Resp. 94 – Personas conflictivas

Shalom
Apreciado
More Ribco
Aqui estamos muy bien gozando de lo permitido y avanzando en este camino de luz. Todos le enviamos saludes, esperando que Ud. se encuentre bien al igual que su familia.

En la comunidad hay un señora que esta dañando con su mal comportamiento a otros en la comunidad, trayendo mentiras, y manipulando a otros con sus mentiras, ella esta destruyendo su hogar al separarse de su esposo, y está saliendo con una persona que estaba asistiendo a la comunidad, que se recomienda hacer con dicha persona.

More su orientación es muy importante para todos nosotros, disculpe tanta molestia. seguimos construyendo Shalom

que tengan un feliz Pesaj.
Identidad en Reserva

Shalom,
«¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Son varias las puntas para trabaja en el caso que nos presenta.

Lo que pasa en la relación matrimonial, no es cuestión de «otros», son ellos los que deben resolverlo, o padecerlo.
Los otros miembros de la comunidad, cualquiera de ellos, no tienen derecho a inmiscuirse, ni aconsejar, ni siquiera emitir opiniones. Deben permanecer al margen.
En caso de que la pareja solicite asistencia técnica, que sean los expertos los encargados de dar una mano experta en el asunto.

En cuanto a la presunta infidelidad conyugal de la señora. Tampoco es competencia de los miembros de la comunidad los asuntos í­­ntimos de la señora.
Si es absolutamente seguro de que está actuando infielmente, entonces alguna persona madura, serena, centrada podrí­­a indicarle que no es correcta tal conducta, que es una afrenta a todos los valores espirituales y que la señora debiera abstenerse de actuar de tal manera. Sin amenazas, sin alusiones a infiernos ni otras cosas. Una conversación entre personas adultas, o eso parece. Si la señora no admite su falta, que es grave, entonces podrí­­a ser pasible de ser excluida de las actividades públicas de la comunidad, aunque de ninguna manera se la puede dejar apartada o alejada de la contención y apoyo solidario del grupo.

En cuanto a la conducta de murmuraciones, habladurí­­as, chismes, etc.; ésta es una conducta que no es permitido tolerar ni soportar, por tanto, si se tienen pruebas fehacientes de esto, se la debe convocar a una reunión con el lí­­der la comunidad y dos personas adultas más, que sean de reconocida competencia moral. Se le debe amonestar seriamente por esta conducta y exigirle que termine de hacer esto.
En caso de continuar con su conducta nociva, deberá ser excluida de los asuntos de la comunidad, hasta que no recapacite, modifique su conducta y procure enmendar el daño que haya causado con sus acciones. Tampoco se deberá entrar en contacto personal con ella, aunque no se le debe negar asistencia o apoyo material en caso de necesitarlo.
Recordemos que las habladurí­­as son acciones sumamente perjudiciales, al punto de llevar a las mayores desgracias.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Moré Yehuda Ribco

 

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio,
léalas haciendo clic aquí­­.

Technorati Tags:

Un pensamiento en “Resp. 94 – Personas conflictivas”

Deja una respuesta