Resp. 194 – Construir con la palabra

Hagv nos consulta:

apreciable Moré Yehuda Ribco, tengo una duda,cuando alguien maldice a otra persona q conscuencias trae sobre de esa vida,o sobre la nuestra,ya q he visto q en la Tora,es muy importante la bendicion o maldicion, y en caso de haberla recibida o expresado como hacer para reparar el daño hecho gracias p
Horacio A. Garcia vazquez 34,empleado,mexico df

Shalom, «Bendito el que viene en el nombre del Eterno.» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

La persona debiera cuidar muy mucho lo que sale de su boca, tanto como lo que entra por ella, o por sus otros órganos de los sentidos.

Cuando una persona emite una «mala palabra», es decir «mal-dice», quizás desde Arriba le contesten «Amén» y esa maldición ocurra…
O quizás el que lo oyó quede influído, sugestionado, y haga realidad el asunto.
O tal vez quien maldijo se sienta culpable de pronto y se hunda en una espiral de actitudes reprochables y erróneas.
En fin, las posibilidades nefastas son muchísimas, no las enumeraré aquí.
Lo único que resalto es que debemos tener un estricto control de nuestras palabras.
Como dice el libro inspirado:

«La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto.»
(Mishlei / Proverbios 18:21)

Nunca podremos saber con exactitud el poder que las  palabras tienen para influir, para destruir, para construir. Por lo que, siendo sabios y precavidos, trataremos de hacer 
de nuestra boca un instrumento para la construcción de Shalom y no su contrario.

Por otra parte, cuando el malvado emite «maldiciones», en realidad en nada afecta al justo; pues desde Arriba revierten la tal maldición que recae sobre el transgresor.
Cuando esos pastores, falsos rabinos mesiánicos, y otros de semejante caterva insultan, eructan maldiciones, desde Arriba dicen: «Amén, que el doble de lo que tu le deseas al justo recibas tú».

En resumen, a construir Shalom, también con lo que hablamos.

Es un tema muy importante, que quizás seguiremos trabajando más adelante.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

 

Deja un comentario