Al márgen

(Por la recuperación de Yehuda Ribco y su querido hermano Efraim –Jaim- ben Bluma)

Estimados socios:

Repasando algunas enseñanzas y justamente cuando finaliza una etapa para nuestros hermanos de Israel, en la que nos muestran el valor de la verdadera libertad. Aquella que no es fácil vivir. Aunque tengamos a mano herramientas tan maravillosas como la Comunicación Auténtica Y el Arrepentimiento (T’shuvá). De igual forma, cuesta poco arreglárselas para echar a perder el poco tiempo de nuestra existencia, sepamos los “cómo” y los “por qué” o no. Es un hecho diario. Y me refiero a la constante compañía del EGO en cada persona.

A la par con saber de los arreglos de la página (también hermana) que conocemos como Serjudio.com, que le dan mucho trabajo a nuestro querido y Gran Maestro Yehuda. Digo mucho trabajo porque últimamente he aprendido algunos conceptos básicos de programación. Y  he podido fijarme en los diversos cambios a través de los años que ha permanecido el sitio. Desde la vista en HTML de las primeras versiones, hasta los últimos diseños preparados supongo con la ayuda de plantillas u hojas de estilo o algo más elaborado quizá. En fin.

Menciono lo anterior porque los recientes artículos que ha escrito el Moré, han sido en aquel aula virtual y esa ha sido una razón por la cual quizá, dejé de entrar a este hogar por un tiempo (al menos directamente ya que usaba el buscador de Sj y en ocasiones daba con Fv).

Sin embargo, entre los arreglos del sitio, hubo un día en que no estuvo disponible el “buscador” en SerJudio. Y esa fue una razón principal para venir directamente y poder utilizar el buscador de aquí, para aclarar algunos conceptos. Por dicha, no sólo encontré la información que buscaba, ya que además, me topé con decenas de hermosos artículos que nunca supe de su existencia. Escritos unos por el Profe Jonathan Ortiz y demás socios de este hogar, cada uno con su granito (perdón no mencionarlos a todos, ya que lo merece).

 

Para no alargarme más con ese tema, la razón principal de mis palabras es para tocar nuevamente el punto de buscar aquello indicado, aunque quizá en el lugar que no nos corresponde.¿Indicado? Sí, así es. Ya que si bien es el ideal que nutramos nuestra identidad con lo que SÍ nos corresponde y es bueno para nosotros. No cuesta tanto llegar al lugares que expongan temas relacionados con judaismo. Ya sea un hogar sagrado como mencionado anteriormente o Aish o Jabad u otro similar o los cientos de sitios con tintes comerciales, llenos de palabrería vacía y términos desconocidos pero que “sentidos” o “pensados” familiar,  por la misma razón. Israel.

Lo positivo, pienso, sería que en estos lugares explicasen bien el tema de la identidad Judía y la Universal (noájica, guer toshav, gentíl, etc) . Así quizá sea menos compleja la comprensión del material, y de ser necesario apartarse de la senda que no fue pactada con nosotros. SerJudio es la excepción, pero al no ser así, generalmente, es más fácil el tropiezo y más fuerte la caída (merecida o no).

Aunque como me pasó a mí,  quizá sí sea el espacio indicado para lograr retornar al lugar que me corresponde, quizá. Un lugar que igualmente está lleno de valores para aplicar en la vida cotidiana y sin menos conceptos complejos e importanes, pero ajenos a nuestra identidad universal (hablo de FULVIDA!).

De todas formas, no es mi interés criticar a nadie en especial. Al contrario, son bienvenidas las criticas, comentarios, preguntas o acotaciones al respecto.

 

Es que en estos días, posteriores a la liberación de Israel, de manos de Mitzraim y en que Moshé/Moisés enseña las leyes de Kashrut, donde reciben órdenes a seguir de Manos del mismísimo Creador, que son sólo para ellos. Podemos nosotros, también, aprender que en aquellas cosas complejas y ajenas, se esconde una verdadera enseñanza de humildad para nosotros los demás humanos que poblamos este planeta (gentiles).

Si vemos que el lavarse las manos, es beneficioso para preservar la salud nuestra y de nuestros hijos:

¡que esa sea la razón por lo que las lavamos!

Y no buscar rezos, palabrería o salmo alguno, que en vez de ser complemento, puede llevar de vuelta a la confusión o al caos del que se viene. No hay problema en agradecer por nuestras comidas, pero que no sea eso impedimento para disfrutar verdaderamente de nuestros alimentos o bebidas.

 

Mis buenos deseos para estos tiempos, donde muchos países y familias, se visten de negro por sus seres caídos a causa de los desastres de la guerra y los malvados líderes comandados por el EGO.

Que sepamos construir de verdad.

Si gusta, comparte-

 

4 pensamientos en “Al márgen”

  1. Muchas Gracias Dani!

    Siempre que alguien me pregunta sobre nuestra identidad noájida y sobre una fuente de estudio, mi primera respuesta es éste hogar y serjudío, lo que expresas es verdad, en la abundancia de información que arroja la red, hay cosas que sin ser todas malas, precisan claridad y la buena voluntad de permitir al otro brillar en su identidad propia. Un trabajo que aparte de dedicación a los temas de programación, han precisado de una persona conocedora de su identidad judía, y respetuosa y amorosa para con la noajida.
    Un regalo también para ser libres.

    Gracias además por esa lección con la que culminas tu escrito, la comparto plenamente, la simpleza llena de autenticidad, sin menosprecio por el justo lugar, eso también es humildad.

    Un abrazo!

      1. Eli! Un gusto. Gracias por la claridad y calidez de tus palabras.
        Quiere decir que me he dado bien a expresar ¿sabes?
        Antes no creería que podría escribir ago así de largo y que alguien lo entendiese.
        Todo gracias a la ayuda de grandes personas como ustedes, que puedo expresarme mejor y ser una mejor versión de mí.
        Pero soy consciente de que aún me queda camino por recorrer.
        Gracias nuevamente por darse ese <> de leer y comentar.
        Un saludo

Deja un comentario