No somos una rama del judaísmo ni una secta moderna

El noajísmo y el judaísmo son dos caminos entrelazados con puntos de contacto, esos puntos en común son los siete mandamientos noájicos dados originalmente a Adam/Adán y a Noaj/Noé (a la especie humana en extensión), adicionalmente los judíos observan 606 mandamientos más los que fueron fundidos a los 7 en Sinaí con el concebimiento del pacto mosaico. Los judíos son también “bnei noaj” en el sentido de que descienden de Noaj/Noé, pero en el sentido técnico contemporáneo los judíos no son “noájidas” porque tienen un pacto de santidad particular con el Eterno Noajísmo (denominación moderna de un estilo de vida antiguo, seguido por los patriarcas hebreos) son los deberes monoteístas (monoteísmo en su forma prístina absoluta y en nada similar al islam mono-idólatra ni mucho menos al cristianismo trinitario) que en su forma básica implica observar los siete mandamientos noájicos devotamente bajo la normativa explicada y desarrollada por los sabios judíos. Existe un principio simbiótico entre el judío y el noájida, en dónde el primero (*el que vive su judaísmo a pleno), bajo su denominación tanájica/bíblica de “Luz de las naciones” es la guía, el maestro oportuno y pertinente para que el noájida enrumbe su camino espiritual, pero eso no implica que el noájida sea como un niño espiritual de pecho, sino que su proceso evolutivo espiritual, es un trabajo que requiere esfuerzos conscientes e inconscientes de si mismo. Noajísmo con su implicancia moderna no es sólo cumplir esos deberes básicos sino también regirse bajo el principio de la construcción de shalom (plenitud, estabilidad, armonía, paz verdadera y no falaz hueca), en cierto sentido esto amerita seguir el sentido positivo de los mandamientos que son esencialmente negativos (6 negativos y uno positivo). Negativo se refiere a no hacer o restringirse de algo, positivo implica hacer, movilizar esfuerzos conscientes e inconscientes por una tarea. Bajo la explicación anterior, se puede hablar del noajísmo en un sentido de movimiento por ser el modo de vida (desconocida por la mayoría de la humanidad) al que adhieren cierto grupo de gente contemporánea. Pero cabe deslindar que el 99% son noájidas, porque la identidad trasciende la limitación del desconocimiento y el ser noájida es primariamente biológico (aunque también espiritual/integral)-la misma palabra noájida indica universalidad: “descendiente de Noaj/Noé” es decir se remonta al ancestro común de la humanidad (noájida = a humano, aunque esta lectura suene controversial), pero apenas quizás un 0.001% de la humanidad son noájidas viviendo su noajísmo. Hasta aquí la explicación de que no somos una rama de los judíos y su judaísmo, ni una secta moderna, sino un movimiento, pero lo último a explicar al respecto es que este movimiento no es religioso, la palabra religión es inexistente en el glosario del noajísmo, es más la esencia religiosa en la antítesis de la esencia del noajísmo, y uno de los dictamines de los sabios, es que al noájida le esta prohibido implicarse, crear, innovar o promover una religión (aunque este basado en los siete mandamientos).

César Oncoy Bustamante

10 pensamientos en “No somos una rama del judaísmo ni una secta moderna”

  1. Interesante articulo. Es importante resaltar que aunque el noajismo no es religion ni secta, si brinda una adecuada espiritualidad(por llamarlo de algun modo) como ya se ha dicho tantas veces, es tan adecuada que con el paso del tiempo uno se da cuenta del error en que vivia. Me gustaria que otros camaradas compartieran su punto de vista, en cuanto a la espiritualidad del noajismo.

  2. Buen texto Cesar!

    Pakirri, personalmente, no me preocupo por algun tipo de espiritualidad noájida. En serio.
    Cada dia lo vivo sabiendo que las Siete Leyes son de origen Divino, y que al aplicarlas en cada una de mis acciones las posibilidades de exito serán mayores.
    Con el paso del tiempo he aprendido a dejar de pensar en cómo estaba viviendo antes del noajismo, y me dedico a hacer lo mejor con lo que tengo a mano. Es bueno contrastar, comparar, cotejar, pero avanzar en la identidad noájida es mejor aun.

    Sin temor a equivocarme, creo que una de las claves que ha dado exito durante milenios al pueblo judio ha sido el no dedicarse de manera infructuosa a espiritualidades, sino a estar en contacto con el mundo común y silvestre, a elevarlo, a sacar las «chispas» de espiritualidad que hay en lo material. No sé si me explico. Y lo mismo podria aplicarse a nosotros los noájidas.

    Es fácil ver que el patrón de busqueda de espiritualidad o religiosidad está presente en el noajismo. El cuidado que se debe tener es en no pensar en terminos religiosos o espirituales a la manera de las religiones. Si no, noajismo podria terminar siendo un hibrido, algo como un «judaismo noájico cristiano», y eso sí seria peligroso para el alma.

    Un abrazo!

  3. Noajismo: “Conjunto de deberes religiosos del no-judío”……..Tomado del libro “El Camino del Gentil Justo”

    “Los hijos de Noaj son correligionarios de los hijos de Israel. Son socios pacíficos que trabajan por mejorar el mundo y, por ello, cumplen con el Deseo Divino. Viéndose a sí mismo como Noajida, el Gentil es como el Judío en el sentido que es miembro de un linaje cuya hermandad (y no solo su religión) es sinónimo de su relación con D-s.” ”……..Tomado del libro “El Camino del Gentil Justo”

    Shalom!

  4. Bien, mientras cumpla los mitzvot noájidas, si que es hermano menor de los judíos. Pero hay que cumplir y esforzarse en aprender al máximo de las propias posibilidades, de todo lo relativo a la adoración al Eterno, el Di-s Único y Uno de Israel y de los noájidas fieles.

    El solo estudiar, y comprender no es suficiente. Hay que actuar cumpliendo los mitzvot, haciendo unas veces y otras absteniéndose de hacer. Primero con las Sheva Mitzvot, más la obligación de procrear apropiadamente, reproduciendo la especie humana (7 +1). Y luego ampliandolo, si se quiere ser más justo y honrar más a HaShem, y ameritar más para este mundo y el mundo venidero (Olam havá); pero ésto último es voluntario, lo obligatorio para todos los noájidas son los Sheva Mitzvot, y aun parece que la gran mayoria son flojos, y siguen con idolatrías y creando el caos al no cumplir los Mandamientos Unversales y así va el mundo.

    Suerte que los judíos, si adoran al Eterno apropiadamente, y cumplen sus mitzvot, cuando menos un grupo, se ha mantenido siempre fiel, y esto desde el ancestro hebreo Abraham, seguido por Ytzak, y más tarde por Yacob, y por sus descendientes hasta Moshé, y luego ampliaron su cumplimiento al Miniam HaMitzvot, y recibieron y se adhirieron a la Torá (Unica, escrita y oral), y aceptaron como pueblo cumplir los 613 mandamientos, y estudiar, aplicar y escribir la Torá para sus descendientes.

    Los gentiles, por nuestra parte, en nuestros ancestros nos hemos manifestados bastante flojos. Este es el motivo, por el que HaShem en su sabiduria, entregó al Pueblo Judío, los Sheva Mitzvot en el monte Sinaí (juntamente con la Torá y con los Aseret HaDivrot), pues sabía perfectamente que los judíos recepcionarían y preservarína los mitzvot universales, y que nos los transmitirían adecuadamente en el futuro, que es lo que llevan haciendo unos años (por mérito de la misericordia de HaShem y de los judíos piadosos que han conservado y ahora sin obligación y por amor y misericordia nos revelan nuestros mitzvot universales).

    Y tiene gran mérito, y debemos agradecerles, que nos hayan preservado nuestro legado, del Pacto Noájico y nos enseñen y nos digan lo pertinente conforme a la Halajá. Pues lo gentiles, nos hemos dejado de transmitir oralmente, los mitzvot de las naciones. Solo se continuó, la transmisión hasta Abraham y luego a su tribo y descendientes, en Ytzak, y en Jacob (sus descendientes y tribus). Y así les llego oralmente, hasta Moshé y Aarón, y a los descendientes de jacob y la muchedumbre que sea adhirió a Israel, saliendo de Egipto (conversos). Y todos, como pueblo aceptarón la Torá, y se manifestaron fieles a cumplir sus mandamientos e hicieron pacto con HaShem (todo el Israel de entonces y el presente y futuro).

    Gracias, hemos de dar a HaShem, y al pueblo judío, que ha preservado nuestro legado, del cual «repito», nuestros ancestros se han manifestado flojos y faltos de cumplimiento, faltos de deseos de profundizar en el cumplimiento y faltos incluso de hacer la transmisión oral generacionalmente. Amen.

  5. Tal como aclara el moré, solo hay 7 mitzvot universales, o leyes noájicas universales obligatorias para los no judíos. Las cuales algunos pocos, menos del 0’0001 hemos adoptado el noajismo, fiel a HaShem.

    Y esto no me extraña, pues la humanidad, no judía nos hemos demostrado repetidamente flojos, en hacer la voluntad de Di-s, tal como nos la ha revelado por medio de LOS PROFETAS DE LA VERDAD, los cuales que yo sepa se mencionan TODOS EN EL TANAJ.

  6. Claro, pero si acaso Noaj no fue Profeta, cuando supo por revelación de Di-s los Siete Mandamientos Universales y supo como tomar las animales puros e impuros y contruir el Arca. Que no haya constancia escrita de ello, no quiere decir que Noaj no hablara con Di-s.

    Solo que la tracidión casi se perdió, pero no del todo, pues de algún modo llego hasta Abraham (noájida), y Jacob también habló con Di-s (noájida).

    Moshé mismo hablo con Di-s, antes de la revelación el monte Sinaí (hasta ese momento el y todos los hebreos, más la multitud que salio de Egipto que eran no hebreos, también son noájidas).

    Los profetas de Israel no tienen que ver con nosotros, pues OPINO QUE EN ALGUNAS COSAS SI, pues algunas de sus enseñanzas nos conciernen. Solo, que no podemos estudiar, esas partes solo, porque carecemos de base, para entenderlas adecuadamente y tenemos mucho riesgo de interpretar mal, y en vez de crecer espiritualmente. Los mismos Salmos de David, alabanzas a Dios, para entonar, son obra de David, que también hablo con Dios, alguna que otra vez, si no he entendido mal.

    Y lo que se le reveló a Moshe rabenu, todos nuestros MANDAMIENTOS, acaso Moshé no es profeta, lo es y el principal.

  7. Nuestros ancestro, pobrecitos no fueron muy constantes, pues dejaran de cumplir varios de los preceptos (si no todos), y dejaron además de transmitírnoslos; así, mis padres biológicos, no tuvieron conocimiento de los SIETE MANDAMEINTOS UNIVERSALES.

    Creo que Adam habló también con Di-s, no se si lo que le dijo, de poner nombre a los animales y todo eso no es también profeta, o como definirlo. Tal vez nos lo diga el moré, para las dudas.

Deja un comentario