Archivo de la etiqueta: personas

La Falsa Conciencia de “Amor A Dios” Del Creyente. El Odio Latente a Dios

Se me ha pedido que, desde la perspectiva del ateo convencido (o bien, desde el agnóstico dudoso), publique abreviadamente algunas ideas y conclusiones a las que he llegado por la interacción en la red social “BELEV es Inteligencia Espiritual” que he tenido desde que se inició. Con gusto he aceptado, y quisiera empezar con breves […]

Una esperanza concreta

La Esperanza es un valor que los noajidas rápidamente devaluamos debido a factores bien identificables: al egoísmo (mi salvación, mi solución, mi ayuda, etc), al propio sistema de creencias (dios me auxilia, me liberta, me sostiene y me soluciona), y a nuestro idioma religioso (amén, hashem, B’H, Toda Raba, Haleluyah, EMET, Hitbodedut, emuna, etc) La […]

El mundo, ¡que bello lugar!

En este escrito, he querido ver el mundo un poco color de rosa para compensar que hay muchos que lo ven en blanco y negro. Aunque no olvides que lo mejor es contemplarlo siempre tal cual es, con su infinidad de delicados matices, con sus sombras y con sus luces.

Curiosamente y contra lo que se suele pensar habitualmente, al contrario de aquel verso escrito por Jorge Manrique: « cualquier tiempo pasado fue mejor»; el mundo en el pasado raramente y excepto quizás en algún lugar puntual y efímero, fue mejor que ahora.

En este texto quiero realizar un somero repaso a algunas aportaciones que gracias a unas pocas personas, han alumbrado a la humanidad y que pese al actual pesimismo globalizado, la han llevado a cotas de bienestar inimaginables en otros tiempos.

No pretendo que sea este artículo una oda a la autocomplacencia y mucho menos a la inactividad o el conformismo. Pero sí me gustaría que sirviera de acicate para impulsarnos un poco a todos en la tarea diaria de mejorar el planeta así como la existencia de cuantos en él habitamos.

Recordad y tened presente que unas pocas personas  impulsaron el progreso pero fueron muchas las que hicieron posible cada cambio, cada mejora, cada avance.

Vivimos en la actualidad una cierta desidia generalizada y desconfianza hacia todo, en especial a quienes nos dirigen y nos rodean. En cambio, nos mantenemos  ajenos a ciertos hechos y realidades otrora bastante habituales.

Trasladémonos imaginariamente a cualquier época del pasado y miremos a nuestro alrededor, os invito a imaginarlo vívidamente.  Veremos gracias a nuestros” poderes” (entiéndase poderes como imaginación) que la población mundial no ha pasado de los mil millones de personas antes del siglo XVIII y que a pesar de esto, con siete veces menos población que ahora, los grupos humanos de entonces se pasaban el tiempo en guerras constantes.

Repararemos en el atroz sufrimiento de millones de personas como resultado de esas guerras, de enfermedades, de tratamientos inadecuados, de ideas genocidas y autoritarias, de creencias absurdas y de inspiraciones mágicas.

No existía la anestesia como la conocemos hoy;  un simple dolor de muelas era una tortura, pero además podría decirse irónicamente que  la tortura era algo extendido, habitual y aceptada por casi todos.

No se conocían los antibióticos por lo que millones de personas morían inexorablemente de infecciones y epidemias.

Imaginad una época donde el simple acto tan normal en nuestros días de afeitarse cada mañana llevara aparejado un riesgo de defunción nada desdeñable.

La higiene no se relacionaba con la salud y en la práctica, el mismo médico que atendía a un moribundo de cualquier enfermedad era el que ayudaba a traer los niños al mundo sin ni siquiera lavarse las manos.

La media de vida, al contrario de lo que mucha gente cree, no se refiere a que antes no hubiera personas que vivieran setenta u ochenta años. Se refiere a que gran cantidad de los recién nacidos morían casi al instante. Veamos como se  hace la media para que se entienda fácilmente; si dos personas nacen y una llega a los setenta años y otra fallece a los cero años, sumamos el total de las dos edades (setenta más cero) y lo dividimos entre dos (dos personas) para calcular la media, que en este caso sería treinta y cinco años.

Un pasado en el que alimentarse no estaba asegurado y en el que resguardarse del frío y encontrar cobijo no era algo a dar por supuesto.

Reflexionemos un poco, volvamos al presente. En unos doscientos años (que en la escala de nuestra existencia es muy poco tiempo) la población mundial no se ha duplicado, se ha septuplicado.

Sigamos razonando, tenemos siete veces más personas, pero ahora casi todos comemos, el dolor físico, en la mayoría de los casos nos pasa de largo o se mitiga bastante.

Una enfermedad no es en general sinónimo del final de nuestra vida.

Aunque aún hay guerras y conflictos,  robos y asesinatos, la sociedad no los  percibe igual que en el pasado y para la mayoría, la vida humana posee un gran valor. Teniendo en cuenta que somos siete veces más bocas que alimentar, personas que atender, individuos que organizar y resguardar, en el mundo hay menos hambre, menos dolor y quizás menos maldad que en el pasado.

Hasta aquí llegaré en esta ocasión con el optimismo.

De otro lado, ahora todo es global. Las dos mayores guerras de la historia se han producido en el siglo pasado y solo estamos al comienzo del XXI.

Nunca el ser humano poseyó el poder de fulminar el planeta en el pasado.

Grandes retos tenemos por delante, también en el pasado los tuvieron otros.

Unas pocas personas,” esclavas” de su época como ahora lo somos los que leemos este artículo, porque ninguna persona escapa a su tiempo, marcaron entonces la diferencia y gracias a su esfuerzo y constancia, mejoraron el mundo.

 ¿Qué vamos a hacer nosotros? ¿Seguiremos sentados frente al televisor o el ordenador, quejándonos y perdiendo lo más valioso que tenemos, nuestro momento?

¿Nos prepararemos y formaremos a la vez que vamos haciendo desde ya lo que podamos para construir una realidad mejor? ¿Esperaremos a estar perfectamente preparados antes de empezar a riesgo de que nunca llegue ese momento por causas ajenas a nuestra voluntad?

¿Qué vais a hacer vosotros? ¿Qué vas a hacer tu?…

Siete mil millones de mundos

Permíteme una pregunta; ¿estás despierto o dormido?

A diario veo personas hablando, paseando, murmurando, criticando, sonriendo, a veces llorando, a veces gritando.

Cada uno en el centro de su mundo.

Miles de creencias, supersticiones, suposiciones y “certezas”; miles de ilusiones, sueños, esperanzas. Miles de acciones buenas, malas y regulares. De envidias y de amores.

Hay tantas “realidades” como seres vivos y cada uno es el protagonista de la suya. Con sus aciertos y sus errores. Con sus juicios y prejuicios, con sus exclusiones e inclusiones.

Así, a través del filtro de nuestro propio mundo, vemos los millones de otros mundos que igualmente nos observan a través de sus personales filtros,  repitiéndose  por cada una de unas siete mil millones de personas y de aún muchos más seres vivos.

Miles de millones de intereses, de verdades y mentiras, de distracciones y grandes dosis de futilidad y de egoísmo.

Te voy a pedir que te respondas a las siguientes cuestiones:

¿Sobre qué basas “tu realidad”?, ¿sobre qué apoyas “tu mundo”?. Y los otros siete mil millones de “mundos”, ¿qué haces con ellos?

¿Qué importa realmente en la vida?                                                                           

 Tómate unos segundos. Mira a tu alrededor. Respira profundamente. Oye atentamente los sonidos que te envuelven, siente lo que te rodea y en especial a quienes te rodean aunque no estén en el mismo lugar que tú.

Y ahora… ¿Cuántas realidades hay y cuántas te han vendido?

“Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo.”

Heráclito (535 AEC- 484 AEC aprox.)

Filósofo griego

Nuevamente te pregunto;  ¿estas dormido o despierto? ¿Estás en “tu mundo” o en el mundo? ¿Estás en uno de esos siete mil millones de mundos o en el mundo de esos siete mil millones?

Si sabes donde te encuentras, verás que hay mucho trabajo por hacer para que este lugar único y único lugar sea cada día un mundo mejor para todos y cada uno de los que en él estamos.

Si todavía sigues encerrado en “tu mundo”, salte y únete al nuestro, al de todos y  ayuda a convertirlo en el paraíso que puede llegar a ser.

Por favor, no busques más excusas y empieza a trabajar ya en ello. Haz hasta donde puedas, hasta donde sepas, pero haz algo. 

Aseveraciones falsas 1ra-parte

1ra aseveración falsa cristiana:
Gen. 3:15 semilla de mujer (nacimiento virginal) Luc. 1:35, Mat.1:18-20.

Replica: En el verso habla (dicho parafraseando) que habrá enemistad entre el serpiente y la mujer, y entre su descendencia y la descendencia de la mujer, que los descendientes de la mujer le herirá por la cabeza y la descendencia del serpiente herirá a los descendientes de la mujer en el talón. En este caso, cuando se habla de la descendencia de la mujer se refiere a toda la humanidad, ya que toda la humanidad es descendencia de Java/Eva. Por lo tanto, esa aseveración es improcedente y erronea, además de no ser una profecía, sino una justa retribución (consecuencias). Sobre el “nacimiento virginal” se conoce que los “nacimientos virginales” son típicos de las religiones paganas (Ejemplos: Attis de Frigia, nacido de la virgen Nana. Buda de India, nacido de la virgen Maya. Krishna, también de India, nacido de la virgen Devaki. Osiris de Egipto, nacido de la virgen Isis-Meri. Mithra de Persia, nacido de una virgen).

2da aseveración falsa cristiana:
Gen. 3:15 él heriría la cabeza de Satanás Hebr. 2:14, 1 Jn. 3:18.

Replica: EN NINGÚN MOMENTO se está profetizando una guerra sin cuartel entre los reptiles y la humanidad, tampoco de seres mitológicos (como ángeles caídos, diablos, satanases, etc.) contra humanos, eso es un invento de la iglesia y del cristianismo para aterrorizar a las personas ¿y eso es una religión de amor?. Satán es un siervo del Eterno, nada parecido a la mitología cristiana. Esta 2da aseveración cristiana es improcedente, erronea, sin sentido y fantasiosa.

3ra aseveración falsa cristiana:
Gen. 5:24 La ascensión corporal al cielo ilustra. Marcos 6:19.

Replica: Comencemos con lo ultimo, primer error en la cita del libro de marcos se habla de Juan (el bautista), no de Ieshu/jesús, segundo en el verso de Bereshit/Génesis sólo se nos dice que “anduvo Janoj con Dios” y que éste desapareció, por lo que podemos deducir que era un hombre justo y cumplía con los mandamientos, pero en ningún momento se nos dice que otra(s) persona(s) pasaría(n) una situación similar/parecida. Además no existen evidencias confiables, fuera de los libros religiosos de los evangelios, de que el personaje del cristianismo existiese, mucho menos puede haber de una resurección por parte de él. Por tanto, esta aseveración no tiene pies ni cabeza, ni con el mito de jesús, ni con nadie. Pregunto ¿cuál profecía? ¿en qué momento se ha profetizado?

4ta aseveración falsa cristiana:
Gen. 9:26,27 El Dios de Sem será el Hijo de Sem. Lucas 3:36

Replica: Revisamos el verso del libro de lucas, y lo único que podemos ver es una minúscula genealogía con nombres castellanizados, copiados (o robados) de la Torá de Israel, pero con un ERROR que pocos detallan: No existe ningún Keinan/Cainán, como padre de Shelaj/Sala y, como hijo de Arpajshad/Arfaxad (Revisar Bereshit/Génesis 10:24). Para leer los versos 26 y 27 de Génesis cap. 9, se debe empezar desde el verso 18, en este pasaje vemos en Noaj/Noé los efectos del ingerir vino (o cualquier bebida alcohólica) hasta embriagarse (verso 21), vemos en Jam/Cam a un hijo que, lejos de socorrer, a su padre lo des-honra (verso 22), vemos en Shem/Sem y Iafet/Jafet a dos hijos protectores de su padre, cuando éste está en una situación de vulnerabilidad (y están enterados de esto último, verso 23), en los versos del 24 al 27 vemos como Noaj/Noé maldice a su perverso nieto y bendice a sus dos hijos protectores, como leí en un artículo publicado por el moré, las maldiciones (y añado: o bendiciones) son los efectosque se desprenden de acciones del pasado, y no un ensalmo u encantamiento, a lo cual agregaría que tampoco son profecías ni visiones del futuro. Quiero comentar que lo dicho por el producto de una mente enferma, delirante, idolátrica, corrupta y sin arrepentimiento es FALSA y una ERRÓNEA BLASFEMIA cristiana: «El Dios de Sem será el Hijo de Sem» (Que ASCO, son las blasfemias-idolátricas-cristianas, son similares y MUY PEORES que las creencias paganas en sirenas, minotauros, y centauros de la mitología griega).

5ta aseveración falsa cristiana:
Gen. 12:3 Como la simiente de Abraham, bendecirá a todas las naciones Hechos. 3:25,26

Replica: En el pasaje del libro de hechos tenemos al evangélico Pedro, practicando la brujería de Ieshu/jesús (hechos 3:6-10), acusando a los judíos de deicidio (hechos 3:12-15) como todo idólatra cristiano, haciendo proselitismo cristiano (hechos 3:16), demostrando gran ignorancia y estupidez al cambiar las palabras que dice la Torá (hechos 3:22-23, comparar con Devarim/Deuteronomio 18:19), hace una minúscula mención de una verdad (hechos 3:25), para después inyectar la mentira idolátrica (hechos 3:26) por su desconocimiento total de la Torá y los Profetas (véase Shemot/Éxodo 4:22 y Amos/Amós 9:7). Que pena tener que decir: Ieshu/Jesús, lejos de ser bendición, fue la peor maldición creada por la misma humanidad, aún cuando haya nacido de la nación judía, totalmente divorciado de sus deberes y de como un judío se comporta, FUE PEOR que cualquier gentil idólatra. Con referente a la bendición que el Eterno hizo a Avraham, gracias a Dios que existen los judíos, ya que si no fuese por ellos definitivamente hoy no conoceríamos nuestro pacto y herencia, realmente son de bendición (material y espiritual).

6ta aseveración falsa cristiana:
Gen. 12:7 la promesa hecha a la semilla de Abraham Gal. 3:16

Replica: El Eterno promete a Avram que dará la tierra (que en aquel momento se conocía como Cnaan/Canaán, hoy Eretz Israel) a sus descendientes (los israelitas). De verdad el pervertido de Tarso era bruto, ignorante o delirante, al decir la brutalidad que dijo (gal. 3:16).

7ma aseveración falsa cristiana:
Gen. 14:18 Un sacerdote de Melquisedec. Hebr. 6:20.

Replica: Malki-tzédek traducido, erróneamente (como si fuese nombre propio) Melquisedec, al español correctamente es: rey justo. Según el comentarista judío RaSH”I, el Malki-tzédek (de este pasaje) era Shem (el segundo hijo de Noaj, que aún vivía para ese tiempo). El único sacerdocio instaurado por Hashem es el de los descendientes de Aarón. El escritor del libro cristiano (mal llamado) Hebreos es un completo y falaz ignorante, ese libro debió llamarse Romanos (como el que escribió el perverso de Tarso). Vi mucha ignorancia y cero cumplimiento de nada.
Si aún se tiene dudas recomiendo leer: Ierushalaim, veamos la paz, No todos los errores son equivocaciones…, El des-orden de Malki-tzédek, Sacerdocio y Malki-tzédek.

8va aseveración falsa cristiana:
Gen. 14:18 un rey también. Hebr. 7:2

Replica: Digan lo que digan Ieshu/jesús no fue rey, ni gobernador, ni alcalde, ni concejal, ni juez, ni fiscal, ni director, ni profesor, ni asistente, ni siquiera barrendero ¿qué trabajaba Ieshu/Jesús? ¿Carpintero como su padre putativo? No le consta a nadie. Yo sospecho que fue un ocioso, y por el testimonio del Talmud se conoce que uno de sus crímenes fue la brujería (TB Sanhedrín 43a).

9na aseveración falsa cristiana:
Gen. 14:18 La última cena anunciada Mateo 26:26-29

Replica: No entiendo ¿cómo un gesto de cordialidad entre dos personas la asocian con otro evento completamente diferente? ¿será que después de la “última cena” ieshu/jesus le dio los diezmos a los discípulos o viceversa? ¿cómo inventan una aseveración solamente de la frase «sacó pan y vino»? el escritor de mateo no hizo la asociación ¿cómo después de pasar tantos siglos hacen una asociación tan disasociada? A esto le llamo: tomar algo derecho y torcerlo.

Anterior