No sabí­a

El trabajo, el transito, el periodico, la tele, tengo que ir a la radio, no va a salir el programa, no me queda tiempo para comer bien, no voy a volver a casa hoy, me quedo para terminar algunas cosas, tengo que visitar a este cliente, es muy importante, se me acaba el dinero de la semana, me toca la pastillita para el estomago, hacer cita con el medico, acompañar a mi mama al mercado, estar pendiente de lo que ocurre, oïr la cadena, no hay remedio, subirme al colectivo lleno de gente, ansiar un medio de transporte mas eficaz, cederle el puesto a la anciana que entro en el bus, levantarme con la luz del alba, mirar el crepusculo, que no dura mucho en el Ecuador, llamar por telefono a mi familia, celebrarle el primer añito a mi primo-sobrino, recibir a la familia en casa, porque vienen de lejos, visitar a mi familia de oriente, conectarme a hablar con mis amigos, saber que pasa en el mundo, hacer mi plegaria diaria, leer un buen libro, prestar un buen libro, asistir a tal o cual conferencia, asistir a tal o cual exposicion de arte, irme de paseo al interior del estado y conocer gente nueva, ir al recital de tal o cual cantante, escuchar un cd con buena musica, ver una peli, hablar con mi abuela, hablar con papa, salir al parque, buscar entre las jovenes a una probable novia, hablar con la muchacha que se sento a mi lado en el autobus, saludar a toda la gente en la oficina, hablar sobre el sentido de la vida con los amigos, celebrar una fiesta con los amigos, salir de noche de un sitio y pagar un taxi hasta la casa, acompañar a un amigo a declararsele a una muchacha, darle animos, jugar futbol con los chamitos de la cuadra, excursionar un parque nacional, meterse entre los sembradïos de caña aledaños a la ciudad, viajar a otro estado, conocer gente nueva, contar un chiste, escuchar un chiste, escribir un cuento, cantar con karaoke, pasarla bien en un mall, ¡que dificil!, jugar un juego en PC, hacerle un juego a tus primitos para que se queden tranquilos, hablar con tus tïos, ir a comprar algo en la bodega, pagar la luz de la casa, con la plata de tus padres, barrer tu cuarto, lavar los baños, barrer las hojas del patio, recortar las rosas, oler a la entrada de tu puerta el aroma de los jazmines, bañarte, lavarte las manos cada dos horas, mirar como cae un aguacero, aguantar el calor del tropico, mirar el arcoiris y pensar, y bendecir, y pensar, ¿en que pensar?, de donde venimos y hacia donde vamos, para que vamos, cual es la guïa, recurrir a la Torah, aprender de un maestro, recomendar a ese maestro, agredecer a ese maestro…

No sabïa que el ser humano puede hacer tantas cosas, puede ser tan versatil, puede dar y recibir tanto, puede generar tanto a su alrededor y percibir menos de lo que ha generado, ¿cuanta capacidad hay en un PC?, ¿cuanta capacidad tiene el ordenador mas potente del mundo?, no mas que nosotros, no mas que el ser humano, Bendito sea el Creador que nos ha hecho con Su inmensa sabidurïa, Bendito El que nos hizo perfectos en nuestra imperfeccion.

Un pensamiento en “No sabí­a”

Deja un comentario