Esto fue lo que nos paso

carlos-apertura

 

 

Nosotros los gentiles, noajidas, benei noaj, ateos, personas, o como nos quieran llamar, nos sentimos dichosos por al fin poder gozar y disfrutar de la vida.

Lo cierto del caso es que somos personas comunes y corrientes, de diferentes países, de distintos estados civiles, de variadas profesiones, de distintas personalidades que encontraron en el Gran Mundo Virtual un punto de encuentro; un sitio en que se nos acogió como un Hogar; y que a pesar de nuestras diferencias, se nos dio trato de iguales. Ese trato de Igualdad y Libertad lo empezamos a vivir de manera natural, sin regaños por nuestros comentarios ni con sentencias de que teníamos que pensar de tal o cual manera. Simplemente continuábamos visitando la página web, leyendo sus artículos (en especial los que se encuentran en el apartado “Empieza Aquí”), comentando los mismos y expresando nuestras opiniones, para que al poco tiempo empezáramos a vivir grados de bienestar que en pocos lugares físicos o virtuales se encuentran.

Al poco tiempo, empezamos a notar mejorías en nuestras vidas; ya que mientras se leía, se ponía en práctica lo leído. Eso dio un resultado asombroso: cada vez se era menos víctima del prejuicio infundado producto de añejas ideas religiosas heredadas, y menos temerosos de las circunstancias que la vida presentaba. Empezamos a asumir actitudes diferentes a las que teníamos frente a la Vida, y el Mundo empezó a cambiar para bien. No era que no pasábamos momentos difíciles, era que ya los atravesábamos con una visión y actitud diferentes, y eso dio victorias contundentes.

Pero el inicio no fue sencillo. ¿Qué inicio lo es? Todo era confuso y caótico porque no se entendía, porque la información era muy multitemática, porque lo que se leía iba en contra de las ideas religiosas que se tenían aunque se creyera libre de ellas, porque se ponía algún tipo de resistencia necia ante evidencias reales y actuales, porque se criticaba u ofendía ante un comentario que derrumbaba nuestra supuesta astucia, y así varios ejemplos.

Era tanta la información que se obtenía que no se lograba  procesarla correctamente. Era como una “saturación” de ideas en nuestra mente, imposible de asimilar de un solo golpe. Se nos indicaba que siguiéramos el orden natural de crecimiento examinando las lecturas iniciales que se encontraban en el apartado “Empieza Aquí”, pero poco caso hicimos, y refunfuñando lo intentamos.

Pero un bien día, no muy lejos de ese primer inicio, y luego de leer ese orden que se nos habían recomendado, se reveló La Verdad; nuestra propia Verdad. Éramos personas vacías sin herramientas para enfrentar nuestros propios dilemas; hinchados de prejuicios, religiones, dogmas, miedos, terrores, depresiones, impotencias, problemas que eran evidenciados en esos primeros comentarios que hacíamos. Utilizábamos nuestro teclado para comentar con iracunda malicia o con depresivo sometimiento, revelando una sencilla verdad: éramos incapaces de vivir, desaprender y aprender.

Pero otro buen día, no muy lejos del anterior, y luego de muchos artículos leídos primeramente en el apartado “Empieza Aquí” y luego los que continuamente de publicaban, empezamos a vivir lo que a mí me gusta llamar Un Despertar De Conciencia. Porque así fue, con-Ciencia. No fue con fe en nada ni nadie, ni con aceptación ciega de ninguna religión, rito, dios, salvador, biblia o libro sagrado; todo fue con la razón, el intelecto, el análisis, la comunicación, la investigación, a la que se le sumó la tolerancia, la paciencia, el desprendimiento desinteresado, la explicación amorosa y la caridad en altruismo que merece el que no sabe o entiende.

Hicimos práctica del viejo lema del Método Científico: “La prueba visual siempre va a ser la menos confiable”. Así pues nos dimos a la tarea de intentar ser lo más objetivos y analíticos posible, porque queríamos saber la verdad, y con ella poder disfrutar de nuestra existencia.

En cierto punto, y luego mucha prueba y el error, todo empezó a cobrar sentido, y la propia vida empezó a tomar su rumbo natural, sin que peleásemos contra ella o contra las circunstancias. No me gusta utilizar el término “cambio” o “conversión” porque no sustituimos nada de nuestra personalidad, aunque sí desaprendimos mucho de nuestras ideas y comportamientos. Tampoco nos convertimos en santos, o en algo parecido a religiosos de oficio. Sencillamente nos dimos cuenta quienes éramos y cual era nuestras obligaciones para con nosotros, con los demás y con la sociedad.

Todo cobró sentido, nuestro pasado y nuestro presente, nuestro comportamiento ante las circunstancias; y descubrimos que los problemas que habíamos generado en nosotros y en otros se debieron por ignorar lo referente a nosotros mismos en nuestra forma de actuar y pensar. Cuando aceptamos eso, y con sinceridad actuábamos con base en la solución que se nos proponía en esos primeros ensayos leídos, empezamos a experimentar grandes avances ya que nuestra nueva actitud era iniciar la Gran Aventura del Hombre: saber quien realmente ES, desaprendiendo quien se creía que era.

Así fue como paso. Y en el estado de recién nacidos nos encontramos. Descubriendo el mundo que se nos reveló ante nuestros ojos. Vamos explorándolo poco a poco y mientras más nos adentramos en él con una actitud diferente a la que teníamos y con la información correcta y ordenada, más inmenso vemos que es.

Fue así que paso mi querido lector, o tal vez fue así como a mí me pasó. Pero sea cual sea el caso, lo cierto es que te espero, solo un gateo más adelante, para que conmigo contemples el panorama que está solo a ese gateo más adelante.

 

 

 

15 pensamientos en “Esto fue lo que nos paso”

  1. Poético y uno de los mejores posts que hayas escrito. Cierto, somos bebés, a mí que me toca trabajar mucho con personas que apenas y están empezando a cuestionarse su base axiológica, veo día con día como es que la gran mayoría de la gente ve como algo sintético esos cuentos de profetas voladores y de divinidades crucificadas, pero ha sido tanto el miedo que les han metido desde que eran niños que no se atreven a cuestionar porque sino se van al infierno.

    Luego esos son los que siguen creciendo y asumen puestos en la política, en las empresas, dirigen sus hogares en el error pero tienen tanto miedo y les aterra tanto pensar diferente, que prefieren seguir viviendo en la mentira.

    Me gustó esa parte de descubrir el mundo por primera vez. Recuerdo cuando apenas comencé a redescubrir el mundo, la vida cambia para siempre porque ya uno ha visto la realidad, ya sabe que por más que quiera devolverse al EGO y a la Matrix, lo cierto del caso es que ya no puede, porque por más que se quiere engañar, en algún lugar del subconsciente ya se vio la luz y eso no se puede cambiar, se puede ocultar pero no se puede cambiar.

    Saludos a ambos!

  2. Gracias Felipe ¡¡ Me gusto mucho tu comentario .. ¡¡

    Me agradó mucho tambien que mencionaras esa reacción que tan normal es, pero tan dificil de aceptar tambien.

    Tenemos cierto temor natural hacia lo nuevo, lo desconocido, lo inexplorable; y en determinado momento vamos a querer devolvernos hacia lo que ya conocemos, hacia lo viejo, añejo y hediondo; hacia ese sub-mundo que fabricó nuestro EGO por que ahi creemos esquivocadamente que encontraremos confort y alivio, poder y control; narcotizados por las ideas fantasiosas de dominio sobre la realidad; EGO que nos desconecta de la Gran Realidad que ofrece el Nuevo Mundo.

    El Nuevo Mundo se ve muy enorme, atemoriza,y se vislumbra imponente; por que nos pone a trabajar con nosotros mismos y con lo que nos rodea; y no a vagar. Trabajar, experimentar, explorar esa nueva tierra para ganarse un espacio en ella y vivir concientes, libres del narcótico del EGO.

    No es facil nuestro camino; nadie dijo que lo era. Pero los primeros frutos de ese primer trabajo en el nuevo lugar son muy dulces..

  3. A mi me pasa tambien More. La oscuridad produce una sensación relajante. El problema de estar en la oscuridad es que produce sueño e inacción.

    Cuando uno se da cuenta que estar en lo oscuro o en las sombras, no es por que se desee relajación o descanso. Es que se prefiere para no enfrentarse a la vida o la luz; es decir “dormir para no vivir”.

    Hace algunos años, un buen amigo me indicó que tanto sueño no era de cansancio, era de deseo por no vivir.

    Es así, que uno de los primeros pasos para salir de ese sopor es aceptar que nos gusta vivir en la oscuridad para no enfrentar nada. Eso no es bonito e incomoda; y se pone miles de esucusas, pero la verdad es esa.

    En determinado momento se acepta la condición y se empieza a revertir ese deseo por morir.

    Ojala, y todos logremos mantenernos despiertos, en la claridad que da la luz.

  4. Luis por qué usted ha escrito eso? se siente usted ateo? usted dijo que se identificaba conmigo, pues le digo que sin Dios lo demás es palabrería…si decimos cumpliremos los siete preceptos del pacto de Dios con sus criaturas, acaso podemos decir también que hacemos las cosas sin tener fe en Dios?…

    1. Saludos Alex. En su orden la respuesta de su comentario:

      “Luis por qué usted ha escrito eso..?” R/. Por solicitud del More, con ocacion de una respuesta a un comentario suyo hecho en artículo anterior: http://fulvida.com/id-noajica/etica/ieada-primera-parte#comment-55028

      “..se siente usted ateo?..” R/. No me siento ateo, soy ateo. ¿Existe algun mandamiento para el gentil de no ser ateo?. Pero digame usted ¿se siente usted conciente de su identidad?

      “…usted dijo que se identificaba conmigo..” R/. Correcto, eso dije.

      “…pues le digo que sin Dios lo demás es palabrería…”
      R/. Mmmm.. no lo se mi amigo. Personalidades como Carl Sagan me inclinan a pensar que su idea esta equivocada. Tal vez la replantearía así: “”…pues le digo que sin ENTENDIMIENTO RACIONAL lo demás es palabrería…”

      “…si decimos cumpliremos los siete preceptos del pacto de Dios con sus criaturas…” R/. ¿a cuales criaturas se refiere? ¿conoce usted con las partes del “contrato noajido”? ¿fue un convenio unilateral o bilateral? ¿Dichas estipulaciones fueron pactadas entre seres pensantes y seres no pensantes tambien?

      Tampoco se a que se refiere con la frase “..si decimos que cumpliremos los siete..” Tal vez replantearía su frase así: “..si decidimos cumplir los siete…” ya que los mismos son un una obligacion del hombre que fue olvidada por la totalidad de la humanidad, a la que hay que retornar por una decisión personal. Los motivos de esa decisión puede ser muy variados y personales. Considero que el decir “los voy a cumplir” requiere necesariamente primero que se conozcan, analicen, se piensen, y se discutan para convencerse de su importancia y valor. Una vez que se convenza la persona de su valor, puede publica o privadamente, decidir y decir que los cumplirá.

      “..acaso podemos decir también que hacemos las cosas sin tener fe en Dios?…” R/. ¿cuando hemos hecho las cosas con fe en Dios? Por el rechazo de las obligaciones que como gentiles teníamos, la humanidad se sumergió en la ignoracia y creencia irracional de “fe en Dios”. Solo imagine por un minuto como hubiera sido la humanidad si no hubiese existido la Edad Media. Y a todo esto ¿donde esta la ley para el noajida que indique que se debe tener fe en Dios?.

Deja un comentario