Siete mil millones de mundos

Permíteme una pregunta; ¿estás despierto o dormido?

A diario veo personas hablando, paseando, murmurando, criticando, sonriendo, a veces llorando, a veces gritando.

Cada uno en el centro de su mundo.

Miles de creencias, supersticiones, suposiciones y “certezas”; miles de ilusiones, sueños, esperanzas. Miles de acciones buenas, malas y regulares. De envidias y de amores.

Hay tantas “realidades” como seres vivos y cada uno es el protagonista de la suya. Con sus aciertos y sus errores. Con sus juicios y prejuicios, con sus exclusiones e inclusiones.

Así, a través del filtro de nuestro propio mundo, vemos los millones de otros mundos que igualmente nos observan a través de sus personales filtros,  repitiéndose  por cada una de unas siete mil millones de personas y de aún muchos más seres vivos.

Miles de millones de intereses, de verdades y mentiras, de distracciones y grandes dosis de futilidad y de egoísmo.

Te voy a pedir que te respondas a las siguientes cuestiones:

¿Sobre qué basas “tu realidad”?, ¿sobre qué apoyas “tu mundo”?. Y los otros siete mil millones de “mundos”, ¿qué haces con ellos?

¿Qué importa realmente en la vida?                                                                           

 Tómate unos segundos. Mira a tu alrededor. Respira profundamente. Oye atentamente los sonidos que te envuelven, siente lo que te rodea y en especial a quienes te rodean aunque no estén en el mismo lugar que tú.

Y ahora… ¿Cuántas realidades hay y cuántas te han vendido?

“Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.”

Heráclito (535 AEC- 484 AEC aprox.)

Filósofo griego

Nuevamente te pregunto;  ¿estas dormido o despierto? ¿Estás en “tu mundo” o en el mundo? ¿Estás en uno de esos siete mil millones de mundos o en el mundo de esos siete mil millones?

Si sabes donde te encuentras, verás que hay mucho trabajo por hacer para que este lugar único y único lugar sea cada día un mundo mejor para todos y cada uno de los que en él estamos.

Si todavía sigues encerrado en “tu mundo”, salte y únete al nuestro, al de todos y  ayuda a convertirlo en el paraíso que puede llegar a ser.

Por favor, no busques más excusas y empieza a trabajar ya en ello. Haz hasta donde puedas, hasta donde sepas, pero haz algo. 

12 pensamientos en “Siete mil millones de mundos”

  1. Es un texto interesante pero a mí me da bronca algo, el mundo de la sociedad actual en general NO se acerca a lo que debería ser, lo digo por las acciones que están promovidas en la sociedad. Ej: la avaricia en muchos casos esta manifestado de forma sutil pero siguen intentando envolverte por eso es verdad lo que escribiste falta mucho por hacer.

  2. Facior, el error y los errores son algo inherente a los humanos, lo que no quiere decir que no hagamos por intentar evitarlos. Estos ya saldrán solos y no debemos temerles en exceso. Aprendemos a andar cayéndonos.
    Trit, en efecto, queda muchísimo por hacer, pero mucho, mucho. Es por ello que digo lo de empezar ya, cuanto antes. Y como bien dice Claumar, empecemos por lo más cercano, actúa sobre lo que puedes.
    Gracias a todos por vuestras opiniones y aportaciones.

  3. Qué bello texto. ¿Será que que los que hemos despertado vemos un mundo y que los que duermen en la idolatría, el noajUdismo, etc,. han tomado somníferos para evitar la realidad? Hay muchos fORajidos por ahí que andan confundiendo a las personas, quizás sea hora de preguntarles si esa difusión de la confusión no se dará más bien porque están dormidos pero creen estar despiertos.

  4. Excelente texto Juan..¡¡ Creo que el sentimiento de hastío que estamos experimentando hacia las religiones que nos siguen proponiendo los fetraficantes, son sencillamente “dolores de parto” para el nacimiento del noajismo puro, proximo a experimentar, con acciones concretas. Espero llegar alcanzar a ver cambios en la sociedad.

  5. es asi felipe, si el tico ovares fuera noajUda para si mismo y estuviera en la demencia de la religion noajida-judia q se invento, bueno… es su vida. no me parece bien, pero es su libre albedrio.
    pero cuando lleva a otros a ser fORajidos, cuando induce a creer en demencias delirantes, cuando toma “prestado” dinero y mas importante aun la VIDA de la gente q le sigue, ya es algo terrible.. terrible.
    y como el sr. ovares, esta el sr zambrano antes, y tantos otros… tantos otros…

  6. No deja de impresionarme el afan de estos personajes por reclutar adeptos. Si desean nadar en estiercol, por qué tienen que hacer creer a otros que es agua limpia?

    Parte de la respuesta está en que estos personajes nunca aprendieron a ganarse la vida como el común de los mortales, es decir, con un oficio honrado. Todo lo contrario, hicieron de la mentira religiosa un modus vivendi al cual aferrarse para toda su vida.

    Y hay otras causas, pero creo que son mucho más profundas y complejas, por ejemplo patológicas, pero escapa al propósito del post.

    Noajismo puro ya.

Deja un comentario