Los Caminos

En “El Camino del Gentil Justo”, encontramos que hay dos caminos en el servicio a H’:

“Un camino es tuyo. El otro es mío. Tu viajas por el tuyo, yo viajo por el mío y en esto será encontrada la verdadera unidad: el Único Dios es encontrado a lo largo de ambas rutas porque el Único Dios proveyó ambas”. Las Leyes Noajidas determinan el camino que Dios entregó a los pueblos no—Judíos de la tierra.”

Ademas la función de cada una en el mundo:

“La diferencia primaria en el servicio del Israelita y del Noajida es que
el Noajida mira la existencia de la existencia, es decir, mejora el mundo, mientras que el Israelita mira la no-existencia de la existencia, es decir revela la Divinidad al mundo. Por supuesto, mejorando al mundo se revela Divinidad y revelando Divinidad automáticamente se mejora al mundo.”

Hay dos caminos, pero no podemos jugar a dos puntas. No hay medio judio, ni medio noajida.

Si nos decidimos por el Noajismo, bien, vivamos según el, profundicemos en el y mejoremos el mundo. Si nos decidimos por el Judaísmo, bien, hagamos lo que tengamos que hacer para serlo, de la manera legal, con todos los pasos que requiere y mejoremos el mundo.
Pero en el medio no hay nada más que decepción y confusión (ademas de usurpación).
No nos mejoramos ni podemos mejorar nada de nuestro mundo. En vez de traer luz traemos caos.

D-os quiera que sigamos fortaleciendo nuestra identidad dia a dia, y sigamos construyendo Shalom.

5 pensamientos en “Los Caminos”

  1. Unos pocos noájidas nos esforzamos, en mejorar la existencia de la existencia. Y vamos  mejorando nuestros comporamientos y teniendo más y más conocimeinto del noajismo.

    Es APROPIADO estudias al máximo de la 7 Mitzvot universales y sus derivados. Y sabiéndolas, aplicarlas a nuestros comportamientos .

    Pidamos por que nuestras familiar y amigos, abran su percepción de la realidad noájida y cambien para bien.

    Demos gracias a H’ y a los judíos que nos han conservardo y transmitido nuestro legado. Aplìquemos lo que sabes, haciendo lo apropiado y dejando de hacer lo inadecuado. Y cuando fallemos, hagamos teshuva/arrepentimiento.

    D’ bendiga a Israel y a sus sabios. Y fijémonos en que hicieron las personalidades noájidas y tomemos para crecer los buenos consejor de los judíos. Paz y amor.

Deja una respuesta