EGO: el fruto bello

Con la ayuda del Eterno iré publicando una serie de textos que analizarán los primeros párrafos del capítulo 3 de Bereshit/Génesis, con la intención de ir dando más luz al respeto del poder del EGO sobre nuestras vidas y métodos para ubicarlo en su real lugar.
Espero que nos sea de bendición y beneficio práctico, para recompensa terrena y eterna, y por supuesto para glorificar al Eterno con mi modesta labor.

La enseñanza de hoy se centra en un breve motivo del versículo 6: ¿quién define lo que es bueno?

Comencemos este rápido estudio.

Dice la Torá: “Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió. También dio a su marido que estaba con ella, y él comió.” (Bereshit/Génesis 3:6).

El EGO impulsa a la mujer hacia un terreno prohibido, un objeto y un acto que Dios definió por fuera de lo lícito y admisible.
El Eterno ordenó sin establecer motivos ni brindar razones, solamente ordenó y es misión del hombre acatar el mandamiento.
La ley era: no comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal.
Sin más, sin menos.
No había argumentos higiénicos, ni de cultura, ni de distinción nacional, de peligro para la salud, de extinción de alguna especie vegetal, de cuestiones esotéricas complejas, de cualidades desagradables y asqueantes del fruto o del árbol.
Lisa y llanamente era un mandamiento de Dios para que el hombre cumpliera por que tal era la Divina Voluntad.
De hecho, a los ojos humanos el árbol y su fruto aparecían excelentes para los sentidos, pues así es descrito en este versículo, así como cuadraba con el razonamiento humano de superar escollos intelectuales y redundar en beneficios sociales.
Así pues, evaluado por el intelecto humano el fruto del árbol era beneficioso en grado extremo, en todos los planos.
Nada de malo había en él, por el contrario, mucho bueno prometía para quien lo ingiriera, al menos así fue el pensamiento amarrado al EGO que Eva expresó para su corazón y para el de su pareja.
La conclusión de los hombres calificaba de bueno en todos los planos al fruto del árbol.

Pero, (menudo detalle), Dios lo había puesto por fuera de los límites de lo permitido, estaba bajo un mandato de “NO”, por tanto, era “malo”.
Excusas mil se podían inventar, justificaciones y pretextos son fáciles de elaborar para quien quiere hacer algo prohibido, pero el hecho permanecía igual: Dios había dicho “NO”, por tanto, seguía siendo “malo”, aunque un millar de hombres declararan que “Sí, es bueno”.

¿Queda clara la enseñanza simple y concreta, pero al mismo tiempo profunda y de vida?
¿Te animas a expresarla en la sección de comentarios, para que cotejemos cómo has avanzado en tu conocimiento de la realidad codificada por Dios y por tanto del conocimiento de tu propia identidad espiritual?
Te agradezco tu cooperación.

El EGO te hace ver lo que él quiere, lo que le conviene para mantenerse dominando tu existencia.
El EGO te engaña, no por maldad, no porque sea un ente que te posee, o un diablito travieso que te desea dañar; sino porque es una función primitiva natural tuya que no dejo de trabajar, sino que se mantuvo encendida y ocupando un rol y ejerciendo una autoridad que ya no le corresponde.
El EGO no es un enemigo, ni un enviado satánico para llevarte al infierno; sino cualidades que te pertenecen, porque eres humano, que en su base son de mucho provecho, pero cuando usurpan lugares y se apoderan del comando de tu existencia te llevan al desastre reiterado y terrible.

El EGO es hábil para deformar las percepciones, para falsificar los recuerdos, para llenar de pensamientos turbios, para inventar excusas, para alborotar con sinuosas esperanzas, para poblar de terrores tu alma, para hacer juzgar equivocadamente, para ponerse en el lugar de Dios y que tú le adores con fidelidad.

Saberlo es el primer paso para tomar conciencia y vivir de una manera diferente y mejor.

No te creas por encima del EGO, porque está en ti, es netamente humano y sin el entrenamiento intensivo adecuado es improbable que te hayas liberado de su influjo.
No andes asignando valores de bueno o malo, según tu criterio, o el de algún grupo, o por decreto de alguna “autoridad religiosa”; sino más bien quédate dentro del área de lo permitido de acuerdo a los mandamientos que el Eterno te ha dado para que cumplas y vivas espléndidamente bien aquí y en la eternidad.
Cuando comienzas a llamar “bueno” a aquello que Dios ha dicho “NO”, estás en problemas.

Te dejo aquí para que medites y compartas con nosotros, en los comentarios, y con la gente que está a tu lado lo que vas aprendiendo.

16 pensamientos en “EGO: el fruto bello”

  1. Muy bien Moré, es bueno que nos basemos en fuentes Judías por que son las mejores. Yo creo que la puesta en guardia a Gentiles contra la lectura y estudio de textos sagrados de los Judíos está fundamentada. La Iglesia Católica, entre otros, ha utilizado eso que llama el antiguo testamento (un Tanaj falsificado) de forma torticera para justificar a jesus… O sea, ha utilizado textos Judíos para intentar aplastar al judaismo y a los judios. Obviamente, la Iglesia ha fracasado y el Judaismo verdadero leal a Dios y el Noajismo verdadero leal a Dios están floreciendo ¡le moleste a quien le moleste! Dicho esto, todos los Noajidas dignos de ese nombre rechazan la idolatría, reconocen la misión del pueblo Judío, y anhelan las enseñanzas de los Rabinos y otros Judíos estudiosos de la Torá y temerosos de D/os. Yo por mi parte le apoyo al 120% que nos dé enseñanzas basadas en textos Judíos que usted crea convenientes paar Noajidas.

  2. Que bueno que se tomen estos temas, para mi la clave del éxito esta en entender y comprender los primeros 4 capítulos del génesis. Ahora me llama poderosamente la atención que Eva se entrevistara con la serpiente, además que razonara los dichos de esta y dejara de lado la advertencia del Eterno. Aqui se fundieron las 3 areas del ser; al mirar y desear la fruta, para que con ello alcanzar sabiduría, ejerciendo autoridad sobre sus movimientos y tomó y dió también a su esposo. Alma, mente y fuerza.

    Una influencia externa se apoderó de Eva, ¿qué hubiera pasado si la serpiente no se mete en la vida de ella? ¿podría ser otra de las miles de enseñanzas de aquí, que debemos elegir nuestras amistades y apartarnos de los que nos hablan cosas que van contra lo que nos enseña el Eterno?

  3. En el precepto de “no cometer relaciones sexuales ilicitas” , bueno es que esta otra mujer es hermosa , solo van hacer 10 minutos , despues quedara atras. El hombre que cae en la trampa del Ego y la “medicina” son las mil excusas.

    Voy a robarme esto , vale solo $2.00 dolares , el dueño tiene millones en nada lo voy a perjudicar. etc……….

  4. Creo entender que nosotros estamos fuera de poder etiquetar: bueno, malo.
    El unico que puede decir: NO y por lo tanto, “malo” es El Eterno, SI y por lo tanto, “bueno” es El Eterno.
    No nos tocó ser quien dicte las leyes o las interprete, solo nos toca… NO o SI cuando es el caso.

  5. ¿quién define lo que es bueno?
    Me parece una pregunta bastante profunda, ya que hemos sido educados por el ego de que la definición de lo bueno y lo malo la hacemos nosotros, ahora entiendo que la definición de lo bueno y lo malo ya la hizo El Eterno. Ahora lo que nos queda a nosotros es conocer la voluntad de Dios y cumplirla.
    Para así evitar el que nuestro ego nos haga sordos a los preceptos del Eterno y nos habra los ojos a lo prohibido. En resumen aunque a nosotros el chisme, la mentira etc.. nos parezcan o lo sentimos como bueno y placentero NO es NO.
    El que entiende el NO es NO y el SI es SI, es el fruto de la relación entre la creatura y su creador.

    Saludos.

  6. Gracias Moré, por este hermoso trabajo que ha venido desarrollando para hacernos libres.

    Es Dios, quien define lo que es bueno; un “NO” de Dios, basta para entender que: como Padre, desea el bien para nosotros. “ La ley era: … Sin más, sin menos”. Las leyes que el mundo atribuye a Dios, están llenas de más y de menos, llenas de “más ego”, y menos de Dios.

    Actualmente, a los padres se nos sugiere evitar usar el “no” para corregir a nuestros hijos, porque dicen que el cerebro, no codifica el “no”; me explico: si digo “no cojas”, estoy trasmitiendo que “cojas”.

    1. No se si; ¿ teorías como estas sean un ejemplo de cómo “inventamos excusas” para desobedecer a Dios, para justificar nuestros errores, y promover nuestros actos influenciados por el Ego?.

    2. Hemos de aprender a ver con los ojos de Dios, y no con los ojos del hombre, ¿es esto posible?, ó ¿cómo ver con nuestros ojos, netamente humanos, sin distorsiones o pantallas puestas por el Ego?

    Gracias More por sus respuestas.

    Un abrazo

  7. Lo simple es simple. Al si, SI al no, NO lo que esta en medio ya es ego.

    Y el ego hace dificil distinguir lo que si es vida de lo que no es vida.
    Puede parecer dificil saber que esta bien y que esta mal.
    Cual es la direccion correcta.

    Es como si una persona estuviese en medio de la niebla y el Elerno le dijese ve por donde hay focos verdes ya que ahi el suelo esta solido.
    Puedes ir por donde los focos rojos pero esta enlodado te vas a ensuciar y al final hasta tu vehiculo se puede hundir porque asi esta hecho el terreno.

    Al si, SI al no, NO lo que esta en medio ya es ego.

Deja un comentario