Resp. 418 – Artes adivinatorias y Tora

alejandro_m nos consulta:

Buenas tardes Lic Ribco, tengo una duda que no he podido responder.
La Tora prohibe la practica de \»artes adivinatorias\», si incurrimos en ellas, seremos pecadores. Lo que trato de entender es si seremos pecadores por \»consultar espiritus\» (en este caso entonces existirian) o porque El creador juzga nuestra intencionalidad, es decir no existen dichas entidades y El Creador nos castiga por nuestra ignorancia (al creer en cosas que no existen) y por nuestra fe quebrantada.
Espero su pronta respue
alejandro de mercedes

Buen día.

Antes de responderle, algunas precisiones imprescindibles.

1- La Torá NO es patrimonio ni herencia de los noájidas.

2- Los 613 mandamientos de la Torá NO son para los noájidas, no lo fueron, ni lo serán.
Son mandamientos que Dios ha dado exclusivamente a los judíos.

3- Sería muy oportuno que busque en este sitio como hemos definido el término «pecar», para que no confunda los conceptos con las aberraciones que provienen del mundo idolátrico.

4- El Eterno NO castiga cuando uno actúa en contra de Sus mandamientos, sino que uno mismo se está procurando el dolor que la conducta errónea genera.
A eso no se le puede llamar castigo por quebrantar algo, sino la consecuencia lógica de un acto.

5- Las artes adivinatorias mencionadas en la Torá no son todas relacionadas con espíritus, algunas por ejemplo son observar el vuelo de las aves, revisar entrañas de animales, u otras sandeces que la mente desequilibrada ha fabricado como si fueran designios del destino.

Ahora, la respuesta.

El primer mandamiento para los noájidas es no adorar otros dioses que no sean el Uno y Único.
¿Eso significa que realmente existen otros dioses?
¡Por supuesto que no implica eso y por supuesto que no existen!
Pero, se prohíbe que la gente ande detrás de sus fantasías, de sus delirios, de sus deseos, de su ignorancia, de eso que creen que es una deidad pero que no tiene realidad.
Así mismo, los mandamientos (para los judíos, pero reglas muy apropiadas para los gentiles) que establecen prohibiciones acerca de consultar espíritus, invocar muertos, supersticiones varias, no significa que esas cuestiones existan realmente, sino que solamente hay gente confundida que cree que esas cosas existen.
Así pues, el Eterno nos previene de no andar detrás de huecas fantrasías que para algunos aparentan poder o superioridad.

Por otra parte, es obvio que los espíritus existen, ¿o acaso no estamos formados también por un plano espiritual, que nos sobrevive a nuestra vida terrena?
Además, es un hecho de que existen ángeles, algunos de los cuales son netamente espirituales.

Pero, de ahí a suponer que podemos entablar comunicación con espíritus, dialogar con muertos, tomar el té con espectros, etc., no es más que una suposición artificiosa.

El leal al Eterno anda con integridad con Él, sin evasiones a fantasías que terminan más pronto o más tarde por resultar perjudiciales.

Ahora, si ha comprendido hasta aquí todo lo que le he querido explicar, se podrá responder usted mismo al asunto de porqué «es castigado» quien incurre en mancias.
En un resumen: por vivir dependiendo de falsedades y no con integridad y confianza en el Eterno.
Por provocar desbalances en su plano espiritual, plano emocional, plano intelectual y tal vez en el social y físico.
Por llenar su alma de mentiras y caos, en lugar de luz y belleza que proviene del Eterno.

Espero que su próxima participación sea para ahondar su conocimiento y activismo en su porción que le dará vida y bendición esta vida y en la eternidad.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando


6 pensamientos en “Resp. 418 – Artes adivinatorias y Tora”

  1. qué sentido tiene adivinar lo que vendrá? (en caso que se pudiera hacer)
    qué sentido tiene consultar a un no vivo? (en caso que se fuese posible)

    nada más emocionante que abocarse a des-cubrir el sentido de la vida, entregarse a quitar las capas de ignorancia que revisten el significado de la vida.

    Quieres saber quien será tu pareja? buscala, y cásate.
    Quieres saber cuál será tu próximo trabajo? capacítate y sal a buscar.

    Analisemos bien lo que estamos haciendo ahora, sus posibles consecuencias y des-cubriremos qué estaremos haciendo, posiblemente, en cinco años.

    Vivamos con sentido de trascendencia, tiremos al piso la ignorancia que arropa a gran parte del mundo.

  2. Si bien es cierto que ninguno de los siete prohibe directamente las prácticas adivinatorias (digo directamente, porque sí es un derivado de «No idolatría»), también es verdad que que debemos ir más allá. Me refiero a no sólo obedecer el mandato «No matarás», sino además dar vida.
    ¿Qué clase de vida estoy dando si consulto a lo muerto? No se construye nada de esa forma ni doy vida de ninguna manera, sino todo lo contrario. Y la consecuencia lógica de seguir prácticas muertas espiritualmente, es morir espiritualmente también. Que como bien dice el Moré, no es un castigo sino la consecuencia lógica de las propias acciones.

  3. Al entrar al Noajismo experimentamos un lavado cerebral, que quiere decir  limpiarnos el cerebro de tantos datos equivocados que nos han incrustado; uno de los más recalcitrantes es la superstición.
    Qué farsa más tremenda el espiritismo!, y pensar que en la actualidad se engañan a bobos por el paradigma que «no creen ni dejan de creer».
    Me recuerda mi niñez que jugábamos a sorprender a más de alguno con cualquier cosa y al sacarlos del asombro les decíamos: » Así se engañan a los bobos con manteca de garrobo».
    * Garrobo-  tambien es llamada iguana.

Deja un comentario