. No creas que es algo utópico, ten presente que es Real, que es posible, claro de la mano del Creador, del verdadero Dios;  mientras seguimos esa senda que ha delineado para cada ser humano.

Si te sientes cansado y agobiado, “no has de refugiarte en lo que no ofrece reposo verdadero” como lo venden tantas religiones, el verdadero descanso lo alcanzaras de regreso al arca, a tu identidad, cuando te reconozcas como lo que eres, cuando aprendas lo que debes, cuando vivas los siete mandamientos universales dados por Dios a toda la humanidad, así te prepararas para salir del arca, para cambiar el mundo, para cambiar tu mundo, para hacer tu parte y hacer de este lugar una verdadera morada para el Eterno.

Es URGENTE que el mundo sea diferente, que vivamos y no que nuestras vidas sean solamente ejemplos de supervivencia, urge “que sepamos quiénes somos y actuemos”.

¡No esperes más, es tiempo de encontrar reposo!   

Un abrazo.

20 pensamientos en “¡DE REGRESO AL ARCA!”

  1. Me encanto , en verdad es lindo!!! Necesitamos hubicarnos desde el principio para saber quienes somos, y no llevar identidades de otros, vidas ajenas…ser Uno mismo….Y aunque apenas comienzo y si mis comentarios nos soy enriquecedores, sepan que el solo hecho de participar me siento parte de una familia: de la familia noajida, gracias a todos… Bendiciones

  2. Gracias amigos por sus comentarios!

    @Isela, cuando participas aportas mucho más de lo que te imaginas, tu comentario es una buena sintesis, me alegra que hayas «retornado al arca», ahora haz de hacer tu parte, vivir como nos corresponde, como parte de esa familia y ayudar a que otros retornen al arca, a su identidad, para que prontamente el mundo de shalom sea una realidad.

    Abrazos!!!

  3. Eli disculpa el comentario somero que hice pero fue por razones de tiempo. Ahora que puedo escribir con un poco más de calma quisiera preguntarle a las mujeres de este foro por qué es que no escriben más comentarios.

    Después de todo somos noájidas tanto los hombres como las mujeres y ustedes como mujeres complementan a los hombres tanto como nosotros las complementamos a ustedes. No se trata de feminismos ni de machismos sino de noajismo. Usted ha hecho comentarios muy buenos pero no se si seré yo o qué pero me parece que las mujeres noájidas no escriben para otras mujeres y me parece contrario y perjudicial porque los hombres podemos escribir cosas desde un punto de vista masculino que va a servir a otros hombres pero las mujeres deben de escribir desde un punto de vista femenino para que sus comentarios sirvan para otras mujeres.

    No sé, es sólo un punto de vista pero me parece a mí que debería ser así.

  4. Felipe, gracias por tu comentario, y tienes razón pues la manera como percibimos y entendemos las cosas cambia de un ser humano a otro, y entre hombres y mujeres también existe una “diferencia”; “diferencia que a la vez es complemento”, es algo curioso y a la vez bonito.

    Pero también estoy segura de que hay muchas mujeres que participan, que visitan ó que ocasionalmente se cruzan por en este hogar, cuyos aportes son “muy valiosos”, claro “cuando se atreven a salir del anonimato” para expresar sus ideas.

    Aunque los post no van dirigidos a un solo género, como noájidas nos enriquecemos inmensamente, sobre todo cuando nos sentimos parte de una familia, de corazón espero que el noajismo sea una realidad y que muchos noájidas “tanto hombres y mujeres” se atrevan a salir del anonimato para compartir este proceso de construcción de shalom.

    Un abrazo.

  5. Concuerdo con usted, Eli. Es cierto, en las diferencias radica la igualdad y es muy importante que la mujer noájida contribuya más, pero creo que es necesario que la mujer noájida escriba también artículos para otras mujeres porque hay cosas que solo una mujer pueda comunicar y enseñar tanto como hay cosas que sólo los hombres pueden comunicar y enseñar y es allí donde yace la importancia de la intervención activa de la mujer.

  6. Gracias jorge, me agrada que te haya gustado. Aprendo tanto de este hogar, del moré y de noajidas como tu, y aquellos fieles que hacen que fulvida sea «FULVIDA», son tan grandes sus aportes que mis palabras quedan pequeñas comparadas con la inmensa riqueza de este hogar.

    yo también espero ver a mi «esposito» mas seguido en esta arca. ;)

Deja un comentario